Las bebidas favoritas de los royals: cerveza, ginebra, kombucha y más
  1. Casas Reales
Dulces y amargas

Las bebidas favoritas de los royals: cerveza, ginebra, kombucha y más

Cada cual tiene sus gustos y hay bebidas para hacer felices a todos, desde la afición del duque de Edimburgo por la cerveza a la reina Letizia y la kombucha

Foto: Los Reyes, en 2017 brindando en honor del presidente palestino. (EFE)
Los Reyes, en 2017 brindando en honor del presidente palestino. (EFE)

Nada mejor que llegar a casa -o palacio-, quitarte los zapatos y tomar una agradable copa de… Llegados a este punto cada uno tiene sus gustos y preferencias, no todos los royals son iguales y cada cual se decanta por una bebida diferente a la hora de disfrutar de su tiempo de ocio. En series como ‘The Crown’ nos han enseñado que la familia real británica tiene o tenía un juego para beber, pero no son ellos los únicos que tienen sus preferencias claras a la hora de refrescarse.

Gran sorpresa fue descubrir que Isabel Bowes-Lyon, la reina madre, tenía una gran afición por las bebidas alcohólicas, sobre todo porque durante muchos años su mayordomo de cabecera había guardado completo silencio al respecto, y no porque no se tuvieran sospechas, no por nada se solía decir que ‘se conservaba en ginebra’. Adrian Tinniswood fue el historiador que se encargó de revelar en su libro ‘Behind the throne: A domestic history of the Royal Household’ que la madre de Isabel II tomaba vino con la comida y un martini antes de cenar, el champán era un imprescindible antes de irse a la cama.

placeholder  La reina Isabel II.
La reina Isabel II.

Visto así, no parece sencillo precisar cuál de ellas era su preferida, si es que tenía alguna, pero sí que compartía con su hija la afición por la ginebra y el Dubonnet, una bebida dulce que se suele tomar como aperitivo. Precisamente esta parece ser la preferida de Isabel II, por lo menos así lo confirmó hace tiempo quien fuera su chef de confianza, Darren McGrady. Si ella se dejaba seducir por los sabores dulces, su marido, el duque de Edimburgo, que falleció el pasado mes de abril, era más de amargos.

La cerveza para él estaba por encima de otras bebidas, tanto es así que su nieta Eugenia, en su carta de despedida, recordaba "tus manos, tu risa y tu cerveza favorita". Más de cerveza que de vino se suele decir que es el rey Felipe, lo que deja claro que ambas bebidas están dentro de sus preferencias. Como hemos señalado, si tiene que escoger, la cerveza gana, pero pudimos ver cómo acompañaba la comida con vino blanco en ese vídeo por su 50 cumpleaños en el que aprendimos que las Princesas también se queman con la sopa.

placeholder Kate Middleton y el príncipe Guillermo, en una imagen de archivo. (Getty)
Kate Middleton y el príncipe Guillermo, en una imagen de archivo. (Getty)

También el príncipe Guillermo se ha declarado aficionado a la cerveza, aunque no siempre fue así. En su juventud era más de cócteles, igual que su ahora esposa, Kate Middleton. De hecho, durante su boda se sirvieron algunos de sus preferidos, como el de brandy, licor de melocotón y champán (preferido de él) y el de zumo de maracuyá, vodka, licor de frambuesa y un toque de champán que tomaba ella.

La actriz Cleo Roco dijo a 'The Independent' hace muchos años que había compartido agradables veladas junto a Diana de Gales, que este año habría celebrado su 60 cumpleaños, en las que la princesa tomaba bellinis de melocotón. El príncipe Carlos parece que tiene querencia por el licor de brandy de cereza, afición que no comparte con su mujer, pues parece que Camilla Parker prefiere el gin-tonic. Por lo menos así quedó claro tras su primer encuentro con el príncipe Guillermo, tal y como revela Penny Junor en la biografía de la duquesa de Cornualles, pues salió necesitando tomarse uno para calmar los nervios.

placeholder Harry dejó el alcohol y la cafeína antes del nacimiento de su primer hijo. En la imagen, junto a Meghan Markle en septiembre de 2021. (EFE)
Harry dejó el alcohol y la cafeína antes del nacimiento de su primer hijo. En la imagen, junto a Meghan Markle en septiembre de 2021. (EFE)

El príncipe Harry también tenía cierta afición por las bebidas alcohólicas, pero parece que la llegada de Meghan Markle a su vida cambió muchas cosas. Dejó de fumar, comenzó a hacer ejercicio y dijo adiós a las bebidas alcohólicas y la cafeína, el agua pasó a ser su preferida, por lo menos en los meses previos al nacimiento de su hijo mayor, Archie. Aficionada a la vida sana y firme defensora del yoga, no sorprende que Meghan siga la misma línea; de hecho, una de sus primeras inversiones fue a una startup liderada por mujeres que elabora cafés con leche instantáneos con leche de avena.

No son los únicos que, si tienen que elegir, optan por las bebidas no alcohólicas. Por todos es sabido que la reina Letizia es abstemia, y si bien usa vino para brindar en determinadas ocasiones, este raras veces llega a tocar sus labios. Sí toma y con mucho agrado la kombucha, una bebida refrescante y con propiedades probióticas. Desde que la probó no ha parado de tomarla de forma ocasional porque si algo te gusta, ¿por qué renunciar a ello? Eso debía pensar Grace Kelly, quien importaba de Estados Unidos cajas de bourbon de Kentucky, la bebida preferida de Rainiero.

placeholder Rainiero de Mónaco y Grace Kelly. (EFE)
Rainiero de Mónaco y Grace Kelly. (EFE)

Así, aunque cada cual tenga sus preferencias, parece que el whisky escocés une a varios miembros de la familia real británica, y parece que la afición a la cerveza del rey Guillermo de Holanda en su juventud era de sobra conocida, pero ahora, convertido en padre de familia, las cosas son muy diferentes. Los gustos cambian a lo largo del tiempo y algunos de estos royals son prueba de ello.

Kate Middleton Cerveza
El redactor recomienda