Logo El Confidencial
LLEGÓ ACOMPAÑADO DE SU MUJER Y SUS TRES HIJAS

Sylvester Stallone aterriza en Málaga para el Starlite pilotando su propio avión

Nada más aterrizar y alojarse en un hotel de Marbella junto al resto del reparto de la película 'Mercenarios 3', se marchó con Antonio Banderas para comer un arroz con bogavantes

Sylvester Stallone llegó a Marbella con motivo del festival Starlite pilotando su avión privado y acompañado por su mujer, Jennifer Flavin, y sus tres hijas, Sophia, Sistine y Scarlet. El actor pisó tierra malagueña y acto seguido se dirigió al hotel Los Monteros para cobijarse del terral que azota la Costa del Sol estos días. Allí se alojo con el resto de compañeros de reparto de la película Mercenarios 3, con los que ha posado para promocionar el film que se estrenará el próximo 15 de agosto en las pantallas españolas.

Para Stallone, Jenni –así llama a su esposa– es como un fetiche en cada estreno. Se la lleva allá donde presenta sus producciones. Desde que se casaron, en 1997 en Inglaterra, la modelo le acompaña en cada uno de sus viajes. Ahora les ha tocado Marbella y quienes han pasado con ellos el día de ayer aseguran a Vanitatis que a la pareja les ha encantado la localidad malagueña. Su estampa es la de eternos enamorados, a pesar de llevar ya tiempo casados. Durante este martes se les pudo ver “muy tiernos” en el Beach de La Cabane, donde estuvieron comiendo con Antonio Banderas. El plato elegido, un arroz con bogavante. Fue el mismo actor malagueño el que les recomendó que lo pidieran, ese que tantas veces ha degustado él, puesto que Los Monteros se encuentra a escasos metros de su casa.

Sylvester Stallone acompañado por su mujer, Jennifer Flavin, y sus tres hijas, Sophia, Sistine y Scarlet (Gtres)
Sylvester Stallone acompañado por su mujer, Jennifer Flavin, y sus tres hijas, Sophia, Sistine y Scarlet (Gtres)

Jennifer lucía espectacular. La bella top arrastra aún sus dotes de modelo, de cuando trabaja en la agencia Elite, aunque ahora se dedique a la venta de cosméticos. Fue precisamente en aquella época, con 19 años, cuando conoció en un restaurante de Beverly Hills a su estrella de cine Sylvester Stallone, 22 años mayor que ella y recién divorciado entonces de su segunda mujer, Brigitte Nielsen. Viéndoles ayer en la piscina de La Cabane se respiraba entre ellos sinergia pura. Jenni siempre intentaba agradarle. Incluso en su momento lo hizo en el cine. En Rocky Balboa Jenny sale en los créditos finales, bailando con otras dos chicas en las celebérrimas escaleras del Philadelphia Museum of Art.

La estampa de Sylvester Stallone con Jennifer Flavin y sus tres hijas contrastaba con la soledad de Banderas. Por primera vez este verano Antonio tuvo que abrir solo La Gaviota, la casa millonaria de Marbella que compró con Melannie Griffith y que ahora se disputan en un polémico divorcio. Unos dicen que está a la venta y otros que se le va a quedar la familia Banderas. No obstante, desde que Antonio Banderas apareció junto a Stallone, advirtió que no iba a contestar a “ni una” pregunta sobre Melanie Griffith. Y así lo hizo. En ningún momento de promoción de Los Mercenarios 3 entró en cuestiones personales. Tal vez haya que esperar a septiembre, cuando se espera el estreno de Andrómeda, la película producida por Banderas con su ex, Melanie, como co-protagonista.

Banderas, Stallone y la Semana Santa

Banderas y Stallone se han hecho inseparables a raíz de esta película. El actor americano le ha debido gustar mucho cómo el malagueño le canta El novio de la muerte, el himno de la Legión, en Mercenarios 3, a tenor de la jornada tan “divertida” que ambos pasaron en Marbella.

Syvester Stallone y Antonio Banderas (Gtres)
Syvester Stallone y Antonio Banderas (Gtres)

Sin duda alguna esta escena la ha introducido Banderas en el guión, pues el malagueño es “legionario de honor” y un fijo del Jueves Santo en Málaga, día en el que sale en procesión el Cristo de la Buena Muerte –conocido como Cristo de Mena­– escoltado por el tercio de la Legión. De hecho, el propio actor ha señalado este martes en Marbella que había “improvisado mucho en esta película”. El mismo Stallone, contagiado por el entusiasmo que le ha infundido su amigo Banderas, explicó que le gustaría ver “más de cerca la Semana Santa” y que “es la primera vez” que visita la ciudad. También se ha animado a rodar en Málaga y dijo que le encantaría “hacer una película aquí”. Stallone admiró el trabajo realizado por Banderas en el film diciendo que es un privilegio “Antonio es tan bueno en la película que le odiamos todos”. Además, tras una pregunta sobre el lado sensible de estos chicos duros dijo que normalmente “llora con las películas de Antonio”, en modo de broma.

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios