La nueva ¿libertad? de Latifa: redes, adopción de animales y halagos a su padre
  1. Casas Reales
PREGUNTAS SIN RESPUESTA

La nueva ¿libertad? de Latifa: redes, adopción de animales y halagos a su padre

La hija del emir de Dubái sigue compartiendo en sus redes bonitas historias de animales, pero a las que acompaña la sombra de la sospecha

Foto: La princesa Latifa. (Cordon Press)
La princesa Latifa. (Cordon Press)

No ha pasado ni un año, pero parece que no estamos hablando de la misma persona. El pasado febrero, la historia de la princesa Latifa daba la vuelta al mundo, al salir a la luz unas imágenes en las que aseguraba que era una "rehén de su padre" y que estaba secuestrada, algo que ya había denunciado en una ocasión anterior, con el consiguiente revuelo internacional. Ahora tenemos que hablar de una Latifa que supuestamente disfruta de su nueva libertad, dedicándose a la adopción de animales, utilizando las redes sociales y dedicando halagos a su padre.

Las presiones internacionales parecieron funcionar en los primeros meses del año. Existen varios movimientos que luchaban -y lo siguen haciendo- por la libertad de la princesa Latifa, retenida en palacio desde que, en 2018, intentara huir de su país y fuera interceptada en aguas de la India y, siempre bajo las órdenes de su padre, Mohamed bin Rashid Al Maktoum, devuelta a Dubái. Sorprendentemente, el pasado mayo Latifa aparentaba hacer una vida 'normal' haciendo ver a través de sus redes sociales que estaba fuera de palacio.

placeholder La princesa Latifa, tomando algo en un centro comercial. (Redes)
La princesa Latifa, tomando algo en un centro comercial. (Redes)

En concreto fueron tres fotos en tres días. Todo un récord teniendo en cuenta que no había una de ella desde hacía años. Eran imágenes que podría haber protagonizado cualquier joven de su edad: con amigas, tomando algo, en centros comerciales y restaurantes... Vendrían después más, por si no había quedado claro que, al menos aparentemente, Latifa podía moverse libremente no solo por Dubái, sino por todo el mundo, ya que unas semanas después compartía una fotografía con una amiga en el aeropuerto de Madrid, donde parecían preparadas para tomar un vuelo de conexión.

Pero, a pesar de estas imágenes, no muchos se creían que Latifa estuviera realmente en libertad. Muchas de las asociaciones que llevaban luchando desde 2018 por su libertad, en las que hay primos de la princesa que sabían de su situación y sus intenciones, ponían en duda que realmente tuviera facilidad para salir con amigas o viajar. Apuntaban a que era más una campaña para hacer un lavado de la imagen del emir de Dubái, que ya no estaba en muy buen lugar por el proceso de divorcio de la princesa Haya y las conclusiones del juez.

placeholder La princesa Haya con el emir de Dubái, en una imagen de archivo. (EFE)
La princesa Haya con el emir de Dubái, en una imagen de archivo. (EFE)

Y lo cierto es que, analizando un poco las redes de la princesa, pueden no estar equivocados. Primero, hay que tener en cuenta que las fotografías de su recién recuperada 'libertad' -si realmente era así- no fueron compartidas por ella, sino por las amigas con las que posaba en las fotos. Y eso sin tener en cuenta que no es que Latifa fuera en ninguna de estas imágenes la representación de la felicidad precisamente. Ella ya avisa en la biografía de Instagram que solo comparte publicaciones relacionadas con sus mascotas y, efectivamente, ocupan gran parte del contenido.

Pero llama la atención que en muchos de sus posts haya imágenes de su padre, el emir de Dubái, la mayoría engrandeciéndole y haciendo de cada publicación prácticamente una oda. Algo que no cuadra en absoluto con la denuncia que se conocía en febrero sobre el secuestro perpetrado por su padre. Es más, días después, la BBC desvelaba que también había escrito una carta a la policía británica para que se esforzaran por esclarecer la desaparición de su hermana Shamsa, de quien no se sabe nada desde el año 2000, después de que, al igual que Latifa, intentara huir del país.

placeholder La princesa Latifa, junto a una amiga. (Redes sociales)
La princesa Latifa, junto a una amiga. (Redes sociales)

Y para este cambio de opinión sobre su padre, puede haber una explicación. Si nos fijamos, muchas de las publicaciones de su Instagram corresponden al periodo en el que estaba, según ella, secuestrada. Así que cabe la posibilidad de que sean otros los que manejen las redes sociales por ella. Teniendo en cuenta esto, cabe preguntarse si Latifa está disfrutando realmente de su libertad o, como se sospechó en su momento, todas sus imágenes fuera de palacio formaban parte de una campaña para que se relajaran las presiones internacionales. No podemos olvidar, además, que la situación de sus dos hijas fue un motivo importante que empujó a Haya a huir de Dubái y además el argumento fue utilizado en su favor, en un proceso que todavía no ha acabado.

El redactor recomienda