Carlos Felipe y Sofía de Suecia, el cuento de la princesa que no se convirtió en rana
  1. Casas Reales
CASA REAL SUECA

Carlos Felipe y Sofía de Suecia, el cuento de la princesa que no se convirtió en rana

Este sábado se celebra en Estocolmo el bautizo del nieto más pequeño del rey Carlos Gustavo. Pero habrá otra protagonista, su madre, la princesa Sofía

Foto: Sofía y Carlos Felipe. (EFE)
Sofía y Carlos Felipe. (EFE)

El príncipe Julian de Suecia reunirá este sábado a toda su familia -paterna y materna- para una fotografía que no se da desde hace tres años. El motivo, su bautizo, que tendrá lugar a las 12 de la mañana en la iglesia del castillo de Drottningholm. Será una cita un tanto atípica, puesto que, por primera vez en 44 años, el bautismo de un miembro de la familia real no se retransmitirá por televisión. Además, será el primer nieto de Carlos Gustavo que ha nacido -y, por tanto, se bautiza- sin recibir el tratamiento de Alteza Real. Sí habrá las 21 salvas tradicionales y el pequeño llevará el mismo vestido de cristianar que su padre, sus tías, sus hermanos y sus primos.

Los invitados llegarán desde las 11 de la mañana a la iglesia. Se espera a toda la familia Bernadotte, así como a la familia Hellqvist, además de otros invitados sin lazos familiares. Y por supuesto, los padrinos, en este caso cinco, incluido Patrick Sommerlath, sobrino de la reina Silvia. El gran protagonista del día, Julian, llegará poco antes del mediodía en brazos de sus padres. Y aunque será la gran atracción y los fotógrafos están deseando tener una imagen del nieto del rey Carlos Gustavo, no será la única estrella de la jornada. Su madre acaparará buena parte de las miradas. Sofia Hellqvist es -a ojos de la prensa sueca- la princesa perfecta... Pero no siempre lo fue.

placeholder La princesa Sofía, en una imagen de archivo. (Getty)
La princesa Sofía, en una imagen de archivo. (Getty)

La ahora princesa entró en el clan de los Bernadotte con todo en su contra, sobre todo su pasado. Durante su juventud, Sofía trabajó como modelo de ropa interior y participó en un reality show, 'Paradise Hotel', para encontrar pareja. Con ese currículum, fueron muchos, incluida su familia política, los que pusieron en duda su idoneidad para convertirse en princesa. Además de que fuera conocida por su vida laboral, también tenía en su contra el hecho de que Carlos Felipe hubiera dejado a su anterior novia por ella. Son cosas que pasan, pero es que en este caso la ex, Emma Pernald, era también una de las mejores amigas de la princesa Magdalena. Así que no la recibió con los brazos abiertos precisamente.

Tampoco es que su relación fuera un camino de rosas, ya que a Carlos Felipe le costaba dar un paso al frente y defender su relación. Sofía tuvo que darle un ultimátum para defendiera lo suyo frente a su familia. Afortunadamente, funcionó. En junio de 2015, la pareja cumplía su sueño y se daba por fin el 'sí quiero'. Desde ese momento, la princesa empezó su metamorfosis, siendo ahora, seis años después del enlace, uno de los miembros más respetados de los Bernadotte, sino el que más.

placeholder Carlos Felipe y Sofía, en una imagen de archivo. (EFE)
Carlos Felipe y Sofía, en una imagen de archivo. (EFE)

Cierto es que la familia real sueca no tiene tanto poder en su país como, por ejemplo, la monarquía británica o gozan de la popularidad de la danesa. Las funciones del monarca son más representativas que institucionales y tampoco es que los ciudadanos sean especialmente monárquicos. De hecho, hubo un programa de televisión que parodiaba a la familia al completo, en ocasiones incluso rozando la crueldad, que se mantuvo varios años en antena con gran éxito de audiencia. De ahí que no hiciera falta mucho para que Sofía se ganara el respeto. Pero sus gestos, desde luego, han superado las expectativas.

Cuestiones estéticas evidentes a un lado -que siempre se agradecen por parte de los gráficos-, una de las cualidades que se ha destacado de ella es que siempre se ha dejado aconsejar. La Corona cuenta con expertos en imagen, que le recomendaron aclarar su cabello para dulcificar sus rasgos y vestir de forma clásica. Asimismo, unas semanas después de la boda se organizó un viaje a Dalarna, la provincia en la que creció, y en la que se vio a una Sofía natural, cercana, que incluso lloró de emoción al ver algunos de sus profesores de la infancia.

placeholder Carlos Felipe y Sofía, en un retrato oficial de la Casa Real. (Reuters)
Carlos Felipe y Sofía, en un retrato oficial de la Casa Real. (Reuters)

Con la llegada de Alexander, en 2017, y Gabriel, en 2018, sus dos hijos, Sofía consolidó su papel como madre y princesa. Su perfil bajo y cercano, así como la bonita y tranquila familia que forma junto a Carlos Felipe la han convertido en un modelo a seguir. Sofía se vuelca en la agenda y desde que se casó no ha provocado ni un solo escándalo. Una imagen muy diferente a la que proyecta en Suecia el otro cuñado de la princesa Victoria, Chris O'Neill, muy criticado porque en sus pocas apariciones en el país siempre se le ve incómodo y a disgusto con su familia política.

Pero es quizás el gesto que tuvo Sofía durante la pandemia el que más gustó tanto a la familia real como a los ciudadanos. La princesa es patrona del hospital Sophiahemmet, y en plena crisis del coronavirus decidió apuntarse a un curso para ejercer como personal de apoyo al equipo de enfermería. Pudimos verla haciendo camas, sirviendo comidas, limpiando los pasillos del hospital... Un trabajo que probablemente retomará en unos meses, cuando termine su permiso por maternidad, que en Suecia es de un año para cada progenitor.

placeholder La princesa Sofía, en su trabajo como enfermera. (EFE)
La princesa Sofía, en su trabajo como enfermera. (EFE)

Y hay otro detalle que nos trae directamente al bautizo de este sábado del príncipe Julian. Para el bautismo de Gabriel, su hijo pequeño, no dudó en llevar el traje típico de Dalarna, que no es solo la provincia en la que creció, sino también el ducado que el rey Carlos Gustavo otorgó a su hijo al nacer. El gesto conquistó por completo a los suecos. En lugar de un diseño nuevo de alta costura, optó por homenajear así a sus orígenes y el título del protagonista del día. De ahí que se espere con gran expectación su aparición con su hijo en brazos, con la que se deslevará otro de los detalles más esperados de la cita, su look, con el que seguro estará espectacular.

El redactor recomienda