Amy Winehouse murió por exceso de alcohol
  1. Celebrities
CELEBRITIES

Amy Winehouse murió por exceso de alcohol

El tribunal londinense de Saint Pancras ha confirmado que la muerte de la cantante Amy Winehouse se produjo por exceso de alcohol, según demuestra una segunda investigación

placeholder Foto: Amy Winehouse murió por exceso de alcohol
Amy Winehouse murió por exceso de alcohol

El tribunal londinense de Saint Pancras ha confirmado que la muerte de la cantante Amy Winehouse se produjo por exceso de alcohol, según demuestra una segunda investigación realizada tras su fallecmiento.

 

Una primera pesquisa determinó en 2011 que su fallecimiento había sido “accidental” y posiblemente por consumo excesivo de alcohol, pero la investigación fue invalidada al descubrirse que la magistrada a cargo del caso no tenía las cualificaciones necesarias.

 

En esta segunda investigación la juez forense Shirley Radcliffe señala que la cantante, fallecida el 23 de julio de 2011, tenía más de cinco veces el límite permitido de alcohol para conducir. Según Radcliffe, la cantante falleció por tener unos niveles de alcohol “generalmente asociados con la muerte” y que consumió de manera voluntaria.

 

En una declaración escrita remitida al tribunal, la médico de cabecera de Winehouse, Christina Romete, indicó que la cantante se negaba a seguir la recomendación de los médicos y que era una persona que “quería hacer las cosas a su manera”. El tribunal admite además que la cantante pasó su última noche viendo videos suyos en YouTube, acompañada de su guardaespaldas Andrew Morris, “antes de ingerir la cantidad de vodka suficiente para detener su respiración”.

 

En propio Morris habría declarado ante la juez del caso que Amy Winehouse “había estado bebiendo durante todo el día”. El guardaespaldas de la cantante asegura desconocer cuánto vodka había ingerido, pero reconoce que “en un momento ella vino a mi habitación y quería mostrarme sus clips en YouTube. Se notaba que llevaba unas cuantas copas, pero no estaba completamente borracha. Pero nunca se había dedicado a ver sus clips de YouTube antes”.

La primera investigación tras la muerte a los 27 años de la autora de Back to Black fue dirigida por Suzanne Greenway. Sin embargo, en noviembre de 2011 Greenway, nacida en Australia, dimitió de su cargo tras comprobarse que le faltaba el periodo de experiencia necesario para ejercer en el Reino Unido.

 

La letrada había sido nombrada juez forense adjunta por su marido, Andrew Reid, en 2009, sin cumplir con el requisito legal de llevar cinco años registrada como abogada en el Reino Unido, pese a haber ejercido su profesión durante una década en su país natal.

Amy Winehouse, una de las artistas con más talento del Reino Unido con numerosos galardones, fue encontrada muerta en su piso del barrio londinense de Camden tras una larga batalla contra el alcohol y las drogas.