Es noticia
Menú
Los detalles del regreso del rey Juan Carlos: de los zuecos de la suerte a la emoción de la infanta Elena
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Los detalles del regreso del rey Juan Carlos: de los zuecos de la suerte a la emoción de la infanta Elena

El público entregado ha emocionado tanto al monarca como a la infanta Elena, que se ha mantenido siempre en un segundo plano, detrás de su padre

Foto: Don Juan Carlos y Pedro Campos, en Sanxenxo. (LP)
Don Juan Carlos y Pedro Campos, en Sanxenxo. (LP)

Se cumplió la agenda prevista que ya había adelantado el alcalde Telmo Martín, que ha sido el comunicador directo a falta de comunicación oficial. En este caso, lo único que hizo Zarzuela fue ampliar el dato de confirmación del edil de Sanxenxo. Se trata de un viaje privado de un ex jefe del Estado jubilado que ya no forma parte del organigrama institucional, por lo tanto no había que dar explicaciones.

La seguridad tampoco resultó llamativa. En total, diez funcionarios (los visibles) que dependen del Ministerio del Interior y un discreto despliegue de la policía local.

Foto: La reina Letizia, durante la cena de gala. (Limited Pictures)

“Sanxenxo es muy tranquilo y no había necesidad de montar ningún dispositivo que no fuera el de apoyo. Desde el Ayuntamiento no se ha hecho ninguna convocatoria municipal y a pesar de eso los ciudadanos han venido para ofrecer su cariño a don Juan Carlos”, explicaba Telmo Martín. El edil adelantaba otra noticia: “Don Juan Carlos me ha comunicado que el día 10 de junio estará aquí y se quedará para participar en el Campeonato del Mundo del 19 y 20. Lo he encontrado muy bien y con mucho sentido del humor. Me ha dicho: 'Oye, que tengo que volver para revalidar el título, porque vamos a volver a ganar”. El Rey y Pedro Campos han sido campeones del mundo durante los cuatros últimos años.

placeholder El rey Juan Carlos, en Sanxenxo. (LP)
El rey Juan Carlos, en Sanxenxo. (LP)

Por la mañana, don Juan Carlos salía de la casa de Pedro Campos acompañado por su hija la infanta Elena y el propio presidente del Náutico, que era quien conducía el Volvo, el mismo coche que le recogió el viernes a pie de pista en el aeropuerto de Vigo.

Su llegada ha sido un baño de multitudes. Al bajar del automóvil ha sido aclamado con “vivas al Rey" y “vivas a España”. Un público entregado que ha emocionado tanto al monarca como a la infanta Elena, que se ha mantenido siempre en un segundo plano, detrás de su padre. Lo acompañó al interior del club, donde se había servido un aperitivo que ninguno de los dos probó. Las razones fueron diferentes. La duquesa de Lugo, para no perder tiempo, ya que tenía un vuelo a Sevilla para acudir a un concurso hípico. Don Juan Carlos, por rutina náutica. Las tripulaciones no comen cuando participan en las regatas, salvo un bocadillo. El monarca lo ha hecho desde una neumática que sirve de apoyo a los veleros. Lo que sí hizo antes fue subirse al Bribón para recordar que no lo hacía desde el 2019. Y otra vez volvió a emocionarse, como ya lo había hecho a la entrada y salida del club, por las muestras de cariño que le brindaron los ciudadanos. En ambos casos quiso agradecer ese afecto sonriendo y colocando su mano en el corazón.

placeholder La infanta Elena, en Sanxenxo. (LP)
La infanta Elena, en Sanxenxo. (LP)

Uno de los momentos más llamativos fue al recibir un regalo muy especial. Raquel Pérez, periodista de la televisión de Galicia, del programa 'Quién anda ahí', le obsequió con unos zocos (zuecos de madera que se utilizan en el campo) que estaban grabados, uno con la imagen de doña Sofía y otro con su cara. Detrás de este detalle había una historia que el Rey conoció cuando se los entregaron. Hace un año, la Reina emérita visitó el Banco de Alimentos de Coruña y le regalaron unos zocos más pequeños fabricados por el artesano Alberto Geada para las nietas, Leonor y Sofía.

Primer día del rey Juan Carlos en Sanxenxo

En este primer encuentro con el mundo cotidiano de las regatas, el Rey apareció con el polo y el chaleco del club náutico que completaba con unos pantalones de color cereza. Más tarde, al participar en la regata, cambiaría esa indumentaria por la equipación del Bribón, que lleva la firma Prada. El marido de Miuccia Prada, Patricio Bertelli, forma parte de otra tripulación que suele coincidir en las mismas regatas que el Rey jubilado. Según explicaba Pedro Campos, “don Juan Carlos está muy motivado. Navegar le rejuvenece. En realidad, lo que le gusta al Rey es competir. Y tiene un aguante impresionante. En Finlandia, cuando ganamos la Copa del Mundo, estuvimos más de ocho horas en un mar con lluvia, viento y frío”. En aquel momento, el monarca tenia 81 años.

placeholder El rey Juan Carlos, a bordo de la embarcación. (LP)
El rey Juan Carlos, a bordo de la embarcación. (LP)

La apariencia del jefe del Estado jubilado es buena, salvo la movilidad. Le cuesta subir y bajar escaleras, pero los socios que compartieron charla con él aseguran a Vanitatis que lo encontraron mucho mejor que la última vez que coincidieron hace cuatro años: “Ha estado muy cariñoso y nos ha dado las gracias por el recibimiento. Nos ha dicho que está deseando volver en junio para quedarse más tiempo”.

Alrededor de las seis de la tarde, el Rey ha regresado al Náutico junto con el resto de tripulantes de los veleros que participan en la regata. Según han confirmado a Vanitatis, “no creo que don Juan Carlos vaya a salir a ningún sitio. Hará la misma vida que el día que llegó. Cena familiar en casa de Pedro Campos”.

Se cumplió la agenda prevista que ya había adelantado el alcalde Telmo Martín, que ha sido el comunicador directo a falta de comunicación oficial. En este caso, lo único que hizo Zarzuela fue ampliar el dato de confirmación del edil de Sanxenxo. Se trata de un viaje privado de un ex jefe del Estado jubilado que ya no forma parte del organigrama institucional, por lo tanto no había que dar explicaciones.

Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda