Ernesto de Hannover, 'descondenado': la sorprendente decisión de un juez
  1. Casas Reales
EL PRÍNCIPE REDIMIDO

Ernesto de Hannover, 'descondenado': la sorprendente decisión de un juez

Parece que no estamos hablando del mismo Ernesto de Hannover que protagonizó escandalosos titulares el verano pasado, pero sí. Ahora son positivos y cargados de buenas noticias

Foto: Ernesto de Hannover, saliendo de los juzgados el pasado marzo. (Getty/Kerstin Joensson)
Ernesto de Hannover, saliendo de los juzgados el pasado marzo. (Getty/Kerstin Joensson)

La vida de Ernesto de Hannover ha cambiado radicalmente en poco más de medio año. Es difícil resurgir después de tocar fondo, pero él lo ha conseguido. Y ha sido gracias a la sorprendente decisión de un juez, que parece haberle perdonado todas sus faltas de los últimos meses. Un giro inesperado de los acontecimientos que parece ponerle de cara el próximo juicio que tiene el 24 de noviembre, en el que se estudiará el recurso de apelación que solicitaron sus abogados para revocar la condena que los tribunales le impusieron el pasado marzo.

No se puede negar que el príncipe alemán y exmarido de Carolina de Mónaco ha tocado fondo muchas veces, pero quizá ninguna como la que les comentamos, que acabó en juicio y condena. Meses antes, Ernesto había sido protagonista de varios altercados. Primero, atacando a unos agentes de la policía austriaca; después, amenazando a los guardeses de la finca de caza en la que vivía. El resultado fue que tuvo que sentarse ante el juez para responder por estos y otros delitos, por los que fue condenado a diez meses de prisión -aunque en régimen de libertad provisional-, además de que se le prohibió entrar en la finca durante tres años y tener contacto con los guardeses a los que había amenazado. También se le obligó a someterse a un tratamiento de desintoxicación para dejar el alcohol y un tratamiento de psicoterapia.

placeholder Ernesto de Hannover, saliendo de los tribunales el pasado marzo. (Getty)
Ernesto de Hannover, saliendo de los tribunales el pasado marzo. (Getty)

Pues bien, todas estas indicaciones han sido repentinamente revocadas por el Tribunal Superior de Linz, al considerar que no existe ningún riesgo de que Ernesto las infrinja. Ya en su momento, el mismo tribunal apuntó que esas instrucciones no eran definitivas, puesto que el proceso judicial seguía en marcha, en espera de que se resolviera el recurso de apelación. Pero ahora, dos semanas antes de la nueva audiencia para estudiar este recurso, el tribunal ha decidido retirar estas medidas, convirtiendo a Ernesto de Hannover en un hombre casi libre.

Es decir, si quisiera, actualmente el príncipe alemán puede campar a sus anchas por su finca de caza de Austria, establecer contacto con los guardeses, a los que el tribunal consideró que había amenazado, y no necesitaría someterse, al menos de momento y hasta que los jueces vuelvan a pronunciarse, a ningún tipo de tratamiento, aunque ya en verano pasó algunos días en una clínica. Y también, por qué no decirlo, puede volver a beber alcohol, precisamente el que ha sido la causa principal de muchas de las polémicas que ha protagonizado a lo largo de toda su vida.

placeholder Ernesto de Hannover, saliendo de los juzgados el pasado marzo. (Getty Images/Kerstin Joensson)
Ernesto de Hannover, saliendo de los juzgados el pasado marzo. (Getty Images/Kerstin Joensson)

Desde luego, parece que estamos hablando de otro Ernesto de Hannover. Porque ha pasado de ser un hombre solo, que no se hablaba con su familia y con numerosos problemas judiciales a ser un hombre que vuelve a disfrutar de sus nietos, que tiene una nueva ilusión sentimental y que no tiene cuentas con la justicia... O al menos de momento. Porque todas estas medidas pueden volver a imponérsele el día 24, cuando está fijada la vista para el recurso de apelación. Se verá entonces si es un hombre totalmente libre o vuelve a pesar sobre él la sombra de la condena.

Van a ser días de lo más agitados en lo judicial para el príncipe alemán. Porque solo un día después de esta vista, el 25 de noviembre, está fijada la primera audiencia del proceso judicial que iniciaba el todavía marido de Carolina de Mónaco a finales de 2020 contra su hijo mayor. Se trata de una demanda millonaria que el actual jefe de la Casa Hannover interpuso para reclamar a su primogénito varias propiedades, además de numerosas obras de arte, objetos de valor y carruajes antiguos que supuestamente -y siempre según la demanda- Ernesto Jr. había ido sustrayendo de estos inmuebles.

Carolina de Mónaco