El abrazo final: tres años de la última foto juntos de don Juan Carlos, Leonor y Sofía
  1. Casas Reales
ABUELO Y NIETAS

El abrazo final: tres años de la última foto juntos de don Juan Carlos, Leonor y Sofía

El 6 de diciembre de 2018, veíamos por última vez juntos en público al Rey emérito con las hijas de los Reyes. Una foto histórica que no se ha repetido hasta el momento

Foto: El rey Juan Carlos, con sus nietas en 2018. (Limited Pictures)
El rey Juan Carlos, con sus nietas en 2018. (Limited Pictures)

Tres años, 156 semanas y 1.095 días, más uno extra por ser el 2020 bisiesto. Es el tiempo que llevamos sin ver juntos a don Juan Carlos y sus nietas más pequeñas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Un aniversario, si lo podemos llamar así, que se cumple este lunes, coincidiendo con el Día de la Constitución. ¿Casualidad? No. La Carta Magna fue, precisamente, el motivo que reunía a la familia real -incluyendo a los eméritos- para la que sería, sin que lo supiéramos entonces, su última cita oficial. Los acontecimientos se precipitarían los meses siguientes hasta hacer que aquella imagen en el Congreso de los Diputados fuera y sea, hoy por hoy, casi imposible de repetir.

Desde que nacieron las dos hijas de los actuales Reyes, se ha tenido la idea de que la relación del Rey emérito con ellas no era, en absoluto, tan estrecha como lo es con los primos Urdangarin o, por descontado, con Felipe de Marichalar y Victoria Federica. Es verdad que con los hermanos Marichalar ha dejado ver siempre mucha más complicidad, también porque sus gustos son compartidos: los toros, las cacerías, los buenos restaurantes... Mientras que ahora mismo pocas aficiones nos imaginamos que Leonor y Sofía pudieran compartir con su abuelo materno.

placeholder El rey Juan Carlos y Leonor, en 2018. (Limited Pictures)
El rey Juan Carlos y Leonor, en 2018. (Limited Pictures)

Aunque tampoco podemos negar que ese 6 de diciembre de 2018, cuando tuvo lugar esa última imagen de don Juan Carlos junto a sus dos nietas pequeñas, nada hacía pensar que no los volviéramos a ver juntos en público. Ni porque en ese momento imaginábamos que, meses después, el abuelo estaría exiliado en Abu Dabi, ni por la actitud que mostraron. Especialmente con Leonor vimos grandes momentos de complicidad y muchas risas por parte del emérito, que parecían sinceras y cariñosas. Incluso se veía que miraba con orgullo a su heredera.

Al menos, sí tenemos la certeza de que estuvieron juntos otra vez más como mínimo, aunque lejos de los objetivos de las cámaras. El verano siguiente, el rey Juan Carlos tuvo que pasar de nuevo por quirófano para someterse a una cirugía de corazón. Y sus nietas fueron a visitarlo a la Clínica Quirón de Pozuelo, donde estaba ingresado. Se da por hecho que pudieron verlo y estar con él, puesto que luego incluso hablaron de su encuentro ante las cámaras. Pero no hubo imagen, por lo que la última prueba gráfica de su relación la tenemos en esa celebración de los 40 años de la Constitución.

placeholder El rey Felipe y sus hijas, saliendo de visitar al rey Juan Carlos. (EFE)
El rey Felipe y sus hijas, saliendo de visitar al rey Juan Carlos. (EFE)

Y las pocas veces que los hemos visto juntos en público antes de esta última, no es que haya sido un derroche de cariño, como sí lo es, por ejemplo, la reina Sofía. La última vez, sin ir más lejos, en la entrega de los Premios Princesa de Asturias. Cuando la Reina emérita se encontó con sus dos nietas, no dudó en abrazarlas fuerte, al igual que después de la ceremonia, cuando felicitó a Leonor con un cariñoso 'achuchón', muy de abuela y muy familiar. Todo lo contrario a los gestos de cariño en público del rey Juan Carlos, que son más bien escasos.

Precisamente, en los Premios Princesa de Asturias ya muchos tuvieron claro que la relación con el abuelo paterno no era del todo estrecha. Fue el único miembro de familia cercana que no acudió al debut de la princesa Leonor y a nadie le pasó desapercibido que la heredera tenía en su discurso palabras muy bonitas y sentidas para doña Sofía, pero no para don Juan Carlos. Y es que aunque él ha estado en acontecimientos importantes, como la primera comunión tanto de Leonor como de Sofía, no parece ser esa persona imprescindible y que no puede faltar en sus grandes días.

placeholder Leonor y Sofía, con don Juan Carlos en la misa de Pascua de 2018. (Limited Pictures)
Leonor y Sofía, con don Juan Carlos en la misa de Pascua de 2018. (Limited Pictures)

Estamos hablando, claro, de los tiempos en los que la imagen de don Juan Carlos no estaba tan deteriorada y una foto con sus nietas no hubiera resultado nada descabellado. Pero hasta ese verano de 2018 durante su estancia en Mallorca, incluso se intentó evitar que hubiera una imagen del Rey emérito con Leonor y Sofía, ya que habían salido a la luz unos audios del comisario Villarejo que no le dejaban en muy buen lugar.

Cierto es que tampoco hasta entonces se había fomentado el que pudiera haber fotografías de, al menos, la heredera con su abuelo, aunque solo fuera por el papel institucional que Leonor está llamada a perpetuar. Algo que hacen con total naturalidad en otras monaquías, reuniendo a las diferentes generaciones en una imagen para la posteridad, como no hace muchos meses hacía la Casa Real de Dinamarca, anteriormente la británica o hacen cada año los suecos en el posado de verano o los noruegos en Navidad.

Pero lógicamente, tal y como se han precipitado los acontecimientos, los escándalos y las noticias sobre el rey Juan Carlos después de esa última imagen del 6 de diciembre de 2018, ahora mismo el que aparezcan juntos en una fotografía sí que es algo casi impensable. Leonor es el futuro de la monarquía y su abuelo, el pasado que muchos quieren olvidar y enterrar.

Familia Real Española Rey Don Juan Carlos Rey Felipe VI
El redactor recomienda