La insólita relación de Iñaki Urdangarin con el colegio de la princesa Leonor
  1. Casas Reales
FAMILIA DEL REY

La insólita relación de Iñaki Urdangarin con el colegio de la princesa Leonor

En 2008, el marido de la infanta Cristina estaba en racha y quiso negociar con la organización Colegios del Mundo. Se puso en contacto con Luis Bassat y Pedro Alonso

Foto: Iñaki Urdangarin. (Getty)
Iñaki Urdangarin. (Getty)

Corría 2008 e Iñaki Urdangarin estaba en la cima. En febrero había cumplido 40 años, la familia le había preparado una fiesta sorpresa a lo grande en su casa de Pedralbes y los negocios iban viento en popa. Nada hacía pensar en el futuro negro que le esperaba. El marido de la infanta Cristina andaba, pues, explorando nuevos caminos para expandir las inversiones del Instituto Nóos. Y le pareció que los Colegios del Mundo Unido (UWC, por sus siglas en inglés) eran una gran opción.

Quién podía imaginarse que años después, su sobrina, la princesa Leonor, iba a escoger una de estas escuelas para cursar el bachillerato. Solo hay que bucear de nuevo en el sumario del caso Nóos para encontrar alguna sorpresa, como esta misma.

placeholder La princesa Leonor, a su llegada al UWC Atlantic College de Gales. (EFE)
La princesa Leonor, a su llegada al UWC Atlantic College de Gales. (EFE)

“Comentado el tema con la familia y con algunos posibles colaboradores, os confirmo mi interés en seguir profundizando en el funcionamiento de los CMU (Colegios del Mundo Unido, United Word College, en inglés)”, escribía Urdangarin el 26 de marzo de 2008. El mail en cuestión fue incorporado en el sumario por la entonces defensa de Diego Torres, destinatario del correo y exsocio de Urdangarin.

Foto: Paloma Rocasolano y la princesa Leonor. (Getty)

La obsesión de Torres durante toda la instrucción y el posterior juicio fue la de demostrar que el rey Juan Carlos I estaba implicado en los negocios de su yerno. Incluso pidieron que testificara. No lograron su objetivo, pese a que incorporaron en el sumario numerosos documentos que ellos pensaban que daban argumentos a su teoría. En este sentido, se incluyó el mail referente al colegio de la princesa Leonor, del que Urdangarin esperaba lograr una colaboración, en especial con el sector español de la organización.

"Bassat y Alonso"

“Entiendo que a través de la máxima información disponible seremos capaces de ir enfocando el tema y sacar una propuesta concreta para el caso español”, seguía el correo electrónico. El escrito era el mismo que el propio Urdangarin había mandado con anterioridad, vía SMS, a “Bassat y Alonso”, según él mismo indica. Bassat padre (Luis) y Bassat hijo (Quique, exalumno) están íntimamente relacionados con la organización UWC, así como Alonso (Pedro, exalumno), que estudiaron en la escuela Atlantic, la misma en la que está matriculada ahora la princesa Leonor.

Foto: La princesa Leonor, en el UWC Atlantic College de Gales. (Casa de S. M. el Rey)

Urdangarin tiene claro que se podría lograr algo de la organización, y así se lo hace saber a sus colaboradores: “Para ello sería de gran utilidad, tal y como hablamos en nuestro anterior encuentro, disponer de algún ‘business plan’ de colegio ya existente, algún informe sobre la consultoría realizada hasta la fecha, así como una confirmación de honorarios para las diferentes fases a plantear”. Las intenciones del marido de la infanta Cristina no llegaron a buen puerto, tal como hemos podido confirmar desde Vanitatis.

Sin éxito

Es más, hace unos años, en 2014, El Confidencial publicó las intenciones de Urdangarin cuando Colegios del Mundo no era conocido por la elección de la princesa y la organización desmintió que se llegara a un acuerdo. Las intenciones del entonces duque de Palma eran ambiciosas: se planteó la posibilidad de fundar un colegio de la entidad en España, concretamente en Comillas, con la ayuda del conde de Fontao. Pero, como decíamos, nada llegó a concretarse.

Foto: La princesa Leonor, en una imagen de archivo. (LP)

En el sumario del caso Nóos, la defensa de Torres incorporó una noticia aparecida en la web de la Casa Real en julio de 2006, para demostrar la relación de la Corona con esta organización educativa. En aquella reunión, presidida por los entonces reyes Juan Carlos I y doña Sofía, se reunieron miembros de la Fundación Comité Español de los Colegios del Mundo Unido, alumnos becados para los cursos de 2000 a 2008 y representantes de organizaciones diversas, como Sol Bacharach, entonces presidenta del Centro Terapéutico Mare Nostrum; los citados por Urdangarin Luis Bassat Coen, presidente del Grupo Bassat&Ogivly, y Pedro Alonso, director del Centro de Salud Internacional del Hospital Clínica de Barcelona.

350 alumnos y casi 80.000 euros

El colegio en el que estudia la princesa Leonor es el primero que fundó la organización. Fue en 1962 de la mano del pedagogo alemán Kurt Hahn, pero hay otras 16 escuelas del UWC repartidas por todo el mundo. Las bases de su filosofía son la multiculturalidad y la globalidad, por lo que se pueden juntar hasta 80 nacionalidades distintas en cada curso, con unos 350 alumnos de diferentes estratos económicos, ya que la condición financiera no es determinante en el proceso de selección. De hecho, en el comunicado de Zarzuela se señala que el 75% de los estudiantes cuentan con algún tipo de beca, aunque este no es el caso de Leonor: “El coste del Bachillerato Internacional que cursará la Princesa de Asturias será satisfecho en su integridad personalmente por Sus Majestades los Reyes con su asignación anual y asciende a la cantidad de 67.000 libras esterlinas [79.180 euros]”.

Foto: Los reyes Juan Carlos, en una recepción con el Comité Español de Colegios del Mundo Unido en 2008. (EFE)

Los presidentes actuales son la reina Isabel II y la reina Noor de Jordania, aunque no son los únicos nombres de royals ligados a la institución, algo que debió tener en cuenta Urdangarin cuando pensó en colaborar con ellos. El actual rey de Holanda, Guillermo Alejandro, también estudió en este centro entre 1983 y 1985, al igual que la princesa Raiyah de Jordania, la hija pequeña del rey Hussein y Noor. Los alumnos -todos en régimen de internamiento- viven en siete casas de alojamiento dispuestas cerca del edificio principal y que llevan los nombres de antiguos reinos galeses o patrocinadores del centro.

Iñaki Urdangarin
El redactor recomienda