Charlène, la guerrera africana: la imagen más impactante de la princesa de Mónaco
  1. Casas Reales
PRINCIPADO DE MÓNACO

Charlène, la guerrera africana: la imagen más impactante de la princesa de Mónaco

En medio e los rumores de crisis matrimonial, la esposa de Alberto de Mónaco ha mostrado la que posiblemente sea su imagen más rompedora (superando su rapado)

Foto: Charlène de Mónaco, en una imagen de archivo. (EFE)
Charlène de Mónaco, en una imagen de archivo. (EFE)

Han pasado diez años desde el enlace entre Alberto y Charlène de Mónaco. Durante esta última década, no recordamos un caso dentro del mundo royal como el de esta pareja, a la cual ha perseguido sin descanso el rumor constante de crisis matrimonial que hoy revive con fuerza tras la larga estancia de la princesa en Sudáfrica.

A pesar de ello, Charlène, que ha tratado de desmentir una y otra vez esta crisis, hace oídos sordos y no se descentra a la hora de reivindicar causas muy importantes para ella.

Foto: Charlène y Alberto, en su boda. (Getty)

Si la princesa de Mónaco tiene acostumbrados a todos a generar rumores de distanciamiento con su marido o con familiares de este debido a su peculiar forma de ser y de mostrarse en público, también es una fuente constante de rompedores e impresionantes looks que suelen impactar por lo poco habituales que son dentro del mundo de las realezas.

placeholder Charléne y Alberto de Mónaco. (Getty)
Charléne y Alberto de Mónaco. (Getty)

A finales de 2020, Charlène de Monaco se presentó en acto prenavideño junto a sus hijos con un look que ocupó las portadas de las revistas de todo el mundo. Cercano al mundo Mad Max o al punk (el peinado dio para varias tesis estilísticas), la esposa de Alberto de Mónaco, el peinado rapado por ambo laterales de su cabeza que lució cuando asistía a la tradicional ceremonia del árbol de Navidad en el Palacio de Mónaco, como parte de la temporada navideña en el país de la Costa Azul no pasó desapercibido.

Cuando todo parecía insuperable, Charlène ha vuelto a sobrepasar sus propios límites Una vez más, la princesa ha logrado mostrar una imagen de sí misma más rompedora y radical que cabe. Esta vez, lo ha hecho al compartir varias fotografías en su cuenta de Instagram. En una de ellas, se muestra en Sudáfrica, vestida como una guerrera africana y con un marcado contorno oscuro alrededor de sus ojos. En la foto, en blanco y negro, la madre de Jacques y Gabrielle señala con el dedo hacia la cámara, captando, con una mirada penetrante, un look tremendamente atrevido y una actitud desafiante, al espectador que la observa.

Esta vez, su intención no ha sido otra que lograr que se hable de una causa por la que quiere luchar: la protección de los rinocerontes. Charlène ha pretendido con esta imagen, remover conciencias y pedir una donación: "¡El cuerno de rinoceronte no es genial! Unámonos bajo mi iniciativa #ChasingZero y pon fin a las atrocidades que ponen en peligro nuestra preciosa vida silvestre", ha escrito en sus redes sociales. Su iniciativa ha generado todo tipo de reacciones. Muchos han alabado su generosidad al prestar su imagen para una causa ecológica como esta, pero otros la han criticado por entender que su cometido no es este y que se aleja de las funciones que realmente le corresponden: "Ven a casa con tus hijos" o "¡Piensa en tus hijos y vete a casa!" han sido algunos de los comentario que algunos de los usuarios han dejado por escrito debajo de la publicación de la princesa.

Los últimos acontecimientos surgidos en este 2021 no han ayudado a silenciar dichos rumores. El hecho de que Charlène lleve desde enero sin aparecer públicamente en el Principado y que además se encuentre desde abril en Sudáfrica, ha aumentado las sospechas de todos los que creen que la crisis entre ella y su marido es un hecho del que, constantemente, se intenta desviar la atención. Además, ella misma ha confirmado a principios de este mes en la cadena de radio South Africa 702 que permanecerá allí hasta octubre, algo que no ha ayudado a que dicha sospecha desaparezca. "Inicialmente, estaba previsto que estuviera aquí 10 o 12 días, pero tengo un problema de salud en mis oídos y los médicos han encontrado que tengo una infección ORL. Algo que necesita tiempo para curarse".

Fue la revista alemana 'Bunte' la que se atrevió a asegurar en su portada de mediados de julio que el distanciamiento físico entre Alberto y Charlène era también sentimental y que el tema del divorcio se estaba negociando. La propia princesa se apresuró a negar dichas informaciones, asegurando que "Alberto está siendo mi Roca en estos momentos tan difíciles".

placeholder La princesa de Mónaco con el pelo rapado.  (EFE)
La princesa de Mónaco con el pelo rapado. (EFE)

Mientras tanto, La vida pública de Alberto de Mónaco no se ha detenido en estos meses. A mediados de julio se dejó ver con sus hijos, los mellizos Gabriella y Jacques, disfrutando de un día muy marinero, mientras sorteaba con esta imagen natural y familiar, los rumores de crisis con su esposa. Para el príncipe, que sus hijos de 6 años no noten en exceso la ausencia de su madre, es en estos momentos su máxima prioridad. Y es que, según desveló la propia princesa, la separación de la familia a la que supuestamente está obligando su problema de salud, está resultando muy difícil para todos.

Mónaco
El redactor recomienda