Logo El Confidencial
documental de hbo 'going clear'

Polémico reportaje sobre la Cienciología: Kidman y Travolta, entre las víctimas

El Sundance Film Festival fue el escenario donde ayer por primera vez se pudo ver "Going Clear", un reportaje cargado de polémica desde antes de su estreno

Foto: Tom Cruise, Nicole Kidman y John Travolta (Gtres)
Tom Cruise, Nicole Kidman y John Travolta (Gtres)

Fue la estrella de la noche desde antes de su estreno, aunque el gran público no podrá verlo hasta el 16 de marzo. El documental de la HBO sobre la Cienciología generó espectación incluso antes de que se estrenase ayer en el Sundance Film Festival. Going Clear, título bajo el que se ha grabado el reportaje, por fin vio la luz después de que un elenco de 160 abogados asesoraran a la cadena sobre la forma de tratar temas delicados para que no hubiera problemas legales.

Después de que el público pudiera ver el esperado documental, las que se leen a continuación son las afirmaciones que se pudieron extraer de Going Clear.

1.- La Cienciología puso fin al matrimonio entre Tom Cruise y Nicole Kidman: según Marty Rathbun (que abandonó la Cienciología en 2004 habiendo ocupado el segundo puesto de mayor rango dentro de la jerarquía), esta Iglesia utilizó tácticas de intimidación para obligar al actor a separarse de la que por entonces ocupaba su corazón. El padre de Kidman trabaja como psicólogo, una profesión a la que la Cienciología se opone. Por este motivo, el suegro de Cruise fue etiquetado como PTS (Potencial Troubles Source o Fuente Potencial de Problemas)" y se opuso a la relación entre ambos.

2.- La Cienciología maltrata a sus miebros, también físicamente, y les amenazaría si se salen de la fe: algunos de los miembros que formaron parte de la organización describieron con detalle las crueldades a las que se veían sometidos. "Personas muy conocidas han pintado la escena del control y abuso que la Cienciología llegaba a ejercer sobre ellos", puede leerse en el Hollywood Reporter.

3.- John Travolta sigue formando parte de la Cienciología por miedo: debido a la gran información personal que esta Iglesia ha recopilado del actor a lo largo de años de charlas y debates, el protagonista de Grease no abandona su pertenencia. Al parecer, Travolta no querría que sus secretos más profundos salieran a la luz. "La Cienciología tiene montañas y montañas de basura sobre él", escribe Vulture.

4.- Mil millones de dólares libres de impuestos: según Going Clear, la Cienciología habría acumulado más de 890.000 euros libres de impuestos. "Explota su estatus de exención de impuestos -por religión- para acumular millones de dólares en propiedades y donaciones, comportándose más como un negocio que como una organización de caridad", se asegura desde Variety.

5.- Se mantiene en 50.000 seguidores en todo el mundo: aunque a principios de los 90 contaban con el doble de fieles, Marty Rathbun (que formó parte de la Cienciología) asegura que le parece increíble que en la era de lo virtual y las redes sociales una organización como esta siga teniendo cabida. 

Por su parte, la polémica iglesia fundada a mediados del siglo pasado en Estados Unidos, critica al director del documental (el oscarizado Alex Gibney) por no permitir a sus responsables responder a algunas de las acusaciones que se hacen en la cinta.

El presidente de la Iglesia de la Cienciología en España, Iván Arjona, ha querido responder a este artículo con este escrito:

Tal y como afirmó la Iglesia de Cienciología en su anuncio del New York Times del 16 de enero, la libertad de expresión no es un pase libre para transmitir o publicar información falsa. Más de dos años después de que Alex Gibney, Lawrence Wright y HBO comenzaran secretamente a trabajar en su película glorificando apóstatas amargados y vengativos que fueron expulsados hace ya tres décadas de la Iglesia, el resultado partidista es tan deshonesto como las propias fuentes de Gibney.

La Iglesia tiene evidencias documentadas de que los que aparecen en el culebrón de Gibney regurgitando sus rancios y desacreditadas alegaciones, son perjuros y mentirosos confesos, y anti-cienciólogos profesionales, cuya subsistencia depende de la presentación de declaraciones falsas. Todos están fuera de la Iglesia desde hace tanto tiempo que hoy día no saben nada de la misma. Sin embargo, tanto Gibney como HBO han obstruido más de una docena de solicitudes de la Iglesia para ofrecer información relevante acerca de ellos, con más de 25 personas con información de primera mano con ganas de hablar. A día de hoy, HBO y Gibney se han negado de facto ha presentar una sola alegación de forma que la Iglesia pudiera tener la oportunidad de responder. La Iglesia nunca buscó un tratamiento especial, sino que ha buscado un trato justo.

El hecho de que Gibney, el co-productor Lawrence Wright y HBO hayan encubierto intencionalmente hechos relevantes que desacreditan sus fuentes, dice mucho de sus agendas intolerantes y el sesgo que tienen hacia las personas de cualquier fe que no lleven su sello de aprobación. Cabe señalar que el culebrón de Gibney se basa en un libro escrito por el co-productor Wright que contiene tantos errores documentados que los editores en el Reino Unido, Irlanda, Canadá y Australia ni siquiera lo publicaron. En un caso, una gran mentira que tanto Wright y Gibney se han tragado, fue arrojada fuera de los tribunales por un juez federal, por considerarla sin mérito, hace cinco años, y la sentencia confirmada en apelación. Todo esto sucedió antes de la publicación del libro de Wright y años antes de la película de Gibney.

Tanto Wright como Gibney han dado palmaditas en la espalda ex cienciólogos expulsados y desacreditados para ayudarles a fomentar su propaganda. Lo que se presenta como un libro de “no-ficción, y ahora una “película”, son ambos vehículos transparentes para venganzas. Ninguna de las fuentes desacreditadas representan la religión, y una selección de vídeos-viñeta sobre estos inadaptados demuestran por qué. Los millones de feligreses en todo el mundo que si representan a esta religión, han sido ignorados intencionalmente.

Cienciología ha visto una mayor expansión en la última década que en los 50 años anteriores juntos. Sus 11.000 iglesias, misiones y grupos afiliados ahora iluminan todas las partes del mundo, mientras que Scientology ha abierto 40 Iglesias Ideales que abarcan los cinco continentes, sólo desde el año 2004. Sus programas humanitarios y sociales tocan vidas en más de 167 países.

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios