La princesa Leonor sale del nido: un colegio para cincelarla en 'liderazgo alternativo'
  1. Casas Reales
NUEVA VIDA

La princesa Leonor sale del nido: un colegio para cincelarla en 'liderazgo alternativo'

El Atlantic College abre estos días sus puertas para recibir a los alumnos de primero de bachillerato. Entre los compañeros de la hija de los Reyes hay una chica de Siria u otra palestina

Foto: La princesa Leonor. (Limited Pictures)
La princesa Leonor. (Limited Pictures)

Desde el domingo, jóvenes estudiantes procedentes de medio mundo están haciendo su llegada a St Donat’s, un pequeño castillo galés donde seguramente les cambiará la vida para siempre. Y entre ellos se encuentra la princesa Leonor. El curso para los estudiantes de primero de bachillerato internacional (IB, por sus silgas en inglés) del Atlantic College no empieza hasta el lunes 30 de agosto pero los alumnos han sido llamados para lo que ellos llaman el programa de preintroducción para estudiantes elegidos, es decir, quienes han sido aceptados en este exclusivo colegio después de un largo y duro proceso.

El domingo la escuela organizó un Open Day, una jornada de puertas abiertas para todo el público en la que cualquiera podía visitar la escuela. Y solo tenían que pagar los cinco euros que costaba aparcar. A partir de este lunes 16, el colegio permanecerá abierto solo para los alumnos. No se sabe exactamente cuándo se incorporará la Princesa de Asturias a esta adaptación, pero está previsto que la Casa del Rey facilite algunas imágenes de ese momento.

placeholder La princesa Leonor con algunos alumnos becados de Colegios del Mundo. (EFE)
La princesa Leonor con algunos alumnos becados de Colegios del Mundo. (EFE)

La hija mayor de los reyes Felipe y Letizia conoce a algunos de sus nuevos compañeros, puesto que se organizó un encuentro con españoles que cursarán el mismo IB, aunque la mayoría de quienes estudiarán con doña Leonor proceden de lugares tan dispares como Serbia, Canadá y Sierra Leona. No en vano forma parte de la red global de Colegios del Mundo Unido (United World Colleges, UWC). Sus historias, las que sin duda contarán a su nueva compañera ‘royal’ una vez se conozcan, son tan diferentes como emotivas.

Foto: La princesa Leonor, en los Premios Princesa de Asturias de 2019. (Limited Pictures)

Tal como informó la Casa Real cuando anunció el colegio escogido por la heredera al trono español, el 75% de los alumnos son becados (total o parcialmente), lo que supone que se mezclan jóvenes de alto nivel adquisitivo con otros con menos oportunidades. Es el caso de Alice Khalil, una joven de Siria que ha logrado una beca gracias al apoyo de la comunidad internacional. “Gracias a todos por vuestra generosidad”, ha escrito la joven al colegio, “las palabras no pueden expresar lo agradecida que estoy por esta experiencia que cambia la vida. Estaré agradecida toda mi vida por vuestra ayuda y prometo no tomarme este enorme honor por descontado. Voy a sacar todo el provecho posible de esta experiencia”.

El Atlantic College, situado en un castillo galés del siglo XII con bahía propia, es famoso en el mundo por intentar formar líderes de manera alternativa. No lo hacen desde la exclusividad y los pedestales de escuelas como Eaton y Oxford, sino que quieren que jóvenes de todo el mundo sin oportunidad pero con currículums excelentes tengan su oportunidad. Que se mezclen con la elite mundial y lo hagan de tú a tú.

De Líbano a Zumbabue

Le sucedió a Zainab Hamed Al-Ahmas, una joven palestina que vive en Líbano y que a finales de 2020 decidió intentar ser admitida en esta escuela. “Pensé que sería imposible que me aceptaran por el enorme número de solicitudes pero finalmente lo conseguí -escribió al colegio-, gracias a la escuela por darme esta increíble oportunidad y la maravillosa experiencia que siempre pensé que sería imposible. Prometo que estaréis orgullosos de mí”.

Foto: Elisabeth de Bélgica. (Getty)

Si tenemos en cuenta lo que sienten los alumnos que ya han pasado por la escuela, parece que la emoción que transmiten quienes ahora empiezan está justificada. Lo cuenta, por ejemplo, Rufaro, estudiante de Zimbabue que pasó por la escuela en el último curso. Un año escolar complejo, con un largo confinamiento de tres meses que no ha sido obstáculo para que vuelve a casa con la sensación de haber cambiado su vida. Para siempre. “Los momentos en los que hemos estado todos juntos se han creado memorias imborrables”, escribió el joven, quien señala demás, que la llegada de los alumnos de primero, el que empieza la princesa este año, supone “un valor añadido inmenso a la vida del colegio”.

