Es noticia
Menú
Así ha cambiado el rey Juan Carlos (físicamente) desde su proclamación en 1975 a su exilio en Abu Dabi
  1. Casas Reales
Toda una vida

Así ha cambiado el rey Juan Carlos (físicamente) desde su proclamación en 1975 a su exilio en Abu Dabi

Repasamos la evolución física de Juan Carlos I a través de algunos de los momentos clave de su vida, desde su proclamación como monarca hasta sus últimas imágenes

Foto: El rey Juan Carlos, en la boda en Granada de lady Charlotte Wellesley y Alejandro Santo Domingo. (Getty)
El rey Juan Carlos, en la boda en Granada de lady Charlotte Wellesley y Alejandro Santo Domingo. (Getty)

El paso del tiempo se deja sentir y ver en cada uno de los seres vivos que habitan en la Tierra. Sea de una forma más o menos rápida, todos podríamos repetir aquella famosa estrofa del grupo Presuntos Implicados donde cantaban: "¡Ay, cómo hemos cambiado!". Por eso, nos crea mucha curiosidad saber cómo eran hace unos años famosos de diferentes ámbitos, como la evolución de Antonio Banderas en tres décadas, Chenoa en su más tierna infancia o la semifinalista de 'Masterchef Celebrity', Isabelle Junot.

Un recuerdo que también se traspasa a los miembros de las familias reales. Por eso, coincidiendo con la proclamación de Juan Carlos I como Rey de España el 22 de noviembre de 1975, queremos repasar cómo ha cambiado el emérito desde su nombramiento hasta su etapa actual, viviendo en Abu Dabi. Toda una vida en el ojo público, en la que hemos visto el paso natural de los años en el físico del monarca.

placeholder Así ha cambiado fisicamante el rey Juan Carlos I. (Cortesía/Archivo del Congreso de los Diputados)
Así ha cambiado fisicamante el rey Juan Carlos I. (Cortesía/Archivo del Congreso de los Diputados)

Precisamente, comenzamos con una imagen de Juan Carlos I el día que las Cortes Españolas y el Consejo del Reino le coronaron como Rey del país. A sus 37 años, arropado por la reina Sofía, con un espectacular look rosa, y sus tres hijos, las infantas Elena y Cristina y el actual Felipe VI, vivió este momento tan especial vestido de uniforme militar y con una figura tonificada.

Amante del deporte, pues es público que ha practicado sobre todo el esquí, el tenis y la vela, don Juan Carlos "apoya la práctica deportiva como escuela de formación de indudable valor social", como se puede leer sobre su persona en la página web de la Casa Real. Respecto a otro detalle del físico, atrás había quedado su característica melena ondulada rubia de la infancia, teniendo ya el pelo oscuro y comenzando a tener los primeros síntomas de alopecia, las llamadas popularmente 'entradas'.

placeholder El rey Juan Carlos, junto a la primera dama de Brasil, Risoleta Neves, en 1985 en un acto oficial. (Keystone/Hulton Archive/Getty)
El rey Juan Carlos, junto a la primera dama de Brasil, Risoleta Neves, en 1985 en un acto oficial. (Keystone/Hulton Archive/Getty)

Una pasión por el deporte que se ha notado a lo largo de su vida adulta, manteniendo esa silueta musculada en la década de los años 80. Así se puede comprobar en las imágenes de la época, como en esta fotografía tomada en el Palacio Real en 1985, al lado de la mujer del entonces presidente de Brasil, Risoleta Neves. Llama también la atención su peinado, con unas ondas hacia atrás, un estilo al que ha sido fiel la mayor parte de su vida.

placeholder La reina Sofía y el rey Juan Carlos I, en el acto de inauguración de la Exposición Universal de Sevilla en 1992. (Cordon Press)
La reina Sofía y el rey Juan Carlos I, en el acto de inauguración de la Exposición Universal de Sevilla en 1992. (Cordon Press)

