El cambiazo del look de Máxima de Holanda: adiós chanclas, hola taconazos
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL HOLANDESA

El cambiazo del look de Máxima de Holanda: adiós chanclas, hola taconazos

La reina ha rescatado un precioso vestido túnica que estreno en 2017, pero le ha dado un toque mucho más sofisticado. ¿Con cuál de las dos opciones te quedas?

placeholder Foto: Los reyes de Holanda, en el centro Amare de La Haya. (EFE)
Los reyes de Holanda, en el centro Amare de La Haya. (EFE)

Después de varias semanas de ausencia institucional, Máxima de Holanda ha regresado a la vida pública, repitiendo modelito, concretamente el diseño verde esmeralda de Zeus & Dione que llevó en los premios LOEY de hace cuatro años. Atentos al cambiazo del look de Máxima, que ha dicho adiós a las chanclas con las que combinó su vestido en aquella ocasión y se ha subido a unas sandalias negras de tacón alto de Gianvito Rossi para la inauguración del nuevo centro cultural Amare en La Haya.

¿El resultado? Un outfit más glamuroso y elegante, marcado no solamente por ese cambio de calzado, sino por otros detalles. En 2017, la reina llevaba un bolso de mano, de tamaño mediano, con asa cuadrada; ahora ha preferido estrenar un clutch negro de Gianvito Rossi.

placeholder La reina Máxima, con taconazos de Gianvito Rossi. (CP)
La reina Máxima, con taconazos de Gianvito Rossi. (CP)

El peinado también es bastante diferente, en la primera ocasión dejó su melena suelta con la raya al lado; sin embargo, para este nuevo acto de su agenda oficial ha optado por un peinado hacia atrás con efecto wet y volumen en la parte superior. Las joyas también eran diferentes, Máxima ha cambiado los maxipendientes verdes, a juego con el vestido, que lució la primera vez, por otros algo más discretos aunque con esmeraldas y diamantes.

Desde que lo estrenara en 2017 no habíamos vuelto a ver este precioso vestido de corte túnica, que seguro que adoraría Rania de Jordania, porque se adapta mucho a su estilo oriental. Celebramos que lo haya rescatado, dándole este giro de moda que ha resultado todo un éxito. ¡Otra royal que tiene trucos de estilo como Letizia o Mary de Dinamarca!

placeholder La reina, con la misma túnica y chanclas en 2017. (CP)
La reina, con la misma túnica y chanclas en 2017. (CP)

No fue esta la única cita institucional del día ni el único look que nos sorprendió. En la mañana del 2 de septiembre, Máxima visitaba la fábrica de cerveza Gulpener, donde tuvo la oportunidad de ver el proceso de elaboración de esta popular bebida e incluso recorrió las tierras de cultivo interesándose por todos los detalles. Una vez más, su elección estilística también era perfecta: unos pantalones palazzo blancos con estampado en negro de Natan Couture, con un top de la misma firma que llevaba metido por delante y fuera por detrás. Esta tendencia, muy usada por bloggers e influencers, se llama half tuck y es ideal. La guinda del outfit, unos pendientes de Cult Gaia, de precio medio.

Los reyes de Holanda ya están metidos de lleno en su vida institucional tras su periodo de vacaciones. A principios de agosto hicieron un pequeño alto en su descanso para recibir a los ganadores de medallas olímpicas en los juegos de Tokio. Desde entonces, han estado disfrutando de la familia, especialmente de Alexia, que, como Leonor, ya está en el internado UWC College de Gales, donde estudiará el próximo año. A diferencia de nuestra princesa, no se prevé que la hija de Máxima regrese a Holanda para cumplir con actos oficiales, ya que el puesto que ocupa en la sucesión no se lo exige. En cuanto a Amalia, la heredera, quizá pronto deje el palacio, pues ya ha comunicado que quiere tomarse un año sabático para viajar.

placeholder Máxima, en la fábrica de cerveza Gulpener. (EFE)
Máxima, en la fábrica de cerveza Gulpener. (EFE)
Máxima de Holanda
El redactor recomienda