Es noticia
Menú
Las revelaciones del exsecretario de Meghan Markle que no la dejan en buen lugar
  1. Casas Reales
CASA REAL INGLESA

Las revelaciones del exsecretario de Meghan Markle que no la dejan en buen lugar

La carta que la duquesa de Sussex mandó a su padre continúa dando que hablar, esta vez en el proceso de apelación del diario que publicó la misiva. Hay un nuevo giro de guion

Foto: Meghan Markle. (Getty)
Meghan Markle. (Getty)

La historia viene de atrás: Meghan Markle envía en 2018 una carta a su padre, Thomas Markle, donde se abre en canal y le pide que deje de hablar y mentir ante los medios de comunicación sobre la relación entre ambos. Aquella carta se filtró poco después a la prensa, concretamente al 'Mail on Sunday'. Meghan decide entonces demandar al periódico por difundir una información íntima y personal.

En febrero de este 2021, y tras un tiempo de batalla judicial, la duquesa de Sussex ganaba la demanda contra el medio que concernía a la privacidad de la misiva, ya que el juez consideró entonces que la carta que envió en agosto de 2018 a su padre, publicada por el 'Mail on Sunday' seis meses después, y que fue el gran pilar del litigio entre la mujer de Harry y el medio, debería haberse quedado en el ámbito privado.

De esta manera, al juez no le servía la defensa que hizo el grupo editorial, alegando que Meghan Markle había escrito esa carta siendo plenamente consciente de que iba a ser publicada.

placeholder Thomas Markle, el padre de Meghan, durante una entrevista. (CP)
Thomas Markle, el padre de Meghan, durante una entrevista. (CP)

Segundo round

Ahora, unos meses después y dentro del proceso del juicio de apelación por la publicación de la misiva, en el segundo día de audiencia, Jason Knauf ha venido a corroborar esa idea: que Meghan era plenamente consciente de que la carta llegaría, tarde o temprano, a ver la luz pública. Lo importante del asunto es que Jason fue secretario de comunicaciones del príncipe Harry y su esposa.

En su testimonio, Knauf explica que la duquesa tenía el temor de que su padre no respetara la confidencialidad de sus intercambios epistolares, ya que colaboraba con la prensa. Así que, según sus palabras, el borrador de la misma fue escrito pensando en que existía esa posibilidad: “La duquesa me había señalado entonces que reconocía que era posible que (su padre) la hiciera pública", explicaba Knauf. Para Andrew Caldecott, el abogado que representa al grupo editorial que publicó la carta, el testimonio contradice "el escenario que se presentó ante el juez", según el cual se trataba de una "carta absolutamente privada escrita para ser leída exclusivamente por el señor Markle". Resumiendo: según su exsecretario, Meghan sabía que eso no solo podía pasar sino que probablemente ocurriría y lo redactó sabiendo que terminaría pasando.

Qué decía la carta

Nada menos que cinco páginas empleó la duquesa para poner de manifiesto que las diferencias con su padre parecían (entonces y aún siguen siéndolo) irreconciliables. En la carta, escrita con una exquisita caligrafía, Meghan Markle afirmaba: "Me has roto el corazón en un millón de pedazos". Además, le reprochaba que atacase a su marido, que diera entrevistas a los medios de comunicación y que hiciera montajes. No solo eso, también le señalaba por haberse posicionado del lado de su hermana, Samantha, a la que aseguraba apenas conocer, y que no había cesado en atacarla en los últimos meses, "mientras yo he sufrido en silencio con sus mentiras".

placeholder Los duques de Sussex, en una imagen reciente. (Reuters/Andrew Kelly)
Los duques de Sussex, en una imagen reciente. (Reuters/Andrew Kelly)

Meghan encabezaba la carta con un cariñoso "papá" y manifiestaba que "con dolor de corazón te escribo esto, sin entender por qué has elegido este camino, haciendo oídos sordos al daño que estás causando". Además de enumerar los motivos por los que le infligía un enorme daño, se quejaba de que no intentara contactar con ella y de que le dijera a la prensa que fue él quien fue rechazado. Aseguraba que tanto su marido como ella quisieron ayudarle después de que él no pudiera ir a su boda a consecuencia de dos infartos y le calificaba de "ingrato" porque le ha apoyado económicamente.

"No solo te he querido, protegido y defendido, ofreciéndote todo el apoyo financiero que he podido, preocupándome por tu salud... y siempre preguntándote cómo podía ayudarte. Así que la semana de la boda fue horrible enterarme a través de un tabloide que te había dado un infarto. Te llamé y te mandé mensajes. Te rogué que aceptaras ayuda, mandamos incluso a alguien a tu casa. Y en lugar de hablar conmigo o aceptar esto o cualquier otro tipo de ayuda, dejaste de contestar al teléfono y preferiste hablar solo con los tabloides", rezaba la carta.

La historia viene de atrás: Meghan Markle envía en 2018 una carta a su padre, Thomas Markle, donde se abre en canal y le pide que deje de hablar y mentir ante los medios de comunicación sobre la relación entre ambos. Aquella carta se filtró poco después a la prensa, concretamente al 'Mail on Sunday'. Meghan decide entonces demandar al periódico por difundir una información íntima y personal.

Príncipe Harry
El redactor recomienda