Meghan Markle, otra vez diana de los dardos de Donald Trump: "Harry ha sido utilizado"
  1. Casas Reales
LA GUERRA DE LOS TRUMP

Meghan Markle, otra vez diana de los dardos de Donald Trump: "Harry ha sido utilizado"

El expresidente de Estados Unidos se ha sentado con el presentador Nigel Farage y se ha despachado a gusto contra la pareja. Pero no es la primera vez, lo suyo viene de lejos

Foto: Los Sussex, en un viaje a Nueva York. (Reuters/Andrew Kelly)
Los Sussex, en un viaje a Nueva York. (Reuters/Andrew Kelly)

La duquesa de Sussex quizá nunca pensó hasta dónde alcanzarían las declaraciones que hizo contra Donald Trump en 2016, en su calidad de actriz y durante una entrevista. Sus palabras encendieron una mecha que ha durado varios años y que, hoy día, parece difícil de apagar. Porque cinco años después, Meghan Markle se ha convertido de nuevo en la diana de los dardos de Trump. Entre otras cosas, el expresidente de Estados Unidos ha asegurado que el príncipe Harry ha sido "horriblemente utilizado". Y además lo ha hecho con todo un compinche, Nigel Farage, en una especie de 'Todos contra Meghan'.

Trump se ha sentado con el político responsable del Brexit, otro de los mayores admiradores de la exactriz. Por si no se ha notado la ironía, lo decimos de otra forma: Farage no ha perdido ocasión de criticar a Meghan desde que esta se convirtiera en la prometida del príncipe Harry. Aunque llevaba un tiempo muy calmado en este aspecto, no ha dudado en mantener una charla televisada con el expresidente estadounidense para el canal británico GB News, en la que uno de los puntos centrales es la duquesa de Sussex y sus dos años como miembro de la Casa Real.

placeholder Donald Trump y Nigel Farage, durante la entrevista. (GB News)
Donald Trump y Nigel Farage, durante la entrevista. (GB News)

Teniendo en cuenta la poca admiración que tienen ambos por Meghan Markle, estaba claro que no iba a salir muy bien parada de esta conversación entre estos dos políticos, muchas veces más protagonistas por sus polémicos comentarios que por sus acciones desde sus respectivos cargos. Así que el hecho de que Trump acusara a la duquesa de Sussex durante la charla de ser "irrespetuosa" con Isabel II y con toda la familia real no debería sorprendernos. "No soy su fan. No lo fui desde el principio. Creo que Harry ha sido utilizado por ella y que se arrepentirá algún día".

Para Trump, Meghan Markle es la única culpable de que la relación del príncipe con los Windsor ahora no sea la mejor: "Ha arruinado la relación con su familia y eso duele a la reina". Lejos de calmar sus comentarios, Nigel Farage aprovechaba la ocasión para preguntarle por las cartas que la duquesa de Sussex había enviado a los miembros del Senado para luchar por la conciliación familiar y una baja de maternidad pagada por el Estado. La polémica no estaba en el contenido, sino que lo hacía con el membrete de duquesa y su título: "Está tratando de hacer cosas que creo que son muy inapropiadas", responde el americano.

placeholder La reina Isabel y Donald Trump, en Buckingham. (Reuters)
La reina Isabel y Donald Trump, en Buckingham. (Reuters)

Ha sido la última de una larga cadena de comentarios de uno y contestaciones del otro que empezaban en 2016 cuando, durante una entrevista, Meghan Markle -entonces solo actriz, no se conocía su noviazgo con Harry- acusaba a Donald Trump de ser "misógino y divisivo". Sus palabras encontraban respuesta tres años después, poco antes de la visita de Estado que el entonces presidente norteamericano hizo a Reino Unido. Durante una rueda de prensa previa a este viaje, un periodista quiso saber lo que pensaba de estas declaraciones. Y dejó la diplomacia a un lado para ser claro: "No sabía que era tan desagradable".

Aunque luego intentaba calmar las aguas tras la visita de Estado dando una opinión muy positiva sobre todos los miembros de la familia real a los que había podido conocer, incluido el príncipe Harry, no tardó mucho en volver a asomar la patita. Fue en plena tormenta del Megxit, cuando se supo que los Sussex habían dejado Canadá para instalarse en Estados Unidos. Trump no tardó en adelantarse en su Twitter al posible debate sobre quién sufragaría los gastos de seguridad de la pareja: "Soy un gran amigo y admirador de la Reina y el Reino Unido. Se informó que Harry y Meghan, que abandonaron el Reino, residirían permanentemente en Canadá. Ahora se han ido de Canadá a los Estados Unidos, sin embargo, los Estados Unidos no pagarán por su protección de seguridad. ¡Deben pagar!".

placeholder Meghan y Harry, en uno de sus últimos actos públicos. (Reuters/Caitlin Ochs)
Meghan y Harry, en uno de sus últimos actos públicos. (Reuters/Caitlin Ochs)

Y Meghan tampoco se ha quedado corta, aunque lo suyo no han sido las palabras, sino los hechos. Desde que volviera a Estados Unidos, se ha implicado mucho en la vida política del país, puesto que además su primer año de vuelta coincidía con la campaña electoral para las elecciones de noviembre. Ella no tuvo problema en participar en numerosas iniciativas para promover el voto femenino, por supuesto con la intención de echar a Trump de la Casa Blanca. Lo hizo incluso llamando por teléfono de forma aleatoria a diferentes ciudadanos para intentar convencerles de que Biden era el candidato correcto.

Este gesto también tuvo su respuesta por parte del político. Durante una rueda de prensa, se le preguntó por el apoyo de la duquesa de Sussex a su rival en las urnas y la respuesta de él fue 'muy Trump': "No soy fan de ella... Le deseo mucha suerte a Harry, la va a necesitar". Las palabras sonaban a advertencia y no quedan muy lejos de las pronunciadas con Nigel Farage en la reciente entrevista, asegurando que "Harry ha sido utilizado por ella y se arrepentirá algún día".

Príncipe Harry
El redactor recomienda