Alberto de Mónaco, sobre Charlène: no está en el Principado y su dolencia "no es solo física"
  1. Casas Reales
Nuevos datos

Alberto de Mónaco, sobre Charlène: no está en el Principado y su dolencia "no es solo física"

En una entrevista Alberto de Mónaco ha dado algunos datos más sobre el estado de salud de su esposa, la princesa Charlène, dónde se encuentra y cómo está

Foto: Alberto y Charlène, en una imagen de archivo en Mónaco en 2020. (EFE/Pool/Eric Gaillard)
Alberto y Charlène, en una imagen de archivo en Mónaco en 2020. (EFE/Pool/Eric Gaillard)

El estado de salud de Charlène de Mónaco preocupa. Si creíamos que su regreso a Mónaco era el final del camino, el tiempo nos ha demostrado que la recuperación de la princesa va a ser más larga de lo esperado. Hace pocos días se hacía público el comunicado oficial en el que confirmaban su ausencia en el Día Nacional de Mónaco, que tendrá lugar el 19 de noviembre.

Ahora, una entrevista de Alberto de Mónaco para ‘Monaco Matin’ ha aportado nuevos datos sobre el estado de Charlène, así como desvelado algunas incógnitas que llevaban tiempo siendo objeto de rumores y comentarios en el principado. Algunos medios internacionales afirmaban que Charlène no se encontraba en palacio, sino que estaba viviendo en un apartamento cercano. Especulaciones que hacen flaco favor a los constantes rumores de crisis en el matrimonio.

placeholder Charlène, junto a Alberto, Jacques y Gabriella. (Palacio de Mónaco)
Charlène, junto a Alberto, Jacques y Gabriella. (Palacio de Mónaco)

Parece que las cosas no son así exactamente, puesto que hay una parte de verdad en esas afirmaciones, pero también otra que no es cierta. Era el propio Alberto quien con sus palabras desvelaba que Charlène “no está en el Principado, pero podremos visitarla muy pronto. No puedo decir más por discreción”. Sigue el príncipe la estela del comunicado, donde se evitaba desvelar su paradero, asegurando que era “estrictamente confidencial” para poder “proteger la comodidad y la privacidad” de su recuperación. De momento ese sigue siendo el caso.

Ante la gran preocupación que se ha producido tras conocerse la noticia de que Charlène necesita un tiempo de recuperación al margen de sus labores profesionales, Alberto se ha mostrado comprensivo y por ello ha querido explicar un poco mejor cómo se encuentra su esposa: “Está mejor, pero todavía necesita descanso y paz. (...) Hay fatiga, no solo física, que solo se puede tratar con un periodo de descanso y seguimiento”. Sus palabras siguen la pauta marcada por la información oficial que recibíamos hace escasos días, donde se pidió respeto para ellos y para su privacidad.

placeholder Alberto de Mónaco continúa con su rutina. (EFE/Pool/Valery Hache)
Alberto de Mónaco continúa con su rutina. (EFE/Pool/Valery Hache)

El pasado 8 de noviembre, Charlène por fin regresaba a casa, tras pasar seis meses aquejada de una infección ORL (otorrinolaringológica). Este problema de salud hizo que tuviera que entrar en quirófano hasta en tres ocasiones y hacía imposible que pudiera viajar en avión, por lo que tuvo que permanecer en Sudáfrica, donde se encontraba en el momento de enfermar.

Como hemos señalado, parecía que su regreso a casa era el final de esta ‘pesadilla’. Sin embargo, la felicidad de su reencuentro con su familia era solo una pequeña pausa. Las alarmas saltaban de nuevo hace unos días cuando, en lugar de su esposa, era su hermana Estefanía quien le acompañaba a Dubái.

placeholder Alberto y Charlène, juntos en Sudáfrica. (Instagram)
Alberto y Charlène, juntos en Sudáfrica. (Instagram)

Su regreso a Mónaco le sirvió para coger aire y cargas las pilas, pero no ha supuesto el final del proceso de recuperación que, a tenor de las palabras de su marido, no solo le ha dejado con una gran fatiga física, sino también con unas secuelas emocionales de las que todavía tiene que recuperarse, y nada mejor que hacerlo en calma y tranquilidad, en un lugar que han optado por no desvelar para darle la intimidad que necesita.

Esta situación temporal que están atravesando le ha hecho plantearse ciertas cosas, sobre todo en lo que respecta a la vida de sus hijos. Los mellizos, que ya tienen seis años, pueden contar con su padre para todo porque, según ha afirmado en la misma entrevista, “mi prioridad es mi familia”. Estar presente en la vida de sus hijos es clave para él, sobre todo ahora que están aprendiendo y creciendo: “La forma en que crecen les ayuda a percibir el mundo. Si uno de los padres está ausente por razones médicas es necesario que el otro padre está ahí”.

placeholder Charlène y Alberto, en la Navidad de 2017. (EFE/Sebastien Nogier)
Charlène y Alberto, en la Navidad de 2017. (EFE/Sebastien Nogier)

La dolencia de Charlène les ha obligado a cambiar toda la dinámica familiar, así como a hacerse a la idea de que tenían que pasar tiempo separados. Un momento complicado para toda la familia, pero si confiamos en la palabra de Alberto, parece que pronto podrán volver a reunirse, quién sabe si para celebrar las fiestas navideñas juntos, como en otras ocasiones.

El redactor recomienda