La reina Isabel II pasa la noche en el hospital y está convaleciente en Windsor
  1. Casas Reales
DÍAS DE INQUIETUD

La reina Isabel II pasa la noche en el hospital y está convaleciente en Windsor

Preocupa la salud de la soberana británica, que ha tenido que cancelar su agenda prevista para estos días

Foto: La reina Isabel II, en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Isabel II, en una imagen de archivo. (EFE)

Preocupa la salud de la reina Isabel II. La soberana británica pasó la noche en el hospital horas después de que se comunicara que se había cancelado su visita oficial a Irlanda del Norte, para conmemorar el 100 aniversario de la partición de la isla.

Los médicos reales le pidieron a Isabel II, de 95 años, que cancelara el viaje, lo que ha desatado las especulaciones sobre esta decisión pocas horas antes de que fuera a producirse la visita.

Se cree que la estancia en el hospital King Edward VII este miércoles por la tarde se produjo para realizarle un chequeo y que la estancia durante la noche se debió sobre todo a precaución.

También se da por hecho que Buckingham no lo comunicó para proteger la privacidad de la reina y también para evitar especulaciones que, por otra parte, han sido inevitables.

placeholder  La reina Isabel.
La reina Isabel.

Palacio ha informado que Isabel II recibió el alta ayer por la mañana y volvió al castillo de Windsor a la hora de comer. Allí se espera que prosiga su recuperación y que retome sus compromisos, estos de menor calado, en los próximos días.

No está del todo claro, pero se cree que la soberana no había pasado una noche en el hospital desde 2013 cuando fue tratada de un virus estomacal que no tuvo mayores consecuencias.

Según parece, la reina está con buen ánimo y ha retomado su trabajo en su despacho de Windsor. Por otra parte, hay medios británicos que apuntan a que su hospitalización no está relacionada con el coronavirus.

placeholder Felipe de Edimburgo. (EFE)
Felipe de Edimburgo. (EFE)

Buckingham no se ha manifestado respecto a si Isabel II ha recibido la vacuna o no, pero se da por hecho que debido a su edad es más que probable que así haya sido.

Es poco habitual que se cancele un evento de estas características y magnitud en el último momento, pero está claro que no se ha querido asumir riesgos con la salud de la reina, que, aunque ha demostrado una fortaleza inusual, tiene 95 años y hace apenas unos meses ha perdido a su marido, Felipe de Edimburgo, a los 99 años. Han pasado solo seis meses de ese deceso y está en proceso de duelo.

Solamente en este mes de octubre, la reina ha tenido una agenda bastante apretada y solo en estas semanas ha recorrido más de mil kilómetros en los 15 compromisos a los que ha acudido.

Un indicio sobre el paso del tiempo

La semana pasada, la vimos por primera vez usando un bastón en público, lo que puede interpretarse como un indicio de que los años pasan... Aun así, el pasado martes por la noche fue la anfitriona de una cumbre de inversores en el castillo de Windsor, en el que se la vio espléndida y muy sonriente.

Fuentes cercanas a la reina Isabel II creen que mejorará pronto y será capaz de mantener una serie de encuentros y audiencias la semana que viene y presidir el congreso sobre el cambio climático que tendrá lugar en noviembre en Glasgow.

placeholder El príncipe Andrés. (Getty)
El príncipe Andrés. (Getty)

Estos últimos tiempos han sido duros para la reina Isabel II, que no solo ha perdido a su marido, también ha tenido que gestionar la complicada situación derivada de la salida de la Casa Real del príncipe Harry y su mujer, Meghan Markle, y la caída a los infiernos del que dicen es su hijo favorito, el príncipe Andrés, acusado de haber mantenido relaciones sexuales con una menor, vinculada a su amigo Jeffrey Epstein.

La reina Isabel ha demostrado tener un gran pundonor y fortaleza, y ha superado crisis enormes, como lo fue la muerte de Lady Di, exmujer del príncipe Carlos, que le obligó a comparecer en público ante el clamor popular, aunque sus diferencias eran irreconciliables.

Aun así, siempre ha tenido la respuesta correcta a los desafíos que se ha ido encontrando y pese a los escándalos de sus hijos y nietos ha sabido mantener su popularidad inctacta, como también era popular su marido, pese a haber protagonizado momentos muy delicados.

Isabel II
El redactor recomienda