El megayate del Aga Khan, íntimo de Juan Carlos I: atracción turística en Barcelona
  1. Casas Reales
TIENE OTROS BARCOS

El megayate del Aga Khan, íntimo de Juan Carlos I: atracción turística en Barcelona

Especializado en yates de lujo, el puerto de la capital catalana aloja desde hace días el My Alamshar, embarcación que compró el rey de los ismaelitas en 2014 por 250 millones

Foto: El príncipe Aga Khan IV dona tres cuadros al Gobierno portugués. (EFE)
El príncipe Aga Khan IV dona tres cuadros al Gobierno portugués. (EFE)

Hace ya años que el puerto de Barcelona pelea con los más grandes competidores del mundo para ser el punto de atraque y puesta a punto de los megayates más lujosos que existen. Y parece que lo va consiguiendo. Estos días, en la Marina del Port Vell se pueden admirar varias de las embarcaciones más impresionantes del planeta. Y entre ellas, está My Alamshar, megayate propiedad del Aga Khan, gran amigo del rey Juan Carlos I y valedor de la infanta Cristina en la fundación que lleva su nombre.

El rey de los ismaelitas pagó 250 millones de euros por esta embarcación que estos días embelesa a los paseantes de la zona, muchos de los cuales acuden al puerto para ver precisamente los meyates que allí atracan.

El Aga Khan, uno de los hombres más ricos del mundo, tiene una fortuna estimada en 2.400 millones de euros, según Forbes, y con unos ingresos anuales, procedentes de sus numerosas compañías y acciones, de 477 millones de euros al año. Cuenta con intereses en aerolíneas, hoteles…, además de la fundación en la que trabaja la infanta Cristina y que se dedica a labores sociales por todo el mundo.

Foto: Los novios, con el Aga Khan (junto a la novia) y otros invitados a su boda. (The Ismaili / Facebook)

Y comparte su pasión por la velocidad y la navegación con su amigo, el Rey emérito. De esa afición surgió la aventura de cruzar el Atlántico en un tiempo récord de dos días y diez horas con otro de sus barcos: Destriero. Y pensaba hacer lo mismo con My Alamshar, que fue construido en 2014 en los astilleros del puerto de Plymouth (Reino Unido), famoso por haber ensamblado embarcaciones de otros magnates como el oligarca ruso Roman Abramovich. Pero surgieron algunos problemas técnicos durante su construcción y el motor, que debía convertirlo en el yate privado más rápido del mundo, falló y nunca ha logrado alcanzar los 70 nudos de velocidad que esperaba su dueño.

De Mallorca a Barcelona

El yate mide 49,9 metros de eslora y tiene capacidad para seis personas alojadas en tres camarotes además del espacio para la tripulación. Con un diseño exterior responsabilidad de Don Shead, considerado el mejor diseñador de barcos de gran velocidad del mundo, My Alamshar está atracado en Barcelona para ponerse a punto tras pasar parte del verano en Mallorca.

Foto: El rey Juan Carlos, navegando. (Cordon Press)

Se da la circunstancia de que la relación marina entre el Aga Khan y don Juan Carlos I viene de lejos, puesto que el yate Fortuna fue un barco diseñado, en principio, para el amigo del Rey emérito. Una vez construida la embarcación, pasó a manos del Rey español, quien disfrutó durante años de los 42 metros de eslora del Fortuna, un yate capaz de desplazarse sobre las aguas a 70 nudos (130 kilómetros por hora).

Bandera portuguesa

En el superyate atracado estos días en Barcelona ondea la bandera portuguesa, lo que recuerda que el Agha Khan obtuvo la ciudadanía lusa en abril de 2019. El íntimo del Rey emérito cambió la sede de su fundación de Ginebra a Lisboa con grandes beneficios fiscales. Ha sido y es el gran protector de la infanta Cristina, a la que contrató para trabajar en su fundación en Suiza. La exduquesa de Palma trabaja en una de las mayores fundaciones del mundo, creada además por uno de los mejores amigos de su padre.

Foto: Karim Aga Khan en una fotografía de archivo. (I.C.)

Su nombre es Karim Al Yussayni y en 1957 heredó el título de su abuelo, el Aga Khan III. Aga significa señor en persa y Khan es el título de soberano. Al Yussayni nació en Ginebra hace 84 años y es hijo del príncipe Ali Khan (1911-1960) y de su primera esposa, la princesa Tajuddawlah Ali Khan. Sus padres se divorciaron y su padre se casó con Rita Hayworth, con quien tuvo una hija, la princesa Yasmin, hermanastra del padrino de la infanta Cristina.

Lujo y dispersión

La vida del actual Aga Khan ha sido siempre de lujo y dispersión. Jets privados, varios matrimonios, fiestas, viajes y aventuras, sobre todo náuticas. Participó en los Juegos Olímpicos de 1960 y 1964 en el equipo de esquí de Turquía e Irán, respectivamente. Su abuelo dejó escrito en su testamento su deseo de que fuera él quien heredara el título, saltándose a su padre y a su tío, para adaptar el reino a los nuevos tiempos.

Foto: El príncipe Hussain Aga Khan y la princesa Khaliya el día de su boda (Fundación Aga Khan)

“En vista de las fundamentalmente alteradas condiciones del mundo en años recientes y a los grandes cambios que han tenido lugar, incluyendo los descubrimientos de las ciencias nucleares, estoy convencido que es en el mejor interés de la comunidad musulmana ismaelita que yo sea sucedido por un hombre joven que haya sido criado y se haya desarrollado durante los años recientes, y en medio de una nueva era, y que brinde una nueva perspectiva de vida a esta oficina”, escribió el Aga Khan III.

Aga Khan
El redactor recomienda