Ligeras variaciones en su peinado o en sus trajes, según la moda, la imagen física del monarca se mantuvo muy similar también en uno de los años clave para la historia reciente de España. A lo largo de los diferentes actos que protagonizó Juan Carlos I en 1992, especialmente en la Expo de Sevilla, con las anécdotas que nos contaron sus protagonistas,y en las Olimpiadas de Barcelona, se podía apreciar el buen estado físico del Rey, que entonces contaba con 54 años. Aunque ya se empezaban a notar ciertos cambios en la zona mandibular y del cuello, típicos de la edad.

placeholder Fotografía perteneciente al archivo personal de Fermín J. Urbiola de don Juan Carlos esquiando, que se incluye en el libro 'Palabra de rey'. (EFE)
Fotografía perteneciente al archivo personal de Fermín J. Urbiola de don Juan Carlos esquiando, que se incluye en el libro 'Palabra de rey'. (EFE)

Aunque ese mismo año, el famoso 'annus horribilis' de la reina Isabel II, también marcó un duro momento para el hoy emérito. Apasionado del esquí desde muy joven, como vemos en la imagen del libro 'Palabra de rey', de Fermín J. Urbiola (lo puedes comprar aquí) , en 1992 tuvo un accidente de esquí en Baqueira Beret que le traería consecuencias para el resto de su vida.

"Han metido dos clavos. Me han reconstruido el menisco y me han puesto un injerto debajo del platillo tibial externo de la rodilla derecha", explicó entonces don Juan Carlos sobre este accidente por el que tuvieron que operarle. Aunque en 1983 ya le tuvieron que reconstruir la cadera por otro accidente de esquí en Suiza.

placeholder El rey Juan Carlos I, durante sus vacaciones en Palma de Mallorca en 1995. (Getty)
El rey Juan Carlos I, durante sus vacaciones en Palma de Mallorca en 1995. (Getty)

La última parte de los años 90, como vemos en esta imagen de 1995, se comenzó a notar más el envejecimiento natural del rey Juan Carlos. Marcándose más las arrugas de expresión, perdiendo firmeza en la piel del rostro y comenzando a verse algunas canas a sus 57 años.

placeholder La infanta Pilar, junto a su hermano, el rey Juan Carlos I, en la boda de los actuales reyes Felipe VI y Letizia. (EFE)
La infanta Pilar, junto a su hermano, el rey Juan Carlos I, en la boda de los actuales reyes Felipe VI y Letizia. (EFE)

Su pelo terminaría de ponerse cano completamente en el nuevo milenio, dando paso a una imagen del rey Juan Carlos I menos fibrosa y con una pérdida de cabello mayor. Eso sí, manteniendo la buena postura corporal y su afición a seguir practicando deporte; en la imagen, en la boda de los reyes Felipe VI y Letizia en 2004. A lo largo de esta primera década, su estado físico se mantendría muy estable.

placeholder El rey Juan Carlos, en su intervención pública tras su caída en Botsuana. (Getty)
El rey Juan Carlos, en su intervención pública tras su caída en Botsuana. (Getty)

Sin embargo, si nos trasladamos hasta 2011, llegó otro momento difícil para su salud, comenzando con la implantación de una prótesis en la rodilla derecha, a causa de la artrosis. Unos meses más tarde, volvió a ser operado tras romperse el talón de Aquiles. Aunque en 2012 llegaría la operación que marcó un antes y un después en su vida.

Durante un viaje a Botsuana sufrió una caída, que le llevó a tener que ser intervenido en Madrid al haberse roto en tres partes la cadera. Un paso por el quirófano tras el que tuvo que pedir perdón en muletas, por ese viaje del que hasta entonces se conocían pocos detalles. "Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir", aseguró entonces por el revuelo mediático causado.

placeholder El rey Juan Carlos, junto a su hijo el día de su abdicación. (EFE)
El rey Juan Carlos, junto a su hijo el día de su abdicación. (EFE)

Unos problemas de movilidad que superó durante unos años, como vimos en su abdicación en 2014, a favor de su hijo, Felipe VI. Aunque en ciertas ocasiones, como en un viaje a Abu Dabi ese mismo año, sí optó por llevar bastón. Una despedida a su etapa como jefe de Estado, de la que puedes recordar todos los detalles, poniendo fin a más de 38 años de reinado.

