Por qué Victoria Federica no puede tomarse en serio su conversión a influencer
  1. Casas Reales
RELAJADA Y HABLADORA

Por qué Victoria Federica no puede tomarse en serio su conversión a influencer

La sobrina de Felipe VI sorprendió el fin de semana al acudir a una fiesta organizada por la gran agencia de representación de los reyes y reinas... de la red

Foto: Victoria Federica en una imagen de 2019. (Getty)
Victoria Federica en una imagen de 2019. (Getty)

Este domingo Victoria Federica se convertía en protagonista de innumerables titulares. ¿Cuál fue su pecado? Disfrazarse de majorette y acudir a una fiesta con su pareja, Jorge Bárcenas. Pero no una fiesta cualquiera, se trataba de la reunión anual que celebra la agencia Soy Olivia con todos sus representados, que son, sin duda, la mayoría de los influencers más reconocidos de nuestro país. Entre ellos se encuentran María Pombo, Laura Matamoros, Pablo Castellano o Grace Villarreal. ¿Cómo se sintió y se comportó Victoria Federica entre tanta estrella? ¿Ha fichado la sobrina del Rey por una agencia de influencers? ¿Va a enfocar Victoria su futuro profesional en las redes sociales? Vanitatis tiene todos los detalles.

Y no, no parece plausible que la hija de la infanta Elena pueda convertirse en influencer si entendemos ese trabajo como el de alguien que crea contenido a través de las redes y que utiliza esa ventana para publicitar marcas que dan una contraprestación económica por ello.

Foto: El superlook de Victoria Federica con coleta de trenzas y baby hairs. (Instagram @vicmabor)

Este último ingrediente, que le paguen por ello, es la clave. Al cierre de estas líneas, Victoria Federica contaba con más de setenta y cuatro mil seguidores. Los ha conseguido todos en menos de un mes, desde que el pasado 28 de octubre abriera su cuenta de Instagram a todos los públicos, por lo que deducimos que le sería fácil rentabilizar sin demasiado esfuerzo el contenido que publica.

Puestos en contacto con Personality Media, consultora de marketing y análisis de datos de imagen de celebrities, nos hablan sobre esta posibilidad: “En nuestra opinión es casi imposible que pueda convertirse en una influencer al uso, porque las críticas pueden ser muy grandes si ella comienza a hacer colaboraciones publicitarias con marcas". Y continúan: "No parece probable que su familia estuviera de acuerdo con ello; sin embargo, sí podría convertirse en una influencer social como ya es la reina Letizia. Lo que ella se pone se convierte en tendencia y las marcas ganan en visibilidad con sus elecciones, pero no cobra por ello”.

No trabaja con la agencia

En caso de querer tomar el rumbo de esta nueva profesión no sería la primera joven de ‘sangre azul’ que se dedicara a esta reciente profesión, aunque sus antecesoras casi siempre han ligado su nombre al mundo de la moda: Lady Amelia Windsor; Talita Von Fürstenberg, sobrina de Marie-Chantal de Grecia; Mafalda de Bulgaria, que a pesar de dedicarse a la música es embajadora de diferentes firmas de moda, u Olympia de Grecia, que incluso ha diseñado su propio modelo de una conocida marca de bailarinas. El nombre de Victoria Federica, de momento, no puede añadirse a esta lista.

Por lo tanto, al menos por ahora, esto no va más allá de una afición que, en su caso, causa mayor expectación que en el de cualquier otra chica de su edad. Sus esfuerzos para entrar en el mundo laboral continúan entre las paredes de la universidad, donde estudia Administración y Dirección de Empresas, igual que su hermano Felipe Juan Froilán.

De hecho, puestos en contacto con la agencia organizadora de la fiesta, Soy Olivia, aseguran que Victoria no trabaja con ellos: “No, ella es amiga de la casa, pero no es influencer”, confirma la directora a este digital.

Sin embargo, se sintió en ese ambiente como una más. Fue vestida conjuntada con Jorge Bárcenas, su chico y DJ de la fiesta, y pasó mucho tiempo a su lado mientras él trabajaba. Pero también quiso bailar y tomar algo tranquilamente con los invitados a los que conocía y con algunos que ‘desvirtualizó’ durante la noche, porque a través de redes se conocían casi todos.

Foto: Victoria Federica, con su disfraz de Wonder Woman. (IG)

Vanitatis ha podido hablar con una de las influencers que estuvieron allí, quien asegura que la hija de la infanta Elena y su chico no conocían a la mayor parte de los invitados, lo que no les impidió integrarse con rapidez y pasarlo bien. “Él estuvo centrado con la música y aunque ella también estuvo con él, iba y venía. Le presentaron a la gente y fue muy educada y muy amable, estuvo bailando mucho rato y también estuvo charlando durante bastante tiempo con unos y otros”. “La verdad es que su presencia causó curiosidad porque obviamente todos la conocíamos. Ella fue encantadora, una más, creo que se lo pasó bien”, confirma.

Y es que, aunque la nieta mayor de los Reyes eméritos es plenamente consciente de que casi cualquier paso que dé, ya sea mostrándolo a través de redes o guardándolo para su intimidad, va a ser motivo de comentarios y juicios, esto no le impide disfrutar y acudir a aquellos planes que le apetecen más. Y a juzgar por las imágenes que hemos podido ver, esta fiesta cumplía todos los requisitos para ser un planazo de sábado noche para disfrutar.

Influencers
El redactor recomienda