Es noticia
Menú
Rumores, contradicciones y un final feliz: la cronología de la estancia de Charlène en Sudáfrica
  1. Casas Reales
PRINCIPADO DE MÓNACO

Rumores, contradicciones y un final feliz: la cronología de la estancia de Charlène en Sudáfrica

Durante este periodo que Charlène ha pasado en Sudáfrica, ha habido de todo. Rumores sobre un posible divorcio, contradicciones por parte de Alberto de Mónaco y un esperado final feliz

Foto: El príncipe Alberto y la princesa Charlène de Mónaco. (EFE)
El príncipe Alberto y la princesa Charlène de Mónaco. (EFE)

Todo empezó en mayo, y casi medio año después ha llegado el final feliz. Tras casi seis meses retenida en Sudáfrica por una infección ORL que le impedía volar, y por la que tuvo que pasar por quirófano hasta en tres ocasiones, este domingo la princesa Charlène cogía un avión para volver a casa con su marido y sus hijos. Tras un vuelo nocturno de 10 horas, aterrizaba al amanecer en Niza y era trasladada en helicóptero hasta el helipuerto del principado, donde la esperaban Alberto II y sus mellizos, los príncipes Jacques y Gabriella, quienes dieron la bienvenida a su madre con abrazos y besos.

Durante este periodo que Charlène ha pasado en Sudáfrica, ha habido de todo. Rumores, y muchos, sobre un posible divorcio entre el matrimonio, contradicciones por parte de Alberto de Mónaco, quien consciente de que su mujer estaba ingresada aseguraba que volvería pronto al principado, y un final feliz para una princesa que lo ha pasado realmente mal estos meses, y la prueba de ello se refleja en su físico. Repasa con Vanitatis la cronología de la estancia de Charlène en Sudáfrica.

placeholder Charlène, junto a Alberto, Jacques y Gabriella. (Palacio de Mónaco)
Charlène, junto a Alberto, Jacques y Gabriella. (Palacio de Mónaco)

Mediados de mayo: Charlène emprende un viaje a Sudáfrica para apoyar una campaña en contra de la caza furtiva de rinocerontes. Un viaje de conservación animal del que la princesa presume en redes sociales, pero del que no se dan muchos detalles. Son habituales las visitas de la exnadadora a su país natal, así que nadie se extraña.

21 de mayo: La ausencia de Charlène en el gran premio de Fórmula 1 de Mónaco obliga a la princesa a hacer pública su situación. Mediante un comunicado se confirma que Charlène sigue en Sudáfrica y que sufre una grave infección. "De viaje por el continente africano en el marco de una misión de conservación de la fauna, S.A.S. la princesa Charlène ha sido aquejada de una infección ORL que no le permite viajar. Lamentablemente, no podrá asistir al Gran Premio de Fórmula 1de Mónaco. S.A.S. la princesa Charlène desea lo mejor al Automóvil Club de Mónaco, organizador del evento, así como a los pilotos y equipos implicados en esta gran competición automovilística".

5 de junio: Primera foto de familia. Chàrlene hace pública una fotografía en redes sociales en la que aparece celebrando de manera íntima y familiar el cumpleaños de su sobrina, Aiva Grace. "¡Feliz quinto cumpleaños, Aiva! Con amor, tía Charlène", escribe junto a la imagen compartida en su cuenta de Instagram en la que aparece junto a Alberto y los mellizos, Jacques y Gabriella, siendo esa la primera visita que realizan a Sudáfrica para estar con ella.

19 de junio: Charlène se somete a una primera intervención de la que no se dan detalles.

25 de junio: A través de su fundación, Charlène da un poco más de información acerca de su situación, y lamenta que no podrá estar en casa en julio para celebrar su décimo aniversario de boda con Alberto. "Este año será el primero que no estaré con mi marido en nuestro aniversario en julio, lo que es difícil y me entristece. Sin embargo, Alberto y yo no teníamos otra opción que seguir las instrucciones del equipo médico, aunque es extremadamente difícil. Él ha sido el apoyo más increíble para mí".

1 de julio: Alberto y Charlène celebran su décimo aniversario de bodas separado. Ella comparte en sus redes sociales algunos vídeos recordando el gran día.

