Logo El Confidencial
tras el suicidio de su novia, cathriona white

'La Máscara' de Jim Carrey: la cara oscura del actor más desternillante de Hollywood

Es uno de los actores de comedia más exitosos de la meca del cine. Sin embargo, no todo en su vida son risas y alegrías. La sombra de la depresión siempre lo ha perseguido

Foto: Fotomontaje realizado por Vanitatis.
Fotomontaje realizado por Vanitatis.

El reciente suicidio de Cathriona White, novia de Jim Carrey, ha hecho resurgir los antiguos fantasmas de su pasado. ¿El motivo? La maquilladora de 30 años se quitó la vida con tres medicamentos que pertenecían al actor. Dos de ellos, el Ambien y el Propranolol, son fárcamos cuyo consumo es muy frecuente en pacientes diagnosticados con ansiedad e insomnio.

Cathriona White y Jim Carrey, juntos en mayo de 2015 (Gtres)
Cathriona White y Jim Carrey, juntos en mayo de 2015 (Gtres)

"Sí, eran de él, pero el actor no toma esta medicación de manera regular. De hecho, Jim no tenía ni idea de que las medicinas hubiesen desaparecido de su casa y se dio cuenta de su falta días más tarde", asegura un íntimo del protagonista de 'La Máscara' en una entrevista concedida a 'The Hollywood Reporter'. Unas declaraciones que ponen de manifiesto las dos caras de un actor con el que millones de personas han reído hasta llorar. Divertido y delirante en público, pero con sombras y demonios en su vida privada. Al peor de todos le puso nombre hace unos años: depresión.

Expone públicamente su problema

Fue en el año 2010 cuando decidió hablar de su lucha para superar este trastorno mental: "Sí, he estado deprimido. Pero creo que la vida es maravillosa y hay que luchar por estar en ella". Además, se enfrentó al estigma social que supone muchas veces esta enfermedad para confirmar que había tomado Prozac: "No voy a mentir y creo que su uso es una buena forma de afrontar la depresión a corto plazo. Pero si prolongas demasiado su consumo, nunca llegarás al problema real que te ha llevado a esta situación".

Pero, ¿por qué los actores que han enfocado su carrera al humor desarrollan, en muchos casos, ciertas patologías depresivas? Curiosamente, no es el único intérprete que sonríe más delante que detrás de las cámaras. El caso más reciente fue el de Robin Williams.  

Robin Williams (Gtres)
Robin Williams (Gtres)

Curtido en el terreno del humor, el actor derrochaba energía positiva y ganas de vivir. Sin embargo, luchaba día a día con un trastorno bipolar que ocultaba de cara a la galería. "Nadie hizo reír al mundo como lo hizo Robin. Mi hermano, mi amigo, mi alma gemela. Te echaré de menos", declaraba su representante, David Steinberg, tras el suicidio del intérprete el 11 de agosto de 2014.

El cómico Owen Wilson también protagonizó un escalofriante intento de suicidio hace ocho años cuando se encontraba en tratamiento por depresión.  

Owen Wilson en Los Angeles en agosto de 2015. (Gtres)
Owen Wilson en Los Angeles en agosto de 2015. (Gtres)

Cómicos y depresión. Así es el peculiar binomio que se repite más de una vez en la meca del cine. ¿Por qué será?

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios