Los reyes Felipe y Letizia, derroche de cariño y una imagen que siembra la duda
  1. Casas Reales
¿IMAGEN REAL O EFECTO VISUAL?

Los reyes Felipe y Letizia, derroche de cariño y una imagen que siembra la duda

Los Reyes han protagonizado este lunes varias imágenes que sumamos a esas que demuestran que están pasando por un momento bastante dulce en su relación

Foto: Los Reyes celebran el 75º aniversario de la EMT. (Limited Pictures)
Los Reyes celebran el 75º aniversario de la EMT. (Limited Pictures)

Lo venimos diciendo desde hace unas semanas. Los reyes Felipe y Letizia han cambiado... o al menos no se muestran en público tan rígidos como antes. Cada vez son más frecuentes las miradas cómplices, los gestos de cariño, los cuchicheos... No sabemos a qué se debe este cambio de actitud, pero muchas de sus últimas citas han dejado claro que pasan por una fase más que dulce de su relación. Y el acto de este lunes con la EMT de Madrid ha sido una prueba más. No solo hemos visto un auténtico derroche de cariño entre Felipe y Letizia en su última cita pública, sino que también han protagonizado una imagen más que insólita.

Foto: Los Reyes celebran el 75º aniversario de la EMT. (Limited Pictures)

Y no nos referimos al hecho de que viajaran en autobús, que también es algo a lo que no estábamos acostumbrados. Era la mejor manera de celebrar el aniversario de la EMT y no han dudado en desplazarse hasta la sede de la empresa en el barrio de Carabanchel en un coche de la línea 001, mezclándose con el resto de viajeros. Pero, aunque poco frecuente, no es la imagen de la que queremos hablarles. Porque todo lo que han hecho Felipe y Letizia en esta mañana apoyando el transporte público de Madrid se ha quedado eclipsado por algo que ha sucedido hacia el final de su cita.

Los Reyes ya habían realizado el trayecto en autobús y se encontraban en el Centro de Transportes de la EMT Madrid. Allí visitaban las instalaciones, cocheras y talleres donde cada día se ponen a punto los vehículos que forman parte de la enorme flota de autobuses urbanos. Pero también había algunos coches antiguos, de esos que forman parte de los 75 años de la historia de la empresa municipal y que demuestran cómo han progresado y evolucionado estos vehículos. Don Felipe y doña Letizia subían a uno de ellos con el resto de autoridades y protagonizaban entonces un momento más que sorprendente.

placeholder Los Reyes, en el 75º aniversario de la EMT. (Limited Pictures)
Los Reyes, en el 75º aniversario de la EMT. (Limited Pictures)

Desde fuera, donde se encontraban la mayoría de los fotográfos, las cámaras captaban cómo aparentemente la Reina se sentaba sobre las rodillas de su marido. Una imagen tan insólita que aún nos cuesta creer, dado que no es nada propio de ninguno de los dos tener este tipo de gestos, tan alejados de la rigidez protocolaria a la que uno y otro acostumbran. Cierto es que la opinión general de todos los que conocen a Letizia en persona es que gana muchísimo en las distancias cortas, pero este gesto es, cuando menos, extrañísimo en ellos, especialmente tratándose de una cita pública.

Puede haber una explicación y es que, al haberse tomado las fotos desde una posición más baja y a algunos metros de distancia de donde estaban situados, se trate de un efecto óptico. Pero desde luego, viendo la secuencia de las imágenes, prácticamente todos diríamos que, efectivamente, la Reina se sienta en las rodillas de su marido. Y los que dudamos lo hacemos más por escepticismo y porque no concuerda nada con la actitud habitual de Letizia, ya que por las fotografías sí parece que se ha dado ese gesto de intimidad entre los Reyes. Juzguen ustedes mismos.

Independientemente de que fuera real o se tratase de un efecto óptico, no se puede negar que pocas veces vemos a los Reyes así. Cercanos -física y emocionalmente- hablando y riéndose a carcajadas, algo que ni las mascarillas conseguían disimular. Están a gusto y felices juntos, y eso se nota y no se molestan en disimularlo. Y hay que reconocer que esta imagen de normalidad en una pareja y que tanto se aleja de protocolos y etiquetas se agradece bastante, quizá precisamente porque no es muy frecuente.

A esto hay que sumarle que, de haberse dado realmente esta situación, no ha sido la única escena que veíamos en el Centro de Transportes de la EMT que dejaba claro que estamos ante una versión 2.0 del matrimonio de don Felipe y doña Letizia. No han pasado desapercibidos sus gestos, sus miradas y las conversaciones que tenían entre ellos de cuando en cuando. Pero sobre todo cómo el monarca, solícito, no ha dudado en ofrecer la mano a su esposa cuando tocaba bajar de algunos de los autobuses que han visto por dentro. En una de esas ocasiones, además, algo debía de hacerles mucha gracia, porque mientras establecían contacto físico, no disimulaban la risa.

placeholder Los Reyes, en el 75º aniversario de la EMT. (Limited Pictures)
Los Reyes, en el 75º aniversario de la EMT. (Limited Pictures)

Todos estos gestos y escenas se suman a los que hemos visto en las últimas semanas y de los que ya les hemos hablando en alguna ocasión. La mirada que se dirigieron durante su última cita en Lisboa y que las cámaras captaron, los cuchicheos entre ellos, cada más habituales... En resumen, una nueva complicidad y cercanía, normales en la mayoría de las parejas, pero no tanto si hablamos de los Reyes. Al menos a doña Letizia le costaba mucho salirse de su papel, manteniéndose fiel a un guion que ni siquiera se saltó el día de su propia boda, cuando prefirió besar a su marido en la mejilla.

Lo de mostrarse cariñosa ante las cámaras no entra -o entraba, mejor dicho- en sus planes. De ahí que la complicidad, el cariño y la conexión que han hecho evidentes en sus últimas apariciones públicas, incluyendo su visita a la EMT, sean más que sorprendentes.

El redactor recomienda