6 de julio: Charlène concede una entrevista a la radio Channel 24: "Ha sido un momento difícil para mí. Extraño muchísimo a mi esposo e hijos. Lo que ha sido extremadamente difícil para mí fue cuando mi equipo médico me indicó que no podía regresar a casa para mi décimo aniversario de boda. Alberto es mi roca y mi fuerza, y ​​sin su amor y apoyo no habría podido superar este momento doloroso"

15 de julio: La revista ‘Bunte’ lleva en su portada de papel la separación de Alberto y Charlène de Mónaco, aportando además varias de las pistas que llevarían a esta conclusión.

16 de julio: Charlène responde a los rumores. Ella misma explica a Channel 24 el origen de su infección, causada tras una intervención dental que se realizó antes de viajar... La exnadadora se sometió a una elevación del seno maxilar para colocar un injerto con el fin de poner un implante y esto le produjo una grave infección. Sin embargo, no se dio cuenta de esta complicación hasta que empezaron a dolerle mucho los oídos, ya en Sudáfrica, y tuvo que visitar a un especialista. “La presión de mi oído no se estabiliza, lo que significa que no puedo volar por encima de los 20.000 pies”, asegura.

14 de agosto: Charlène se enfrenta a su segunda intervención. "La operación ha salido bien. La princesa Charlène está descansando y nuestros pensamientos están con ella". De este modo expresa el príncipe Alberto el estado actual de su esposa tras la intervención a la que se somete a causa de una grave infección de oído, nariz y garganta que contrajo el pasado mes de mayo. La operación dura cuatro horas y se efectúa con anestesia general.

19 de agosto: La tía del príncipe Alberto, Christa Mayrhofer-Dukor, concede una entrevista a la revista italiana 'Oggi' en la que hace pública una conversación privada que mantuvo por teléfono con el soberano monegasco y en la que él le asegura que el divorcio "es inminente". “Él insinuó que su matrimonio está en una etapa muy muy difícil. Me dijo: "Con Charlène estoy en una fase de alejamiento no solo física".

28 de agosto: Charlène recibe la segunda visita de su marido y sus hijos. La exnadadora se reúne con familia, que viaja desde Mónaco para estar unos días con ella. La princesa comparte imágenes en su cuenta de Instagram presumiendo de ellos.

1 de septiembre: La princesa sufre un desmayo por el que tiene que ser ingresada en un hospital de Durban. Los medios del país se hacen eco y Palacio tiene que salir al paso con un comunicado dos días después, el 3 de septiembre.

2 de septiembre: Conociendo que su mujer sufrió un desmayo y que permanece ingresada -aunque todavía no se ha hecho público-, Alberto hace unas sorprendentes declaraciones, asegurando que "Charlène está lista para volver". Ese mismo día, aparece en la portada de 'Paris Match' una entrevista con Nicole Coste, ex de Alberto y madre de su hijo Alexander, en la que va contra la princesa: "Teniendo en cuenta nuestros respectivos lazos con el príncipe deberíamos apoyarnos cordialmente. En nuestra situación, la diplomacia debe imponerse. He vivido cosas que me han alertado e impactado [...], por ejemplo, cambió a mi hijo de habitación, aprovechando la ausencia de su padre y lo instaló en el ala de los empleados".

8 de octubre: Tras semanas de silencio, Charlène es intervenida por tercera vez. El resultado es un éxito y se asegura que ya no tendrá que pasar más por quirófano.

26 de octubre: El mismo día en el que Charlène comparte la noticia de que su perrita ha muerto, el príncipe Alberto da una entrevista a 'Point de Vue' contando que la vuelta de la princesa al principado es inminente, y que participará el 19 de noviembre en la Fiesta Nacional.

8 de noviembre: Tras un vuelo nocturno de 10 horas, la princesa aterriza al amanecer en Niza y es trasladada en helicóptero hasta el helipuerto del principado, donde la esperan Alberto II y sus mellizos, los príncipes Jacques y Gabriella. Un final feliz.

Todo empezó en mayo, y casi medio año después ha llegado el final feliz. Tras casi seis meses retenida en Sudáfrica por una infección ORL que le impedía volar, y por la que tuvo que pasar por quirófano hasta en tres ocasiones, este domingo la princesa Charlène cogía un avión para volver a casa con su marido y sus hijos. Tras un vuelo nocturno de 10 horas, aterrizaba al amanecer en Niza y era trasladada en helicóptero hasta el helipuerto del principado, donde la esperaban Alberto II y sus mellizos, los príncipes Jacques y Gabriella, quienes dieron la bienvenida a su madre con abrazos y besos.

Carolina de Mónaco
El redactor recomienda