¿Está Kate Middleton tras la campaña de odio contra Meghan? Lo que dicen las redes
  1. Casas Reales
TEORÍAS DE LA CONSPIRACIÓN

¿Está Kate Middleton tras la campaña de odio contra Meghan? Lo que dicen las redes

Un estudio reciente afirma que la duquesa de Sussex ha sido víctima de una campaña coordinada de odio en redes sociales. Y los ojos se ponen ahora en su cuñada y su responsable de comunicación

Foto: Kate Middleton y Meghan Markle, en el Día de la Commonwealth de 2019. (Getty)
Kate Middleton y Meghan Markle, en el Día de la Commonwealth de 2019. (Getty)

Les hablábamos hace unos días de cómo un informe había desvelado que Meghan Markle había sido víctima de una campaña de odio en redes sociales. Al parecer, según el servicio de análisis de Bot Sentinel, la compañía encargada del estudio, dos tercios de más de 114.000 tuits examinados procedían de solo 83 cuentas que los difundían de manera coordinada. Muchos de ellos llegaban además de bots, que en muchos casos reciben cierta cantidad de dinero por lanzar este tipo de publicaciones. Pues bien, no han tardado en aparecer hipótesis sobre quiénes son los responsables, con un nombre en la mente de muchos: ¿Está Kate Middleton tras esta campaña de odio contra Meghan?

Eso es al menos lo que aseguran los seguidores de Meghan Markle, que han elaborado toda una teoría apoyándose en varios datos que se conocieron tras la publicación. El primero, además de los numerosos tira y afloja que ya se han vivido de ambas, que muchas de esas cuentas han sido suspendidas. Y entre ellas hay algunas que no ocultaban su apoyo incondicional a la duquesa de Cambridge. ¿Y cómo conecta Kate Middleton con estos perfiles? Podrían ser realmente iniciativas espontáneas de fans de la esposa del príncipe Guillermo, pero los teóricos de este tema lo tienen claro: no escribía los mensajes, pero sabía perfectamente de su existencia.

placeholder Meghan Markle y Kate Middleton, en una imagen de archivo. (Reuters)
Meghan Markle y Kate Middleton, en una imagen de archivo. (Reuters)

La explicación es sencilla. Los que defienden esta teoría aseguran que Jason Knauf era el responsable de muchas de estas cuentas. Y no estamos hablando de cualquier persona. Era el director de comunicación del Palacio de Kensington, el paraguas bajo el que trabajaban los duques de Cambridge y los duques de Sussex antes de la salida de estos últimos de la Casa Real. Después, pasó a ser el director ejecutivo de la Royal Foundation y es una persona de absoluta confianza del príncipe Guillermo y Kate Middleton, al que incluso se puede considerar su mano derecha.

Hay que recordar, además, que Jason Knauf se ha visto involucrado en dos de las grandes polémicas que han salpicado a Meghan Markle. Por un lado, las acusaciones de acoso laboral en palacio, concretamente de dos trabajadores, que le reportaron el dudoso comportamiento de la duquesa de Sussex. Siempre según 'The Times', el tabloide que publicó la exclusiva, el príncipe Harry le pidió que no lo comunicara a Buckingham, intercediendo por su esposa. Así la cuestión se quedó en un intercambio de correos electrónicos entre el entonces secretario de comunicaciones de Kensington, el propio Knauf, y el secretario personal del príncipe Guillermo, Simon Case, sin que trascendiera más allá, al menos hasta que 'The Times' contó la historia.

placeholder Jason Knauf, durante el Earthshot Prize. (Reuters)
Jason Knauf, durante el Earthshot Prize. (Reuters)

El segundo tema en el que Knauf se ha visto involucrado fue el juicio de Meghan Markle contra la editorial Associated Limited Newspapers por publicar la carta manuscrita que envió a su padre. Uno de los puntos en los que se basaba la defensa era que la duquesa de Sussex había pedido ayuda al propio Knauf para escribirla, por lo que la reclamación de derechos de autor no tenía sentido. Pero el director de la Royal Foundation actuó como testigo en la última audiencia que se celebró y, lejos de perjudicar a la duquesa de Sussex con su declaración, la favoreció al asegurar que no fue el autor del borrador en formato electrónico que luego Meghan transcribiría a mano. De ahí que, al menos viendo todo desde fuera, no se pueda asegurar que Jason Knauf tiene un afán evidente de destruir a la que fue una de sus 'jefas'.

Pero los ánimos se han encendido aún más al ver una imagen de Kate Middleton en la COP26 de Glasgow junto al propio Knauf. En ella vemos a la duquesa de Cambridge, ataviada con el espectacular vestido blazer en tono azul Klein con el que acudió. Junto a ella, Knauf, copa de cerveza en mano y comentando algo que a Kate parece hacerle muchísima gracia, a juzgar por su actitud, de absoluta confianza hacia él, como pueden ver.

placeholder Kate Middleton y Jason Kanut, en la recepción de la COP26. (Getty)
Kate Middleton y Jason Kanut, en la recepción de la COP26. (Getty)

Y otra de las claves que convencen a los que apoyan esta teoría de que Kate Middleton está tras la campaña de odio contra Meghan Markle es que el cierre de algunas de estas cuentas que generaban los mensajes ha sido de forma intencionada por parte del dueño de perfil. Algo muy sospechoso, para muchos, teniendo en cuenta que a Jason Knauf le quedan las horas contadas como trabajador de los Cambridge, ya que hace unos meses les anunciaba su marcha. Pura casualidad o causa-efecto, no se sabe. Pero lo cierto es que los seguidores de Meghan Markle están más que empeñados en responsabilizar a su cuñada de este odio, que además fue uno de los motivos que alegaron los Sussex para explicar su marcha del Reino Unido.

Lo único cierto, de momento y más allá de teorías, son los datos que están ahí y que dicen que más de un 70% de los mensajes de odio que recibe Meghan son generados por unas pocas cuentas que además lo hacen de forma coordinada. Unos datos que llevaron a decir al director ejecutivo de la empresa que había desarrollado el informe, Christopher Bouzy, que esta campaña de acoso contra la duquesa de Sussex no se parecía en nada a las que tanto él como su equipo habían visto antes.

Kate Middleton
El redactor recomienda