Hablamos con Berasategui de los detalles de la visita de los Reyes y el covid que ha sufrido
  1. Casas Reales
CASA REAL ESPAÑOLA

Hablamos con Berasategui de los detalles de la visita de los Reyes y el covid que ha sufrido

El chef ha llegado a estar muy mal aunque ya se encuentra mucho mejor. Se siente muy agradecido por la presencia de la familia real en su restaurante mallorquín

Foto: Felipe y Letizia con sus hijas en Mallorca. (EFE)
Felipe y Letizia con sus hijas en Mallorca. (EFE)

Este martes los Reyes y sus hijas volvían a repetir una salida familiar en las noches de Palma. Esta vez doña Sofía no se unió al grupo como sí hizo el sábado pasado. Ese día, una vez que Felipe VI presidió la entrega de los premios de la Copa que lleva su nombre, se reunieron para cenar con la abuela real, la princesa Irene, la princesa Tatiana Radziwill y su marido, el doctor Fruchaud. Una manera de visibilizar y dar normalidad a la relación de las nietas Leonor y Sofía con su abuela. Las apariciones públicas con la reina emérita no son habituales y de ahí que la puesta en escena fuera ese sábado la guinda de una estancia breve en la isla.

Antes de iniciar las vacaciones privadas que podrían haber comenzado este mismo miércoles, los Reyes y sus hijas hicieron una nueva salida que certificaba que aún no había dado por finalizado su estancia en el recinto de Marivent. El rey Felipe eligió el Txoko de Martín, el nuevo restaurante que Martín Berasategui abrió hace unos meses en la plaza del Pont, en pleno centro de Palma. Esta vez la reunión gastronómica se redujo exclusivamente a la unidad familiar de padres e hijas. La reserva se hizo ese mediodía y no hubo medidas excepcionales salvo las propias de seguridad con el recorrido habitual que hacen los escoltas y los perros cada vez que la familia acude a un lugar público. El Rey tampoco quiso utilizar uno de los comedores privados, sino que cenó a la vista del resto de comensales. Algunos de los clientes incluso no se percataron de la presencia de la familia hasta que no salieron del local y vieron a los fotógrafos en la puerta.

placeholder Letizia y sus hijas en la noche mallorquina. (EFE)
Letizia y sus hijas en la noche mallorquina. (EFE)

Los Reyes y sus hijas se dejaron aconsejar entre las muchas ofertas de una lista marcada por las especialidades del cocinero doce estrellas Michelin. Un menú donde no faltan las lascas de paleta ibérica de bellota, los tomates aliñados con anchoas y ventresca, el tartar de solomillo “el que come Martín”, el tataki de atún rojo con ensalada de nabo y alga wakame o el pescado de la lonja a las tres vueltas. Una carta con productos naturales del mar y de la huerta que tanto gustan a don Felipe y sus hijas y que nada tiene que ver con la sopa de acelgas que aparecía en el reportaje navideño que distribuyó en su día la Casa Real.

En las Baleares hay restricciones sanitarias y los locales de ocio deben cerrar antes de la una de la madrugada, así que los Reyes y sus hijas dieron por finalizada la cena antes de medianoche. Ha sido la última salida que da por cerrado el verano real de Palma.

Efectos del covid

Este mismo miércoles, la cuenta de Instagram del restaurante Berasategui daba las gracias por la visita a la familia. Este año el cocinero no ha podido acudir a su cita anual con la Copa del Rey como embajador de la firma BMW y así lo contaba para Vanitatis: “He estado mal, muy mal porque me afectó a los dos pulmones. Tuve coronavirus y ya estoy en proceso de recuperación, gracias a que estaba en plena forma. Siempre he hecho mucho deporte y me cuido”. Con sentido del humor añade su frase mágica: “He tenido que hacer triple garrote”.

En cuanto a la visita de Felipe VI al Txoko afirma que “lo único que puedo decir es que estoy muy agradecido. Tengo mucho aprecio a la familia real. Siempre han sido muy cariñosos conmigo y los quiero y respeto. Es una suerte tener gente así en nuestro país. Me siento muy orgulloso de su cariño”

No solo el rey Felipe es un entusiasta de la cocina de Berasategui. Don Juan Carlos era uno de los fijos de su restaurante en Lasarte-Orio. La última vez fue en 2019 y acudió con la infanta Elena. En esa ocasión, disfrutaron del Gran Menú Degustación 25 aniversario elaborado por el gran cocinero para festejar el aniversario del restaurante inaugurado en 1 de mayo de 1993.

Martín Berasategui recibió en mayo pasado la medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, de mano de Felipe VI en una ceremonia que se celebró en el palacio de El Pardo. Emocionado relataba así ese día a Vanitatis: “Esto demuestra que todo es posible, que siempre hay objetivos que pueden lograrse. Para mí lo de hoy ha sido un gran orgullo por haber estado a las expectativas que los demás tenían puestas en mí. Tengo que dar las gracias a mis orígenes, a mis amigos, a mis maestros y maestras. Trabajar y no rendirse es la forma que me han enseñado mis padres y la forma de ser que tendré toda mi vida. La presión es un privilegio, no hay que huir de ella. Yo la llamo respeto al cliente. Es, simplemente, trabajar para lograr la excelencia que merecen los clientes. Es lo que sabemos hacer los que transportamos felicidad”.

El redactor recomienda