Logo El Confidencial
Es una persona “autónoma, cuerda y lúcida”

Gina Lollobrigida le gana la batalla judicial a su hijo, que quería incapacitarla

La justicia ha dictaminado que la actriz está "cuerda y lúcida" y que es capaz de administrar su patrimonio ante los deseos de su hijo de gestionarlo él

Foto: La actriz italiana Gina Lollobrigida en una imagen de archivo en 2009 (Gtres)
La actriz italiana Gina Lollobrigida en una imagen de archivo en 2009 (Gtres)

Gina Lollobrigida ha ganado la batalla judicial a su hijo, quien trataba de demostrar judicialmente su incapacidad para gestionar su fortuna y solicitaba para ella un administrador de apoyo para llevar a buen puerto su patrimonio. El juez de Roma ha dictaminado recientemente que la actriz es capaz llevar por sí sola sus ingresos y propiedades al declararla como una persona “autónoma, cuerda y lúcida”, contradiciendo así la opinión de su vástago, que deseaba estar al frente de sus finanzas.

"Hubiera preferido no tener que ganar jamás un pleito similar: ayudé a mi hijo toda la vida y me quedé de piedra cuando me enteré de esta iniciativa horrible suya", confiesa Lollobrigida al diario Il Corriere della Sera tras conocer el resultado favorable de su entuerto judicial, que ni tan si quiera ha sido admitida a trámite por el tribunal. Fue en marzo cuando su hijo, Andrea Milco Skofic, decidió emprender acciones legales al considerar que su madre necesitaba “un administrador de apoyo. Me temo que ya no está capacitada para hacerlo todo sola”. Unas declaraciones del único hijo de la estrella del celuloide que fueron muy criticadas al dejar entrever una supuesta motivación económica tras su acción.

Parte de la preocupación de Andrea reside en la venta de joyas solidaria que realizó su madre en mayo del pasado año cuando recaudó 3,3 millones de euros subastando algunas de las piezas más importantes de su joyero. Collares, pendientes, piedras preciosas y demás objetos de valor que fueron subastadas en la casa Sotheby’s y cuyo objetivo principal era financiar la investigación con células madre para encontrar cura a las enfermedades más agresivas.

La actriz junto a Javier Rigau en Mónaco (Gtres)
La actriz junto a Javier Rigau en Mónaco (Gtres)

Pero su hijo no es el único que ha luchado con uñas y dientes por asegurarse una jugosa parte del patrimonio de la actriz. Javier Rigau, el joven 35 años menor con quien mantuvo una relación, supuestamente también realizó alguna acción para conseguir optar a su futurible herencia. En enero del pasado año saltó la noticia de que la pareja no sólo eran novios, sino que estaban supuestamente casados y que la boda fue íntima y discreta en Barcelona.

Tan discreta que ni la propia novia supo de ella, tal y como aseguró en su día: “Javier me convenció para que le firmara unos poderes. Me dijo que los necesitaba para unos actos notariales en relación con un juicio. Sin embargo, me da miedo que se aprovechara de que yo no hablo castellano, y quién sabe lo que me hizo firmar. Ahora he encontrado por Internet un papel según el cual nos casamos en 2010, en Barcelona, en presencia de ocho testigos. Increíble. Él sólo quiere heredar mi patrimonio”, explicó. Este asunto aún está en manos de la justicia, pero Gina está convencida de que la razón está a su favor y que finalmente la verdad verá la luz.
Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios