Es noticia
Menú
Las filtraciones de un extrabajador de Zarzuela podrían tener consecuencias
  1. Casas Reales
CONFIDENCIALIDAD

Las filtraciones de un extrabajador de Zarzuela podrían tener consecuencias

Un empleado anónimo de la Casa del Rey ha revelado datos desconocidos de los primeros años de Letizia y Felipe como equipo rumbo al trono en el podcast 'X Rey'

Foto: La familia real, en la Sierra de Tramuntana en agosto. (Limited Pictures)
La familia real, en la Sierra de Tramuntana en agosto. (Limited Pictures)

En el último capítulo que ha salido al aire en Spotify de 'XRey', el podcast sobre el rey Juan Carlos que en esta segunda temporada aborda la figura del rey Felipe, hay una persona que aporta un testimonio muy valioso al documental y que revela datos hasta ahora desconocidos. Se trata de un trabajador del palacio de la Zarzuela que vivió los primeros años de la reina Letizia en la familia, tras casarse con don Felipe. Aunque no se conoce su identidad, cuenta con detalle cómo fueron los días en que los Príncipes de Asturias veían cómo se escapaba el futuro de su reinado por el desagüe de los escándalos del rey Juan Carlos.

La noticia generó mucha expectación, hasta el punto de convertirse en la quinta más leída de todo el año en Vanitatis. No es habitual que las personas que han estado al servicio de la Casa del Rey hablen en los medios, ni siquiera de forma anónima, de los entresijos y las miserias de la familia que sustenta la más alta institución del Estado. En esta ocasión, tanto el nombre como la voz del protagonista quedan ocultos, mientras otra persona explica en su nombre cosas como que para don Felipe y doña Letizia, el personal de la Casa estaba formado por "una pandilla de burócratas y funcionarios" que seguían "las consignas que nos daba el jefe de la Casa" y no tenían "libertad".

Esta persona desconocida revela que los Príncipes, dos personas jóvenes, con energía y una visión propia, querían cambiar las cosas. "Se quejaban mucho de la burocracia de la Casa. Ella quería organizar a los medios de comunicación y tenía la costumbre de hablar con sus amigos periodistas", afirma. Además, empezó a haber celos por la atención mediática que despertaba la joven Princesa y por el empeño que empezó a poner el personal de la Casa en servir al futuro Rey, antes que a don Juan Carlos. "Recuerdo que la reina Sofía decía: 'He ido a la ópera y no me han sacado. ¿Qué tengo que hacer para salir más?'. Le decíamos que no se preocupara, que tenía los mejores datos de aceptación de la gente. Pero ella veía cómo Letizia le hacía sombra", explica.

¿Podría tener algún tipo de consecuencia para este trabajador el haber dado datos de su día a día en Zarzuela? ¿Firman los trabajadores de la Casa del Rey algún tipo de contrato de confidencialidad teniendo en cuenta la naturaleza sensible de su trabajo? Hemos planteado la cuestión a través del portal de Transparencia del Gobierno y, en su respuesta, la Casa del Rey nos ha remitido a su propia página web. Efectivamente, el personal más cercano a los Reyes firma un código de conducta que incluye varias veces la palabra 'confidencialidad' y 'secreto', y que ha sido elaborado por los propios trabajadores de Zarzuela.

La "relevancia y singularidad de la Casa" exige "la aprobación de un Código de conducta de obligado cumplimiento para el personal que la integra"

"Aun cuando el personal de la Casa, en atención a su distinta procedencia, está sometido a normas diversas en materia de derechos, deberes, obligaciones, régimen de incompatibilidades y procedimientos administrativos y disciplinarios, ello no debe impedir que puedan establecerse principios éticos y de conducta comunes que deban presidir su actuación para el mejor cumplimiento de la misión de la Casa de Su Majestad el Rey", comienza diciendo este código, que recuerda la "relevancia y singularidad de la Casa", lo que exige "la aprobación de un Código de conducta de obligado cumplimiento para el personal que la integra y que, con fundamento en la dignidad de la Corona, imponga una conducta leal, íntegra, honesta y transparente".