placeholder Un fotograma del programa 'Viva la vida' de Telecinco, que mostraba al rey Juan Carlos, en Abu Dabi. (Mediaset España)
Un fotograma del programa 'Viva la vida' de Telecinco, que mostraba al rey Juan Carlos, en Abu Dabi. (Mediaset España)

Al comienzo de esta nueva etapa como Rey emérito, su agenda pública se mantenía bastante activa. Sin embargo, todo cambió con las revelaciones de más datos sobre su relación con Corinna Larsen y las investigaciones financieras sobre su fortuna, comenzando a espaciarse su asistencia a actos, lo que desembocó en su marcha a Abu Dabi, como residencia permanente.

Allí, de forma totalmente sorpresiva, ya que la prensa tiene muy vetado su trabajo en este país bajo un régimen dictatorial, se produjo una de las primeras fotografías en las que se podía observar mejor el deterioro físico del rey emérito. La gran cantidad de lesiones sufridas a lo largo de su vida adulta, más la osteoporosis que le había causado antes problemas, hacían que necesitara ayuda para caminar, como desveló el programa 'Viva la vida'. Se trataba de una imagen del 29 de diciembre de 2020, cuando llegaba sin ser visto en público desde agosto de ese año.

placeholder El rey emérito Juan Carlos I a bordo del 'Bribón' para competir en el trofeo InterRías de Sanxenxo (RCNS), en mayo de 2022. (EFE/Lavandeira Jr.)
El rey emérito Juan Carlos I a bordo del 'Bribón' para competir en el trofeo InterRías de Sanxenxo (RCNS), en mayo de 2022. (EFE/Lavandeira Jr.)

A sus 84 años, Juan Carlos I arrastra esos problemas de movilidad que le han perseguido en los últimos años, pero se mantiene activo. Así se comprobó durante su comentado regreso a España para competir en el trofeo InterRías de Sanxenxo. Unos días rodeado de amigos que suponía su regreso público a España tras su decisión de permanecer en Abu Dabi, y visitas de índole privada. A pesar de los problemas físicos que acarrea, se le pudo ver incluso a bordo del velero 'Bribón'.

placeholder Captura de vídeo que muestra a los reyes eméritos, Juan Carlos y Sofía, a su llegada al funeral de Estado de Isabel II en la Abadía de Westmisnter, en Londres. (EFE/RTVE)
Captura de vídeo que muestra a los reyes eméritos, Juan Carlos y Sofía, a su llegada al funeral de Estado de Isabel II en la Abadía de Westmisnter, en Londres. (EFE/RTVE)

La última imagen pública, el padre de Felipe VI tuvo lugar en el funeral de Isabel II, donde coincidió con los reyes Felipe y Letizia. Invitado directamente por la familia real inglesa, como la también emérita Beatriz de Holanda, el rey acudió con bastón y apoyándose en un miembro de personal a varios de los actos que tuvieron lugar en el país británico.

A punto de cumplir 85 años el próximo día 5 de enero, y en plena polémica por las revelaciones que su 'amiga entrañable' Corinna Larsen hace en su podcast, por el momento parece que los problemas de salud del antiguo monarca son sobre todo relacionados con la musculatura y los huesos. Viviendo cambios físicos acordes a su edad a lo largo de toda una vida, manteniendo señas de identidad como su peinado y celebrando lo importante, que es ir cumpliendo años.

El paso del tiempo se deja sentir y ver en cada uno de los seres vivos que habitan en la Tierra. Sea de una forma más o menos rápida, todos podríamos repetir aquella famosa estrofa del grupo Presuntos Implicados donde cantaban: "¡Ay, cómo hemos cambiado!". Por eso, nos crea mucha curiosidad saber cómo eran hace unos años famosos de diferentes ámbitos, como la evolución de Antonio Banderas en tres décadas, Chenoa en su más tierna infancia o la semifinalista de 'Masterchef Celebrity', Isabelle Junot.

El redactor recomienda