Charlène de Mónaco y la felicitación navideña royal más original
  1. Casas Reales
VUELVE A LAS REDES

Charlène de Mónaco y la felicitación navideña royal más original

La esposa de Alberto de Mónaco ha vuelto a dar señales de vida a través de las redes sociales. Lo ha hecho para felicitar las navidades y con un curioso retrato de su familia

Foto: Charlène, Alberto, Jacques y Gabriella de Mónaco. (EFE/Sebastien Nogier)
Charlène, Alberto, Jacques y Gabriella de Mónaco. (EFE/Sebastien Nogier)

Tres reapariciones -aunque sean virtuales- en más de un mes y medio y las tres por una buena causa. Es la actividad que ha tenido en las últimas semanas en redes la princesa Charléne de Mónaco, que ha reaparecido para felicitar las fiestas, con una imagen familiar de lo más original. Hay que esperar a grandes acontecimientos para que dé señales de vida, puesto que desde que se supiera que estaba fuera del principado, la sudafricana solo se ha saltado su reposo para felicitar el Día Nacional, el 19 de noviembre, para celebrar el cumpleaños de sus hijos, el pasado 10 de diciembre, y este martes, de cara a la próxima Navidad.

Llama mucho la atención la original imagen que ha elegido Charlène para felicitar las navidades. En lugar de una fotografía con su esposo y sus hijos, como habitualmente hacen cada año, ha escogido una ilustración familiar, con un bonito dibujo de la propia exnadadora junto al príncipe Alberto y los pequeños Jacques y Gabriella. No falta el correspondiente árbol de Navidad con los regalos colocados a sus pies y las mejores galas tanto en la exnadadora, con un vestido de fiesta en color dorado y pedrería en la parte superior, como en su familia.

"Deseando a todo el mundo una preciosa y segura época festiva con todo mi amor", son las palabras de la princesa Charlène que acompañan esta original imagen, que nos recuerda mucho a la que escogían el príncipe Harry y Meghan Markle para felicitar las navidades el año pasado. Aunque en el caso de los Sussex lo hicieron por preservar la privacidad de su hijo Archie, y en el caso de los príncipes de Mónaco, lo han hecho más por la imposibilidad de reunirse para la fotografía, ya que la sudafricana permanece recibiendo tratamiento fuera del principado.

La duda ahora es cuánto de esta ilustración es real y cuánto ha salido de la imaginación del artista, ya que sí pueden haber posado Alberto y sus hijos para esta felicitación y que tanto la imagen como el look de Charlène sean pura creatividad, ya que se la supone aún lejos de Mónaco y de su familia. De hecho, un periodista muy cercano al soberano confirmaba poco antes de que la princesa compartiera esta felicitación que sigue recuperándose y que no hay aún una fecha estipulada para su regreso, aunque todos esperan que sea pronto.

placeholder Charlène, junto a su familia cuando regresó a Mónaco. (Palacio del Príncipe)
Charlène, junto a su familia cuando regresó a Mónaco. (Palacio del Príncipe)

Se trata de Stéphane Bern, un periodista franco-luxemburgués especializado en las casas reales europeas y con especial conexión con la monegasca y la de Luxemburgo. No en vano, fue el autor del libro 'Un amor soberano', sobre los 40 años de matrimonio de los grandes duques Enrique y María Teresa, por lo que se le considera una voz autorizada. En una entrevista reciente, el periodista afirma que se mantiene en contacto frecuente con el príncipe Alberto, del que asegura que "necesita a Charlène a su lado".

El periodista ha concedido una entrevista en exclusiva a la publicación francesa 'Gala', para la que ha hablado de la situación de Charlène y de la distancia física con su familia: "Estoy en contacto con bastante regularidad con el Príncipe Soberano. Los ama profundamente y cuida muy bien a sus hijos. Es un hombre muy valiente, de gran fuerza moral y carácter ante este calvario", señala refiriéndose a Alberto. "No me sorprende de él, siempre ha tenido la capacidad de abordar los problemas de frente", dice.

Una Navidad 'normal'

Desde luego, si en algo se ha empeñado el hijo de Rainiero de Mónaco es en que sus hijos Jacques y Gabriella noten lo menos posible la ausencia de su madre. Lo ha hecho durante todos los meses en los que ella ha estado en Sudáfrica convaleciente y sin posibilidad de volver, llevándoselos a diferentes actividades e instalando una pequeña escuela en casa para que su vida académica fuera más fácil. Y ahora, con Charlène más cerca físicamente pero recibiendo tratamiento en un centro especializado, se está esforzando aún más.

Sus hermanas, Estefanía y Carolina, han sido dos apoyos fundamentales, tanto para él como para los dos niños. Ahora, con la Navidad a la vuelta de la esquina, están poniendo todos aún más empeño en que los pequeños vivan unos días relativamente normales. Y aunque Jacques y Gabriella no pueden tener la fotografía familiar con la que felicitan las fiestas cada año, sí tienen al menos una imagen ilustrada de los cuatro como un bonito y original recuerdo.

Príncipe Harry
El redactor recomienda