El brunch de Marie-Chantal Miller y Tatiana Blatnik antes de la boda de Philippos
  1. Casas Reales
CELEBRACIÓN ANTICIPADA

El brunch de Marie-Chantal Miller y Tatiana Blatnik antes de la boda de Philippos

Las dos cuñadas disfrutaron de un almuerzo junto a sus particulares príncipes azules, que sirvió como reencuentro familiar después de varias semanas sin verse

Foto: Marie-Chantal y Tatiana Blatnik, en una imagen de archivo. (Getty)
Marie-Chantal y Tatiana Blatnik, en una imagen de archivo. (Getty)

Quedan apenas 48 horas para que Philippos de Grecia y Nina Flohr se den el 'sí, quiero' en la catedral de Santa María de la Anunciación de Atenas y algunos de los invitados ya se encuentran en la capital helena para el gran día. Es el caso de Marie-Chantal Miller y Pablo de Grecia, que llegaban hace unos días desde Londres, donde viven habitualmente. De hecho, ya han hecho su particular celebración previa, con un brunch compartido con Tatiana Blatnik y el príncipe Nicolás el pasado lunes, en uno de los lugares más icónicos de la ciudad.

Las dos parejas se citaron en el Athénée, un histórico restaurante del centro de Atenas, que presume de haber recibido entre sus muros a nombres como Anthony Quinn, Nana Mouskouri, Sophia Loren, Jean Paul Gaultier o Valentino, además de, por supuesto, miembros de la familia real griega. Allí los príncipes Pablo y Nicolás de Grecia junto a sus esposas disfrutaron de un desayuno tardío, para el que también les acompañó Filippos Strattos, un amigo muy cercano a la familia, que incluso ejerció de padrino en el bautizo de Arrietta, la hija mayor de Alexia y Carlos Morales.

placeholder Marie-Chantal y Pablo de Grecia, en una imagen de archivo. (Getty)
Marie-Chantal y Pablo de Grecia, en una imagen de archivo. (Getty)

La anécdota de la cita la protagonizaron Tatiana y Marie-Chantal. Y aunque no podemos enseñar las imágenes por los términos de propiedad intelectual, sí podemos contársela. Estilosas como nadie, la casualidad quiso que vistieran exactamente igual para su encuentro: pantalones vaqueros, blusa blanca y una cazadora azul marino sobre los hombros. Con su melena rubia, las dos parecían un clon al salir del restaurante, con la única salvedad del calzado, mocasines rojos para la esposa de Nicolás de Grecia, negros para la del príncipe Pablo. No hay duda de que son dos cuñadas muy bien avenidas y que sintonizan incluso en su estilo.

Junto a Filippos Strattos, quien se da por seguro que también asistirá a la ceremonia del sábado y el resto de las celebraciones del enlace, estuvieron en el restaurante durante varias horas, charlando y degustando los diferentes platos que ofrece el Athénée, tanto típicamente griegos como de la cocina internacional. Disfrutaban así de una reunión familiar después de varias semanas, ya que Pablo y Marie-Chantal no habían vuelto a Grecia desde el pasado julio, cuando disfrutaron junto a sus cinco hijos de unos días de vacaciones, que pudimos conocer a través de sus redes sociales.

placeholder Pablo de Grecia, con su hija Olympia frente al Partenón. (@pavlosgreece)
Pablo de Grecia, con su hija Olympia frente al Partenón. (@pavlosgreece)

También gracias al perfil de Instagram de su esposa hemos sabido que estos días previos a la boda de Philippos están sirviendo para ayudar con los preparativos, pero también para disfrutar de los pequeños placeres que ofrece la capital helena, ya que solo unos días después compartía una imagen de un café griego tradicional, alabando su sabor y la peculiar forma de prepararlo, con un recipiente especial, cocción a fuego lento y, la clave, retirándolo del fuego una vez que rompe a hervir. Una tradición que ya se ha ido perdiendo y que la diseñadora y empresaria quiso reivindicar a través de sus redes.

Pero lo cierto es que esta imagen ha sido la única pista que nos han dejado los familiares de Philippos de su estancia en Grecia, por lo que aún no se sabe con seguridad qué casas reales van a asistir. Por su vínculo familiar, se da por segura la presencia de la familia real danesa al completo, ya que además la agenda a partir de este viernes de todos sus miembros está convenientemente en blanco. Pero además se ha hablado de los duques de Kent, en representación de la familia real británica, y de algunos miembros de la Casa búlgara.

placeholder Philippos de Grecia y Nina Flohr, tras su enlace civil. (Instagram @ninaflohr)
Philippos de Grecia y Nina Flohr, tras su enlace civil. (Instagram @ninaflohr)

De quien sí se ha confirmado su asistencia es de la infanta Elena y la reina Sofía, quien previsiblemente viajará el sábado, ya que también acudirá a la ceremonia de los Premios Princesa de Asturias el viernes por la tarde. Y se da por segura también a la infanta Cristina, ya que fue una de las escasas invitadas que disfrutó del enlace civil de la pareja, el pasado diciembre.

Todos los asistentes, reales o no, disfrutarán de tres días de celebración, que comenzarán el viernes por la noche, con una fiesta en el lago Vouliagmeni -única cita que se perderá la reina Sofía por su presencia en Oviedo-, un precioso enclave situado 25 kilómetros al sur de Atenas. El sábado, tras la ceremonia celebrada en la catedral de Santa María de la Asunción de Atenas, tendrá lugar una recepción que, según algunos medios, será en un histórico club deportivo de la capital. Y ya el domingo, como remate final, el rey Constantino ofrecerá una comida a los miembros de las casas reales que asistan en el Club Náutico del Pireo.

Tres jornadas inolvidables, en las que se volverá a vivir el esplendor de las grandes bodas reales y para las que Marie-Chantal y Tatiana Blatnik ya se están preparando, con un rico brunch que ha servido de celebración anticipada.

Tatiana de Grecia
El redactor recomienda