Foto: Quique Bassat, pediatra y epidemiólogo.

Cualquier experiencia en el extranjero suele ser una conversión, no hay duda, pero esta parece más intensa que otras, a tenor de lo que dicen en la propia escuela. “¿Quieres formar parte de una escuela que ofrece una educación transformadora? ¿Quieres ser parte de un movimiento global que hace de la educación la fuerza que une a las personas, naciones y culturas para un futuro pacífico y sostenible?”. Ellos, dicen, son la respuesta. Porque como informan desde su web y sus redes sociales, las historias que aquí hemos expuesto no son únicas y los alumnos las conocen y conocerán cuando estén en el colegio. El intercambio de experiencias es una de las principales bases de la educación de Atlantic College. Tanto de sus actuales alumnos como de los que han pasado por allí.

Heroína de la CNN

Como Umra Omar, keniana que pasó por la escuela de los 2002 a 2002 y es ahora la directora y fundadora de Safari Doctors, un programa que opera en la costa Lamu, en su país, y que ofrece servicios médicos gratuitos a los ciudadanos del lugar. En 2016, la CNN la declaró heroína,dentro de sus premios sobre personajes internacionales que destacan por la labor que llevan a cabo.

Entre los españoles que han pasado por esta escuela se encuentra Quique Bassat, conocido epidemiólogo (muy mediático en estos tiempos de pandemia que corren), quien forma parte del UWC Comité Internacional, organismo encargado de seleccionar a los estudiantes. Su experiencia, según relata él mismo, “dio forma y canalizó mi entusiasmo para convertirme en investigador sanitario global”.

El ejemplo español

Cuando se supo que Leonor había sido aceptada en esta escuela, Bassat escribió un artículo en el que alababa su educación y así la definía: “El rasgo diferencial más destacable de estos colegios [los que forman parte de la UWC], y lo que lo hacen radicalmente distintos de la idea tradicional de cualquier internado clásico, es su ferviente idealismo y su clara vocación por buscar a los alumnos con mayor mérito y potencial”.

Bassat intentó estudiar Medicina en Gran bretaña pero lo rechazaron de cinco universidades, así que volvió a su Barcelona natal, donde conoció en la universidad a su mentor, el profesor Pedro Alonso, también exalumno del Atlantic College. Alonso es un epidemiólogo de referencia en la ciencia internacional, director del Programa de Malaria de la Organización Mundial de la Salud.

Foto: La princesa Leonor, durante su discurso en los Premios Princesa de Girona. (Limited Pictures)

Cierto es que son muchos los estudiantes millonarios y ‘royals’ que han pasado por esta escuela. Sin olvidar que Alexia, una de las hijas de los reyes de Holanda, cursará su primer curso de IB este mismo año con la princesa Leonor. Pero como dice Bassat e insisten desde la escuela, la mezcla de culturas, razas, religiones y procedencias, todos con un bagaje común, un currículum excelente, hace muy difícil que alguien se sitúe por encima de otro en este colegio.

Proyectos y extraescolares

Para crear ese ‘networking’ global, los alumnos reciben visitas de destacados antiguos exalumnos, además de seguir un currículum diverso, con incidencia tanto en letras como en ciencias. Además, deben llevar a cabo un proyecto semanal, en grupo, sobre un tema escogido por ellos o por los profesores. Otra de las cuestiones que interesan de forma especial son las actividades extraescolares, obligatorias, que deben centrarse en arte, deporte y ayuda a la comunidad. Cuentan con numerosos comités a los que se apuntan los alumnos y que les sirven para conocer más profundamente cuestiones como la nutrición, el mindfulness, la naturaleza, el debate y la paz en el mundo.

Foto: La princesa Alexia, con su madre. (CP)

Con estas altas expectativas empieza Leonor de Borbón un curso al que han dado ya salida este domingo y lunes con la reunión de todos los alumnos de primero de IB. El 30, decíamos, empiezan las clases. El 22 de octubre tendrá su primer descanso, el llamado ‘October Break’, cuando los estudiantes pueden visitar a sus familias en sus países o recibir visitas. Son 10 días de vacaciones que coinciden con las vacaciones escolares de la mayoría de colegios internacionales o europeos. Las de Navidad empiezan el 10 de diciembre y terminan el 5 de enero del próximo año. Un curso escolar intenso en el que la princesa Leonor entrará a formar parte de una comunidad global que mantiene a sus alumnos y exalumnos unidos por una cuerda invisible durante toda su vida.

Leonor Borbón
El redactor recomienda