Es noticia
Menú
'Corinna Maps', según su demanda contra Juan Carlos I: 'hotelazo', mansión en Londres, viajes al Caribe y Tahití...
  1. Casas Reales
FAMILIA DEL REY

'Corinna Maps', según su demanda contra Juan Carlos I: 'hotelazo', mansión en Londres, viajes al Caribe y Tahití...

Leemos todos los documentos judiciales del caso de la empresaria alemana contra el rey Juan Carlos y dibujamos un mapa internacional de sus encuentros y sus 'encontronazos'

Foto: El rey Juan Carlos I saluda a Corinna zu Sayn-Wittgenstein. (EFE)
El rey Juan Carlos I saluda a Corinna zu Sayn-Wittgenstein. (EFE)

Poco a poco, las declaraciones de Corinna Larsen sobre su relación con el rey Juan Carlos I van cogiendo forma. Forma de mapa. Porque la empresaria alemana da tantos detalles de su vida privada en sus entrevistas, pódcast y declaraciones judiciales que podríamos dibujar una ruta europea y bautizarla como Corinna Maps en lugar de Google Maps. Desde hoteles y restaurantes en Londres, mansiones en el campo inglés, apartamento en Mónaco, villa en Suiza y viajes a Tahití, entre otros muchos lujos.

Pese a que el Tribunal de Apelación británico ha dado la razón al Rey expatriado y le otorga inmunidad en casi todos los momentos que Corinna asegura que la acosó, ella dice sentirse satisfecha porque espera que haya un juicio que demuestre que su verdad es la verdad. Y para apoyar sus argumentos, describe lugares y da direcciones de los sitios en los que dice que fue víctima de la obsesión que don Juan Carlos, según sus palabras, tenía por ella y por el dinero.

placeholder La princesa Corinna, junto a Charlène de Mónaco en Johannesburgo. (Reuters)
La princesa Corinna, junto a Charlène de Mónaco en Johannesburgo. (Reuters)

Una de las principales localizaciones, que se repite tanto en su demanda como en el documento que el juez publicó el martes 6 de diciembre, es el hotel Connaught de Londres. Este cinco estrellas de gran lujo situado en el exclusivo barrio de Mayfair cuenta con un restaurante con dos estrellas Michelin, un spa holístico y dos elegantes y concurridos bares.

El Connaught

Reproducimos cómo aparece este establecimiento en la demanda de Corinna: “La Demandante y el general Sanz Roldán se reunieron en la habitación de hotel de la Demandante en el Connaught Hotel el 5 de mayo de 2012 ante la insistencia del Demandado. Durante la reunión amenazó a la Demandante y a su familia al afirmar que 'no podía garantizar su integridad física o la de sus hijos' a menos que acatara lo que él describió como 'recomendaciones' pero que, de hecho, eran órdenes”.

Foto: La reina Sofía entrega un premio. (EFE/Borja Sánchez Trillo)

Este hotel aparece más veces en la demanda de Corinna, que hemos revisado punto por punto. Así, en el apartado 27 se puede leer: “La Demandante llamó al abogado suizo, el Sr. Canonica, para asistir a una reunión con el Demandado a petición de este, para discutir las exigencias financieras del Demandado. Se reunieron con el Sr. Canonica en el Connaught Hotel de Londres el 16 de septiembre de 2014”.

Villars y The Royal

Otro de los puntos geográficos clave en su demanda, aunque no vaya a ser juzgado ese momento, es su apartamento suizo. “La Demandante viajó ese mismo día a su piso de Villars, Suiza, a visitar a su hijo. Cuando llegó, la Demandante se encontró que habían removido papeles en su piso y que en una mesa de centro habían dejado un ejemplar de un libro sobre la muerte de la princesa Diana (que, para que no quede lugar a dudas, no pertenecía a la Demandante y nunca había estado allí). El libro se titulaba ‘Princess Diana: The Hidden Evidence, How MI6 and the CIA were involved in the death of Princess Diana’.

Foto: Corinna junto a su hijo Alexander, en una imagen de archivo. (Getty)

Tal y como escribió la periodista Ana Romero, una de las personas mejor informadas sobre la relación de Corinna y don Juan Carlos I, la vivienda formaba parte del complejo del exclusivo hotel RoyAlp y era conocida como The Royal en alusión al entonces Rey. Villars es un lugar frecuentado por los royals europeos, en especial por la familia Grimaldi. Incluso Grace Kelly pasaba temporadas allí con sus hijos.

