Los sobrinos de Felipe VI y su estrategia hacia la 'normalidad': de Victoria a Pablo
  1. Casas Reales
REDES SOCIALES

Los sobrinos de Felipe VI y su estrategia hacia la 'normalidad': de Victoria a Pablo

Así como sus madres intentaron volar libres cuando cumplieron 20 años, sus hijos tratan de llevar una vida común. Victoria luce palmito en photocalls y Pablo triunfa en el Barça

Foto: Victoria Marichalar Borbón. (Cordon Press)
Victoria Marichalar Borbón. (Cordon Press)

A los 24 años, la infanta Elena se fue a vivir a París tras romper su noviazgo con el jinete Luis Astolfi. En la capital francesa, la hija mayor de los entonces Reyes tuvo a su amigo Jorge de Habsburgo, hijo del archiduque Otto de Habsburgo, heredero de los derechos dinásticos de Austria-Hungría, como paño de lágrimas. A los 24 años, la infanta Cristina ya había terminado sus estudios de Políticas en Complutense (se licenció con 23) y se marchó a Nueva York para realizar un máster de Relaciones Internacionales.

Ahora son los hijos de las Infantas quienes tratan de llevar esa vida ‘normal’ que intentaron labrarse sus madres. Victoria de Marichalar, a sus 21 años, aparece en photocalls, sigue a su novio DJ y abre sus redes sociales al público como signo de normalidad. También Pablo Urdangarin, a sus casi 21 años, sigue su carrera de deportista de élite y responde a la prensa en plena calle cuando le preguntan por su debut en el primer equipo del Barça de balonmano (ante la orgullosa mirada de sus padres).

placeholder Los Reyes eméritos, con sus hijos y sus nietos al completo. (EFE)
Los Reyes eméritos, con sus hijos y sus nietos al completo. (EFE)

Paso a paso, los sobrinos del rey Felipe VI intentan buscar su lugar y siguen la estela de sus madres, quienes cuentan con su carrera profesional al margen de la Casa Real aunque vinculadas a su familia. Si Elena es la directora de Proyectos de la Fundación Mapfre y Cristina lo es del área Internacional de La Caixa y la Fundación Aga Khan, sus hijos quieren también su propio sitio en el mundo.

Foto: Froilán y Victoria Federica. (CP)

Victoria de Marichalar es una de las sobrinas del monarca que más da que hablar. Su relación con el DJ Jorge Bárcenas está totalmente consolidada y comparten piso en la zona de José Abascal, una vivienda grande y amplia por la que pagan un alquiler normal”, dicen sus allegados. Nada de cifras desorbitadas como se ha dicho. “Normal”, insisten desde su entorno. La palabra se repite siempre que uno pregunta por los hijos de las Infantas.

Vida al descubierto

Y ahora que llevan las riendas de sus vidas, que son mayores de edad, han decidido ser ellos quienes dirijan sus vidas. El paso más significativo de la joven Marichalar ha sido el que ha dado esta semana al abrir sus cuentas de Instagram al público. Ha bloqueado a periodistas que conoce y sabe que informan sobre su vida, pero mantiene sus fotografías a la vista de todos. Y eso implica dejar su vida al descubierto, los arrumacos con su novio, sus viajes, sus aficiones, sus restaurantes preferidos, sus fiestas.

Foto: Pablo Urdangarin.

Quien no tiene todas sus redes sociales abiertas al público es Pablo Urdangarin, quien sí que tiene una cuenta de TikTok sin ‘candar’. Él mismo es consciente de, como deportista de elite, las redes sociales son de gran ayuda para darse a conocer entre el público: sus compañeros de equipo, tanto del Barça B como del que juega la Liga Asobal, tienen sus cuentas abiertas. Allí narran sus vivencias, publican sus victorias y muestran imágenes de los vestuarios a sus fans.

Clubs de fans

Porque todos tienen legiones de fans, gente joven en su mayoría que sigue sus andanzas, alaban sus looks y aplauden cada paso que dan. Pablo, acaso por ser un joven muy apuesto, es quien más cuentas dedicadas tiene. En todas publican fotografías de ellos desde que eran niños y se centran en la actualidad.

Es más, si alguien quiere saber cómo le va, por ejemplo, a Pablo Urdangarin en su vida, lo mejor que puede hacer es seguir esas cuentas en las que por arte de magia tienen acceso a imágenes inéditas y privadas de los hijos de las Infantas. Podemos ver a Pablo con su hermana Irene sentados a la mesa de una cafetería o el joven (con poca ropa) en los vestuarios del Barça de celebración con sus compañeros.

Victoria en la intimidad

Sucede lo mismo con el resto de los sobrinos de Felipe VI. Todos tienen varios clubs de fans y las redes sociales son el lugar en el que publican sus declaraciones de ‘amor’. Con Victoria de Marichalar sucede algo parecido que con su primo Pablo: podemos ver imágenes inéditas de la joven en las cuentas de sus clubs de fans. Raqueta en mano en una cancha de tenis o un selfi en el probador de una tienda de ropa.

Foto: La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en Barcelona. (Gtres)

Además, estas cuentas interactúan entre ellas, como lo hacen los primos en las redes sociales. Si en la cuenta personal de la hija de la infanta Elena, tanto Irene como otros primos, incluida Carla Vigo (sobrina de la reina Letizia), dan likes y hacen comentarios, en las de sus clubs de fans, son los propios seguidores de los royals patrios quienes se felicitan públicamente.

De Pablo Urdangarin hemos contado hasta 15 páginas en Instagram dedicadas a su vida y de Victoria de Marichalar al menos ocho. ¿Y el resto de los sobrinos ‘reales’? Pues Felipe (Froilán) de Marichalar tiene solo una cuenta de fans, Irene Urdangarin tiene al menos tres, su hermano Miguel tiene una, y Juan, el mayor de los Urdangarin de Borbón, tiene dos.

Foto: Juan Urdangarin. (Getty)

Quizás podríamos recordar lo que cantaba Pulp en ‘Common People’ (‘Gente normal’): “Nunca entenderás cómo se siente vivir tu vida sin sentido o control, sin ningún lugar al que ir [...]. Porque cuando estés tumbada en la cama viendo cucarachas en la pared, si llamas a tu padre lo podrá parar. Nunca serás una persona normal”.

Irene Urdangarin Infanta Elena TikTok Infanta Cristina
El redactor recomienda