La angustia de la reina Sofía y su familia: el Palacio de Tatoi, acechado por el fuego
  1. Casas Reales
ALERTA ROJA

La angustia de la reina Sofía y su familia: el Palacio de Tatoi, acechado por el fuego

Los incendios en Grecia están devorando todo a su paso, sin distinción. La situación en el recinto de Tatoi, donde se crió la reina Sofía, es crítica. Peligra gran parte de su patrimonio

placeholder Foto: La reina Sofía, en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Sofía, en una imagen de archivo. (EFE)

El fuego es poderoso, destructor y no distingue si una propiedad es real, si atesora en su interior documentos de gran valor histórico o si toda una reina como doña Sofía ha pasado los años más felices de su infancia y adolescencia dentro de sus paredes. Todo esto lo cumple el Palacio de Tatoi, en el que la familia real griega tiene los ojos puestos en las últimas horas, ya que está completamente cercado por el fuego que asola buena parte de Grecia. A estas horas, según las autoridades, la situación es absolutamente crítica, por lo que las próximas horas son claves para ver el alcance de los daños.

De momento, según las informaciones que llegan, el fuego ha alcanzado el recinto donde se encuentra el cementerio real. Es decir, el lugar donde están entrerrados los reyes Pablo y Federica de Grecia, los padres de doña Sofía. Y se teme que los equipos que están trabajando en la zona no puedan evitar que entre al interior del propio palacio. De ahí que hace unas horas, la Ministra de Cultura, Lina Mendoni, ordenara hacer una transferencia gradual y preventiva de muchos de los artículos que se encuentran en la propiedad, que van desde coches hasta carruajes, obras de arte y muebles. Y todos ellos con gran valor histórico, que en este caso preocupa más que el económico.

placeholder El fuego en los alrededores de Tatoi. (EFE)
El fuego en los alrededores de Tatoi. (EFE)

La angustia de la familia real griega se da por segura. De hecho, el rey Constantino había conseguido reunir a buena parte de su familia para pasar unos días de vacaciones. Y aunque se alojan en Porto Heli, al sur del país, el príncipe Nicolás, que vive en Atenas habitualmente, no ha dudado en acercarse hasta Tatoi para seguir la evolución del incendio y atender a los medios, a los que pudo confirmar cómo algunas de las pertenencias de sus antepasados, como los uniformes oficiales de su padre, su abuelo o su tatarabuelo, el rey Jorge I.

placeholder El príncipe Nicolás, durante su intervención ante los medios.
El príncipe Nicolás, durante su intervención ante los medios.

Se da la casualidad que el pasado febrero se daba luz verde a un ambicioso proyecto para devolver al palacio el esplendor del que gozaba hace décadas, cuando era la residencia de la familia real griega, antes de que le fuera expropiada tras el establecimiento de la república y la expulsión de Constantino y su familia del país. Gracias a este proyecto, el palacio se iba a convertir en un museo con las históricas posesiones de la familia, y otros de los edificios de la finca en un spa y un lujoso hotel de cinco estrellas. Además, el enorme terreno, de 4.500 hectáreas se había resideñado para albergar pistas de tenis, restaurantes y tiendas.

Fue precisamente al comenzar los trabajos de limpieza y reacondicionamiento cuando se encontraron multitud de objetos empaquetados en cajas apiladas que se alzaban hasta el techo. Entre los muebles de la época, lámparas, alfombras y diversas obras de arte, se hallaron documentos, fotografías, juguetes y algunas cajas de vino de los años cincuenta que fueron transportados a un área de almacenamiento moderna para su limpieza y restauración. Además de muebles, artesanías y textiles, también salieron a la luz un total de setenta maletas y baúles que se cree pertenecen a la reina Federica, reina consorte de Grecia de 1947 a 1964 y abuela materna del rey Felipe VI

placeholder Homenaje al rey Pablo de Grecia, con toda la familia. (EFE)
Homenaje al rey Pablo de Grecia, con toda la familia. (EFE)

Habrá que esperar ahora a valorar todos los daños causados por el fuego para ver si el proyecto sigue siendo viable, si se han podido preservar del incendio los históricos objetos de la familia o en cuánto se estiman las pérdidas. Seguro que mucho más grandes en cuanto al sentimiento que en cuanto al valor puramente económico.

Reina Sofía Constantino de Grecia
El redactor recomienda