Dúplex londinense

Tanto en la demanda como en el pódcast 'Corinna y el Rey', Larsen habla del dúplex que don Juan Carlos poseía en Londres gracias a un regalo del sultán de Omán. Así se lee en la demanda: “En junio de 2014, el Demandado abdicó. Empezó a viajar a Londres con mayor frecuencia y afirmaba falsamente a los amigos y conocidos que él y la Demandante habían vuelto y pronto se irían a vivir juntos a Londres”. Ese piso, en realidad una mansión en el ático de un exclusivo edificio. La propiedad, de 468 metros cuadrados, cuenta con dos plantas. Situada cerca de embajadas y hoteles de lujo como el Mandarin, la vivienda está en una pequeña calle con un discreto acceso.

Foto: El rey Juan Carlos y Corinna, en una imagen de archivo. (EFE)

El edificio, en parte de ladrillo visto, ofrece un aspecto aséptico, propio del lujo de puertas adentro. Cuenta con portero y con una bonita y elegante entrada. En la planta superior, que es la última del edificio donde se encontraba el superapartamento, en 2014 estaba la cocina, un salón, una amplia terraza y el resto de zonas comunes. Las zonas privadas, como las habitaciones y los baños, se encontraban en la planta inferior.

Mansión en Belgravia

Además de la villa de Corinna en Suiza, sus casas en Londres y en Mónaco aparecen de forma recurrente. Como cuando asegura que “el 4 de noviembre [de 2015], la Demandante y el Demandado se reunieron, debido a la insistencia del Demandado, en el piso de la Demandante en Londres. La Demandante tenía miedo del Demandado y no quería estar a solas con él. Por consiguiente, le pidió a Pepe Fanjul, que era un amigo común, que acudiera con él”.

Foto: El rey emérito y Corinna. (Ilustración: Raquel Cano)

Hace unos días, el 'Daily Mail' publicaba unas imágenes de Corinna vestida con ropa deportiva en el barrio de Belgravia, el más exclusivo de la capital británica. Salía del gimnasio y se dirigía a su casa, en la misma zona. Este apartamento, el mismo que aparece en los documentos judiciales que hemos leído detalladamente, fue adquirido por la empresaria por unos 11 millones de euros en 2009. Con 250 metros cuadrados, hemos podido ver alguna imagen del mismo, ya que ella misma las cedió a la revista ‘Point de Vue’ en una entrevista hace unos años.

Cottage en Shropshire

Corinna también denunció que agentes del CNI habían entrado en su ‘cottage’ (casa de campo) de Chyknell Hall, una mansión de 80 hectáreas, en el condado de Shropshire, que compró en 2015 por 6,65 millones de euros (los datos de compraventa los ha publicado El Confidencial a lo largo de sus investigaciones sobre el caso).

Foto: El rey Juan Carlos, en primer término; en segundo, Corinna, en 2006. (Getty)

Las denuncias que ahora quedan pendientes de ver si llegan o no a juicio se refieren a críticas que don Juan Carlos hacía de ella a sus amigos. Como cuando “aproximadamente en abril de 2015, el Demandado estaba en Bahamas como invitado en el barco de Pepe Fanjul y su esposa. En varias ocasiones en comidas y cenas durante esas vacaciones, el Demandado le dijo a numerosos comensales que la Demandante le había robado dinero”.

California y Tahití

También se refiere a un viaje a California y Tahití, donde don Juan Carlos, según Corinna, la criticaba con amigos comunes, socavando así su imagen. Así lo detalla en el documento judicial: “En diciembre 2014, el Demandado invitó al anterior marido de la Demandante, Philip Adkins, y a su hija, Nastassia, a pasar el Fin de Año con él en Los Ángeles y después viajar con él a Tahití. Se infiere de todas las circunstancias que el Demandado se propuso socavar estas relaciones con la Demandante con el objetivo de provocar angustia en la Demandante”.

Foto: Documentos de registro de algunos de los vuelos. (El Confidencial)
Juan Carlos I gastó 8 millones en vuelos de placer al Caribe, golfo Pérsico y Canadá
José María Olmo Pablo Gabilondo Infografía: Irene de Pablo

No sabemos cómo terminará el enfrentamiento judicial entre ambos, un proceso que podría esclarecerse en la primavera de 2023. Lo que sí queda claro, cuando uno lee todos los documentos aportados por Corinna Larsen y las respuestas de los jueces, es que tanto uno como otra llevaban un tren de vida de nivel estratosférico. Y ese mapa que se traza con la lectura de las demandas, apelaciones y sentencias lo deja muy claro.

Poco a poco, las declaraciones de Corinna Larsen sobre su relación con el rey Juan Carlos I van cogiendo forma. Forma de mapa. Porque la empresaria alemana da tantos detalles de su vida privada en sus entrevistas, pódcast y declaraciones judiciales que podríamos dibujar una ruta europea y bautizarla como Corinna Maps en lugar de Google Maps. Desde hoteles y restaurantes en Londres, mansiones en el campo inglés, apartamento en Mónaco, villa en Suiza y viajes a Tahití, entre otros muchos lujos.

Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda