Las mejores fotografías de la gran boda rusa de los Románov en San Petersburgo
  1. Casas Reales
DÍAS FELICES

Las mejores fotografías de la gran boda rusa de los Románov en San Petersburgo

Jorge Románov se ha casado con la escritora italiana Rebecca Bettarini en San Petersburgo, rodeados de sus seres queridos

Foto: Los recién casados, en el coche nupcial. (Reuters)
Los recién casados, en el coche nupcial. (Reuters)

Todas las miradas estaban puestas hoy en San Petersburgo, donde se celebraba el primer enlace Románov en más de cien años en Rusia. El pasado 24 de septiembre fue en Moscú la ceremonia civil entre Jorge Románov y Rebecca Bettarini, pero el gran día era el 1 de octubre en la catedral de San Isaac, la de mayor aforo de la emblemática ciudad de San Petersburgo, que se ha entregado a fondo con la boda.

Así ha quedado acreditado tanto por el gran número de medios acreditados, nada menos que 250, en palabras de la propia Rebecca Bettarini, como en el fervor del público, que fue controlado para respetar las preceptivas medidas preventivas del covid.

placeholder Los recién casados, a la salida de la catedral. (Reuters)
Los recién casados, a la salida de la catedral. (Reuters)

Han sido unas dos horas lo que ha durado la ceremonia religiosa, desde la llegada de los primeros invitados hasta la salida del templo de los ya marido y mujer, solemnes pero también muy sonrientes, porque, como ya nos habían avanzado a Vanitatis en diversas conversaciones a lo largo de los últimos meses, no son personas nerviosas y simplemente estaban disfrutando de su gran día.

placeholder Los novios, exultantes, bajo los sables. (Reuters)
Los novios, exultantes, bajo los sables. (Reuters)

Rebecca Bettarini, hija del embajador italiano Roberto Bettarini, estaba radiante con un vestido en el que se dio cita lo mejor del diseño internacional con la tradición rusa y en el que destacaba, sobre todo, una impresionante cola de cinco metros, adecuada para un contexto como el de la catedral de San Isaac, la mayor de la histórica ciudad, que ha recuperado con este enlace el glamour de los mejores tiempos.

placeholder El beso más esperado. (Reuters)
El beso más esperado. (Reuters)

Uno de los momentos más esperados era el primer beso de los recién casados, muy fotografiado y aplaudido, como no podía ser de otra manera. Un bonito sello a una historia de amor que une a dos personas que se complementan a la perfección y que, según nos han desvelado, querrían formar su propia familia pronto.

placeholder La novia, con su espectacular tiara de Chaumet. (Reuters)
La novia, con su espectacular tiara de Chaumet. (Reuters)

No podemos pasar por alto tampoco la espectacular tiara de Chaumet que lució Rebecca Bettarini, que no pudo optar, sin embargo, por ninguna de las joyas que pertenecieron a la familia Románov, porque hubieran supuesto unos enormes problemas burocráticos. Era, sin duda, un complemento perfecto, para un vestido espectacular pero clásico, como ella misma deseaba. Sin seguir las tendencias actuales, sino más bien de carácter retro y, si se nos permite, atemporal.

placeholder Para la boda ha habido una enorme cobertura mediática. (Reuters)
Para la boda ha habido una enorme cobertura mediática. (Reuters)

Los novios se despedían de la catedral aplaudidos y aclamados. Emocionados, sin duda, y con la tranquilidad de que todo ha salido bien, después de unos meses de incertidumbre, en los que no tenían muy claro cuándo podría celebrarse este enlace, pues la fecha estaba mediatizada por la evolución de la pandemia. Por cierto que, según nos contaron, todos los asistentes están vacunados, aunque se han practicado las preceptivas pruebas diagnósticas para evitar imprevistos.

placeholder Despidiéndose de sus invitados. (Reuters)
Despidiéndose de sus invitados. (Reuters)

Esta foto del coche nupcial habla por sí sola. No podían estar más felices los recién casados, que no han desvelado su destino de luna de miel. Inicialmente tenían pensado viajar por distintas regiones de Rusia, pero al haberse retrasado el enlace, este escenario ha tenido que ser desestimado porque el clima ya no acompaña.

placeholder Una perspectiva espectacular de la escalinata. (Reuters)
Una perspectiva espectacular de la escalinata. (Reuters)

Queda todavía por celebrarse el banquete nupcial y un brunch de despedida mañana para los invitados, que han venido de todas partes del mundo para acompañar a unos novios que ya han escrito una página de la historia.

Bodas