Meghan Markle regresa a la alfombra roja, de rojo y con la amapola de la discordia
  1. Casas Reales
salute to freedom

Meghan Markle regresa a la alfombra roja, de rojo y con la amapola de la discordia

Los duques de Sussex han sido protagonistas de una gala en Nueva York donde han acudido como dos estrellas. Eso sí, no han faltado los símbolos y las medallas militares

Foto: Los duques de Sussex, en la gala Salute to Freedom. (Getty)
Los duques de Sussex, en la gala Salute to Freedom. (Getty)

Un día después de su última entrevista concedida en el marco de la cumbre DealBook del 'New York Times', ha llegado su gran momentazo. Meghan Markle regresa a la alfombra roja y lo hace espectacular de rojo y, cómo no, rodeada de polémica. Si hace unos días la veíamos hablando con el editor Andrew Ross Sorkin, con un look sobrio en negro, la duquesa de Sussex recuperó su lado más Hollywood para su reaparición en Nueva York, en la gala Salute to Freedom celebrada en el Intrepid Museum de la ciudad, a la que acudió con el príncipe Harry.

El príncipe, que sirvió en las Fuerzas Armadas Británicas durante 10 años, entregó las medallas en honor a los miembros del ejército de este evento anual que reconoce “el liderazgo extraordinario y honra a los hombres y mujeres valientes que sirven en defensa de nuestra nación", según se explica en su página web.

placeholder Meghan, en la gala Salute To Freedom. (Getty)
Meghan, en la gala Salute To Freedom. (Getty)

Era una noche especial para la pareja real, que llevaba muchísimo tiempo sin pisar una red carpet, y desde luego ninguno de los dos defraudó. Meghan Markle eligió un espectacular vestido rojo de Carolina Herrera con escotazo, abertura delantera y falda estilo princesa con lazo detrás y cola. En los pies, unos salones de raso granates destalonados de Giuseppe Zanotti. Las joyas, discretas pero carísimas, unos pendientes de diamantes de Maison Birks, repetidos, y nuevamente su brazalete preferido, el modelo Love de Cartier, del que nunca se separa. Además, se apuntó al recogido que arrasa entre las royals (Letizia es un ejemplo e incluso la infanta Sofía); el moño de bailarina, en su caso en su versión más clásica, alto y muy pulido.

Estaba espectacular y muy sonriente, caminando de la mano de su marido. A su llegada, uno de los periodistas le preguntó si estaba orgullosa de Harry por haber sido invitado a participar en tan importante evento, y ella, esbozando una gran sonrisa, contestó: “Siempre estoy orgullosa de él”.

placeholder El príncipe Harry y Meghan, durante la gala. (CP)
El príncipe Harry y Meghan, durante la gala. (CP)

Hay otro detalle en la reaparición de Meghan Markle y Harry en Nueva York que no ha pasado inadvertido y que, de nuevo, vuelve a desatar la polémica. Parece que a los Windsor no les ha hecho mucha gracia que exhiban ciertos símbolos y condecoraciones militares en su gran reaparición. Tal y como había hecho durante la cumbre del ‘New York Times’, la duquesa volvía a llevar prendido en su vestido ‘couture’ su poppy remembrance, el broche de amapola que recuerda los sacrificios de las fuerzas armadas durante la Primera Guerra Mundial.

Aunque está fuera de la familia real británica por decisión propia, sigue luciendo uno de sus símbolos más distintivos. Su marido ha hablado recientemente de lo que opina del término Megxit, que se acuñó para su salida de Buckingham: “Quizás lo sepa la gente o quizás no, pero el término Megxit fue y sigue siendo un término misógino acuñado por un troll, amplificado por los corresponsales de la realeza, que siguió creciendo y creciendo hasta llegar a los medios generalistas”.

placeholder Los duques de Sussex, en la alfombra roja como dos estrellas. (EFE)
Los duques de Sussex, en la alfombra roja como dos estrellas. (EFE)

Volviendo a la insignias, el duque de Harry también llevó su amapola, pero él además lució en la solapa de su americana varias de sus medallas militares, muy significativas. La más importante, la del Caballero Comandante de la Real Orden Victoriana que es entregada por Isabel II personalmente por el servicio a la Corona. En el caso del duque de Sussex, su abuela se la concedió para celebrar su despedida del ejército tras diez años de servicio.

También lucía la Medalla de Servicio Operacional para Afganistán, que se otorga únicamente a los miembros de las Fuerzas Armadas Británicas que prestan servicio en ese país después de 2001. Harry estuvo dos veces y es el único miembro de la familia real que tiene este honor. Las otras dos eran las medallas del Jubileo, la de oro y la de diamantes, que se entregan a todos los miembros de la realeza para marcar cada jubileo. Además, en el cuello llevaba la cruz del Caballero Comandante de la Real Orden Victoriana.

Príncipe Harry
El redactor recomienda