Logo El Confidencial
solo puede quedar una

La extraña pareja: Madonna y Le Pen. ¿De qué hablarán durante su encuentro?

Más tenso que el cuello de Isabel Preysler. Así será, seguro, el inminente cara a cara entre la diva del pop y la presidenta del Frente Nacional francés que se podría celebrar en París esta semana

Foto: La cantante Madonna junto a la presidenta del Frente Nacional, Marine Le Pen (Fotomontaje: Vanitatis)
La cantante Madonna junto a la presidenta del Frente Nacional, Marine Le Pen (Fotomontaje: Vanitatis)

Entre vestidos, tacones y modelos, la cantante y la política podrían ser vistas charlando animadamente en algún bistró parisino más pronto que tarde. Fue Madonna la que lanzó el anzuelo asegurando que “me gustaría conocerla, hablar con ella y oír directamente de su boca lo que piensa sobre los derechos humanos”. Por eso, la reina del pop se vino arriba y declaró que “me tomaría una copa con Marine”.

Aunque en un primer momento la política rechazó la suculenta oferta, ahora parece habérselo pensado mejor y ha mordido el anzuelo: "Acepto con gusto la invitación de Madonna. Aprecio a la gente que actúa de buena fe".

Un auténtico duelo de titanes que nos encantaría presenciar. Pero como la telepatía no es lo nuestro (eso y que no hemos sido invitados, todo sea dicho), hemos preferido hacer memoria y encontrar de qué podrían hablar estas nuevas frenemys (término formado por las palabras inglesas friend y enemy). 

Madonna se prepara para entrar a matar (Gtres)
Madonna se prepara para entrar a matar (Gtres)

Tras una ardua investigación, os presentamos dos temas en los que sería difícil que se pusieran de acuerdo y uno en el que sería más fácil un acercamiento.

• La situación de Francia

Nivel de entendimiento: nulo. Sería más fácil que los concursantes de Gandía Shore comprendiesen una charla de Stephen Hawking.

“Estoy inquieta por el avance del Frente Nacional y por el nivel de intolerancia. Me siento aterrorizada por esta época loca que atravesamos y que me hace pensar en la Alemania nazi”, ha declarado recientemente Madonna. ¿Pero qué opina del país galo Marine? Atentos. “No hay razón para pedir a los franceses que acepten cosas que ningún otro pueblo en el mundo aceptaría. Es tan simple como eso. No siento odio hacia nadie, pero tengo un inmenso amor a mi pueblo y a mi país, que defenderé bajo cualquier circunstancia”. Vamos, que la dama de hierro se queda en hojalata comparada con esta señora.
 
Marine Le Pen, en una imagen de archivo (EFE)
Marine Le Pen, en una imagen de archivo (EFE)

• Política de inmigración

Nivel de entendimiento: complicado, y no por el idioma.

Teniendo en cuenta que Madonna tiene dos hijos africanos adoptados, Mercy y David, no creemos que a la cantante le haga mucha gracia el punto de vista de Marine sobre dicho continente. “Siempre tuve mucha compasión por ellos. Es lo que le dije a un señor de Somalia que se acercó a hablar conmigo. Le dije: si estuviera escuchando mi corazón, claro que le ofrecería mi barco, pero mi barco es frágil y si le llevo a bordo, mi barca se hundirá y nos hundiremos juntos", declaró. Vamos, que no nos imaginamos a Madonna enseñándole las fotos de Mercy y David que guarda en la cartera como buena madre orgullosa.

Sin embargo, para ser justos, diremos que Madonna ofendió gravemente al colectivo afroamericano cuando subió a Instagram una foto de su hijo biológico, Rocco, durante una clase de boxeo, acompañada del siguiente comentario: “No one meses with Dirty Soap! Mama said knock you out #disnigga” ("Nadie se mete con Dirty Soap. Mamá le dijo: golpea a este negro"). El problema fue que la palabra nigga se considera ofensiva para los afroamericanos. Obviamente, se montó un buen pollo y Madonna republicó la instantánea, pero con el comentario: “Ok, empecemos de nuevo. #enemigos, déjenme en paz”.

La imagen de la discordia (Instagram)
La imagen de la discordia (Instagram)

• Religión

Nivel de entendimiento: medio-alto. Como Ylenia y Chari, que en el fondo son igual de chonis, pero se niegan a aceptarlo.

Mientras que Madonna se mantenga en el lado de la Cábala todo irá bien. La cantante es una ferviente seguidora de esta famosa disciplina y escuela de pensamiento esotérico relacionada con el judaísmo, religión que, mira tú qué alegría, no desagrada a Marine: “Sigo diciéndoles a los judíos franceses que no solo el Frente Nacional no es su enemigo, sino que es probable que, en el futuro, sea el mejor escudo para protegerles; está a su lado para defender la libertad de pensamiento o de culto, frente al único enemigo verdadero: el fundamentalismo islámico”.

De hacerse realidad el continuo rumor de que Madonna estaría pensando en convertirse al Islam, este punto abriría otra brecha entre ellas. De momento, la diva se mantiene en las filas de esta corriente judía con frases como esta: “Mis estudios de Cábala me han permitido sentir compasión por las personas de una forma en la que nunca lo había hecho”.

Dicho esto, a nosotros nos parecería más prudente que mantuviesen una conversación banal, donde su único punto de debate fuese el número de tinte que utilizan para conseguir ese rubio maravilloso. Una cosa está clara: no querríamos ser sus guardaespaldas en este encuentro. ¡Menudo trago!

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios