Elegancia, niños y un desmayo: el bautizo de Julian, hijo de Carlos Felipe y Sofía de Suecia
  1. Casas Reales
este sábado en el palacio de drottningholm

Elegancia, niños y un desmayo: el bautizo de Julian, hijo de Carlos Felipe y Sofía de Suecia

A mediodía comenzaban a llegar los invitados al que es el primer bautizo royal después de la pandemia del coronavirus

Foto: La familia real sueca en su posado oficial por el bautismo del príncipe Julian. (CP)
La familia real sueca en su posado oficial por el bautismo del príncipe Julian. (CP)

A mediodía comenzaban a llegar los invitados al bautizo de Julian, el tercer hijo del príncipe Carlos Felipe de Suecia y Sofía. El pequeño ha recibido las aguas bautismales a las doce del mediodía en la Capilla Real del Palacio de Drottningholm. Los primeros en llegar al acto han sido los padrinos, Johan Andersson, Stina Andersson, Jacob Högfeldt, Patrick Sommerlath, primo de Carlos Felipe, y Frida Vesterberg. Nerviosos, sonrientes e impecablemente vestidos, han observado a las cámaras que se encontraban a la entrada de palacio. Las imágenes resultantes de los fotógrafos también han registrado momentos divertidos como las miradas y los saltos de la princesa Leonore, hija de Magdalena de Suecia, que ha asistido al bautizo de su sobrino con un vaporoso y veraniego vestido azul estampado y con volantes. Lo cierto es que entre los 80 invitados no faltaban niños precisamente.

Pero la imagen más destacada, antes del acto religioso en sí, ha sido la del desmayo de un miembro de la Guardia Real que, afectado por el calor sofocante, se ha caído al suelo poco antes de que todo comenzase.

placeholder El soldado desmayado antes del bautizo del príncipe Julián.(CP)
El soldado desmayado antes del bautizo del príncipe Julián.(CP)
placeholder Momento en el que atendieron al guardia. (CP)
Momento en el que atendieron al guardia. (CP)

Más allá de la anécdota del soldado, que al parecer se ha recuperado del desmayo, las miradas se han centrado en Sofía de Suecia, que ha bautizado a su pequeño con un vestido de color crudo con flores bordadas. Ella ha sido la encargada de sostener al pequeño en brazos mientras recibía las aguas bautismales de parte del obispo Johan Dalman y el pastor Michael Bjerkhagen, los encargados de oficiar la ceremonia. Cuando el pastor ha alzado al bebé, los padres han mirado orgullosos a Julian, que llevaba puesto el clásico batón de cristianar de 1906 que ha llevado toda su familia, empezando por su abuelo, para esta liturgia.

placeholder Una imagen del bautizo del pequeño Julián de Suecia, bajo la atenta mirada de sus padres.(CP)
Una imagen del bautizo del pequeño Julián de Suecia, bajo la atenta mirada de sus padres.(CP)

Johan y Stina Anderson, pareja muy amiga del matrimonio, han sido otros de los primeros invitados en llegar, junto a Frida Vesterberg, fundadora de la ONG Project Playground con Sofía de Suecia. También, como decíamos, Magdalena de Suecia, su marido Chris O'Neill y sus hijos. Para la princesa, residente en Estados Unidos, este ha supuesto el reencuentro con su familia tras año y medio sin poder salir del país debido a las restricciones impuestas por la pandemia del covid.

placeholder Magdalena de Suecia dirigiéndose a sus pequeños en el bautizo del príncipe Julián. (CP)
Magdalena de Suecia dirigiéndose a sus pequeños en el bautizo del príncipe Julián. (CP)
placeholder Magdalena de Suecia posando con sus hijos durante el bautizo del príncipe Julian.(CP)
Magdalena de Suecia posando con sus hijos durante el bautizo del príncipe Julian.(CP)
placeholder Victoria de Suecia con su marido y sus dos hijos. (CP)
Victoria de Suecia con su marido y sus dos hijos. (CP)

Victoria y Daniel de Suecia con sus hijos, los príncipes Estelle y Oscar, han sido los siguientes en entrar en la capilla para ocupar sus respectivos asientos. Dentro del recinto estaban ya los hermanos de Julian, Gabriel y Alexander de Suecia. Hay que destacar también que, en representación del Gobierno también se encontraba el viceprimer ministro, Morgan Johansson. A estos invitados hay que sumar más de una veintena de familiares que no han querido perderse la ceremonia, que ha durado un total de 45 minutos.

placeholder La elegancia de tres de los padrinos del bautizo de Julian de Suecia.(CP)
La elegancia de tres de los padrinos del bautizo de Julian de Suecia.(CP)

Hay que señalar que los detalles se han cuidado al máximo. Por ejemplo, el agua que se derrama sobre el pequeño procede de una fuente de Öland. La tradición de Öland se remonta al bautizo de Victoria, heredera al trono. Otro dato tiene que ver con el altar, que se ha decorado con flores y la corona del príncipe Federico Adolfo de Suecia, con más de 250 años de antigüedad. La de la exhibición de alguna corona es otra de las tradiciones que siempre cumple la familia real sueca.

placeholder Magdalena de Suecia con su hija, a la entrada de la capilla donde se celebraba el bautizo de su sobrino Julian.(CP)
Magdalena de Suecia con su hija, a la entrada de la capilla donde se celebraba el bautizo de su sobrino Julian.(CP)

Como también manda la tradición, antes de la ceremonia ha tenido lugar un desfile de la Guardia Real. También es clásico el saludo de 21 disparos desde Skeppsholmen, en el centro de Estocolmo, una vez que finaliza la liturgia. Tras este, los invitados y la familia real sueca suelen dar un paseo para saludar al público y agradecer las muestras de cariño. Una vez finalizado dicho paseo, se espera un posado para la prensa acreditada.

placeholder Oscar, el pequeño hijo de Victoria de Suecia, otro de los muchos niños presentes en el bautizo de Julian.(CP)
Oscar, el pequeño hijo de Victoria de Suecia, otro de los muchos niños presentes en el bautizo de Julian.(CP)
placeholder Posado de Carlos Felipe y Sofía de Suecia con sus tres hijos a la salida de la capilla donde ha sido bautizado Julian.(CP)
Posado de Carlos Felipe y Sofía de Suecia con sus tres hijos a la salida de la capilla donde ha sido bautizado Julian.(CP)

Lo que no se producirá, al contrario que en otros bautizos de la familia real sueca, será la retransmisión en directo de la ceremonia o la recepción posterior. Lo más cercano que podremos ver será un resumen del bautizo este domingo a través de la televisión pública de Suecia.

Suecia
El redactor recomienda