Es noticia
Menú
El Rolls-Royce que usa Felipe VI en actos solemnes: uno de los más caros del mundo
  1. Casas Reales
FAMILIA DEL REY

El Rolls-Royce que usa Felipe VI en actos solemnes: uno de los más caros del mundo

Franco compró tres modelos Phantom IV de los 18 que se pusieron a la venta. El Aga Khan y el Sha también adquirieron uno. Propiedad del Ejército, el descapotable se destina al Rey

Foto: Los Reyes, a bordo del Phantom IV. (EFE/Espinosa)
Los Reyes, a bordo del Phantom IV. (EFE/Espinosa)

El 19 de junio de 2014, las calles de Madrid se engalanaron para celebrar la proclamación del rey Felipe VI. Con su recién estrenado uniforme y fajín rojo de capitán general de las Fuerzas Armadas, el nuevo monarca recorrió la capital a bordo de un descapotable en el que pocos repararon. Él y la nueva reina, doña Letizia, desfilaron junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, en un Rolls-Royce Phantom IV, un ejemplar casi único en el mundo.

El coche en cuestión es uno de los 18 que existen y uno de los tres que compró Francisco Franco antes de que salieran al mercado. Todos están destinados a casas reales y jefaturas de Estado, y el que usó Felipe VI en concreto lo sitúa en el tercer puesto mundial en la lista de jefes de Estado con el coche más valioso.

placeholder El rey Felipe VI y la reina Letizia, a su paso por la Plaza de España. (EFE/Victor Lerena)
El rey Felipe VI y la reina Letizia, a su paso por la Plaza de España. (EFE/Victor Lerena)

El vehículo pertenece a una colección de coches antiguos que se encuentra a resguardo en la Sala Histórica de la Guardia Real en El Pardo. Una colección que se puede visitar con cita previa. La Casa Real dispone de otras dos cocheras, una en Zarzuela y otra en el Palacio Real, donde podemos admirar el Rolls-Royce Phantom IV, fabricado en 1952, un vehículo que pasó de ser de Franco a destinarse a la Casa Real en exclusiva, en especial en actos solemnes.

Los coches que usan los Reyes son actualidad estos días después de que El Confidencial publicara que Juan Carlos I le vendió un Rolls-Royce a Villar Mir. Además, Felipe VI despojó a su padre de un Bentley en 2020.

Tres en España

Volvamos al Phantom, puesto que según el RACE, este coche es “asignado en exclusiva para prestar servicio a su majestad el rey Felipe VI. El matriculado como ET-42926-O es uno de los 18 ejemplares que existen en el mundo y uno de los tres Phantom IV que se encuentran en España". En un ranking realizado por la web especializada Visual Capitalist en 2018, el Phantom de Felipe VI era el tercer coche más caro de un jefe de Estado mundial con un valor de 750.000 dólares. En la lista, solo tenía por delante el Cadillac One de Donald Trump (valorado en 1,5 millones de dólares) y el Hongqi L5 de Xi Jinping (800.000 dólares). De este modo, el vehículo que usó el Rey para su proclamación es más caro incluso que el que suele usar la reina Isabel II de Inglaterra para sus actos solemnes, un Bentley Arnage valorado en 300.000 dólares. Según Visual Capitalism, “el Phantom IV es la quintaesencia de la pompa y las circunstancias”.

Foto: La reina Letizia junto a un coche en un viaje oficial. (Getty)

Fue Fernando Fuertes de Villavicencio, segundo jefe e intendente general de la Casa Civil del jefe del Estado en 1948, quien decidió comprar los tres Phantom IV, lo que convertía a España en uno de los países con más ejemplares de este lujoso y exclusivo modelo. Fuertes de Villavicencio le propuso la operación al dictador, quien simplemente respondió, según los artículos históricos de la época, que hiciera lo que considerara oportuno.

La Casa Real británica adquirió cuatro. Otras casas reales adquirieron otros de los vehículos fabricados: el Aga Khan III y el sha de Persia, Reza Palevi. Este modelo en cuestión costaba en su época algo más de 10.000 euros, con lo que el Estado español desembolsó casi 40.000 euros (de aquella época) por la compra de los tres coches.

Foto: El Rey Juan Carlos, junto a Miguel Arias (Gtres)

Una vez encargados antes de su fabricación, el Gobierno de entonces quiso probar su seguridad y no quedó satisfecho, así que probó varios métodos hasta que los coches se demostraron seguros. De este modo, fue precisamente España quien logró el blindaje que finalmente usaría el modelo de Rolls-Royce. Y la empresa English Steel Corporation adaptó sus planchas a las directrices de seguridad indicadas por España.

No es de la Casa Real

Pese a que el Phantom IV es un coche destinado a la Casa Real, en especial al Rey, no es propiedad de la Corona, ni de Patrimonio Nacional, sino que es propiedad del Ejército de Tierra. Además del descapotable que usaron el día de la Coronación, existen otros dos Phantom en España propiedad del Estado: un 4AF14 y un 4AF16. El primero se suele usar en visitas oficiales de Estado y el segundo también se suele destinar al Rey. Lo ha usado en actos institucionales como la apertura de las Cortes y en los actos militares del Día de la Hispanidad.

Foto: Foto: SuperVettura.

Estos vehículos superexclusivos son propiedad del Estado, lo que no sabemos es la procedencia de los coches con los que la familia real se mueve a diario, tanto en sus desplazamientos cortos como en los largos, tanto en Madrid como en Mallorca y otras partes del territorio. Casa Real informó en su momento de que tienen convenios firmados con algunas marcas.

2,9 millones

El Parque Móvil del Estado, dependiente del Ministerio de Hacienda, facilita a la Casa Real 44 vehículos y 60 conductores. Según podemos leer en la memoria del Parque Móvil del Estado (PME): “A la Dirección General del Parque Móvil del Estado le corresponde la determinación y gestión de los servicios de automovilismo (…) de representación a la Jefatura del Estado”. El presupuesto destinado a la Casa Real supone el 7% del total del que dispone el PME, lo que supondría unos 2,9 millones de euros.

Foto: La estrategia de los duques de Palma pasa por la austeridad: coche viejo y casa en las afueras

Los coches que usan los Reyes son actualidad estos días después de que El Confidencial publicara que Juan Carlos I le vendió un Rolls-Royce a Villar Mir. Además, Felipe VI despojó a su padre de un Bentley en 2020.

El 19 de junio de 2014, las calles de Madrid se engalanaron para celebrar la proclamación del rey Felipe VI. Con su recién estrenado uniforme y fajín rojo de capitán general de las Fuerzas Armadas, el nuevo monarca recorrió la capital a bordo de un descapotable en el que pocos repararon. Él y la nueva reina, doña Letizia, desfilaron junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, en un Rolls-Royce Phantom IV, un ejemplar casi único en el mundo.

Rey Felipe VI
El redactor recomienda