"La observancia de los principios que lo integran constituye un deber del personal de la Casa de Su Majestad el Rey, y su vulneración determinará la pérdida de confianza a los efectos previstos en el artículo 65 de la Constitución, sin perjuicio de las responsabilidades disciplinarias o penales que procedan en los casos en que, además de incumplir el Código de conducta, se contravengan también disposiciones legales", continúa.

placeholder Los Reyes y sus hijas, en la entrega de los Premios Princesa de Asturias. (EFE)
Los Reyes y sus hijas, en la entrega de los Premios Princesa de Asturias. (EFE)

Consultamos con un abogado si se podría emprender algún tipo de acciones legales contra esta persona, y en general es cauto. "El incumplimiento de un código ético que ha sido elaborado y negociado con los trabajadores puede llegar a justificar un despido disciplinario, pero esta persona ya no está trabajando en Zarzuela, así que lo único que les quedaría es acudir a la Justicia ordinaria por revelación de secretos, un proceso que en el caso de la Casa del Rey creo que podría llegar a ser más lesivo que la revelación en sí", nos explica.

Con sus declaraciones en el podcast, este extrabajador de Zarzuela roza la violación del código de conducta en alguno de sus principios generales, como el 2: "En el desarrollo de su actividad deberá actuar con arreglo a los siguientes principios: objetividad, integridad, neutralidad, responsabilidad, imparcialidad, confidencialidad, dedicación al servicio público, lealtad, ejemplaridad, austeridad, accesibilidad, eficacia, honradez, protección del entorno medioambiental y respeto a la igualdad entre mujeres y hombres".

Los empleados de Zarzuela están obligados a mantener "la debida discreción sobre aquellos asuntos que conozcan por razón de su cargo"

Pero sobre todo en el sexto principio de actuación, en el que se especifica que cualquier trabajador al servicio de Zarzuela "guardará secreto de las materias clasificadas u otras cuya difusión esté prohibida legalmente, y mantendrá la debida discreción sobre aquellos asuntos que conozca por razón de su cargo, sin que pueda hacer uso de la información obtenida para beneficio propio o de terceros, o en perjuicio de los miembros de la Familia Real, de la Casa de Su Majestad el Rey o del interés público".

También en el tercer principio de actuación se alude a la imagen de la Casa como un bien a proteger: "Ejercerá sus funciones con dedicación al servicio de la Casa de Su Majestad el Rey, absteniéndose no solo de conductas contrarias al mismo, sino también de cualesquiera otras que puedan afectar negativamente a la imagen y prestigio de la Casa".

placeholder Jaime Alfonsín, entre los Reyes. (Gtres)
Jaime Alfonsín, entre los Reyes. (Gtres)

El código de conducta advierte sobre otras derivadas como el peligro de usar su posición para beneficiarse económicamente o en su vida privada, conflictos de intereses, regalos y demás.

El personal de la Casa del Rey se estructura en tres grandes patas. Por un lado, el jefe de la Casa, Jaime Alfonsín, del que dependen todos los demás departamentos y, directamente, el interventor y el consejero diplomático. Por otro, la Secretaría General, del que penden el Gabinete de Planificación y Coordinación, la Secretaría de Su Majestad la Reina, el Servicio de Seguridad, el Departamento de Comunicación, el de Protocolo y la Administración, Infraestructura y Servicios. La tercera gran pata es el Cuarto Militar y la Guardia Real.

En el último capítulo que ha salido al aire en Spotify de 'XRey', el podcast sobre el rey Juan Carlos que en esta segunda temporada aborda la figura del rey Felipe, hay una persona que aporta un testimonio muy valioso al documental y que revela datos hasta ahora desconocidos. Se trata de un trabajador del palacio de la Zarzuela que vivió los primeros años de la reina Letizia en la familia, tras casarse con don Felipe. Aunque no se conoce su identidad, cuenta con detalle cómo fueron los días en que los Príncipes de Asturias veían cómo se escapaba el futuro de su reinado por el desagüe de los escándalos del rey Juan Carlos.