Ivanka Trump, contra las cuerdas: sus vecinos de Kalorama le declaran la guerra
  1. Celebrities
LAS FUERTES MEDIDAS DE SEGURIDAD LES MOLESTAn

Ivanka Trump, contra las cuerdas: sus vecinos de Kalorama le declaran la guerra

No es que ella no sea una buena vecina, que también, sino que los coches de los servicios secretos de EEUU se han apoderado de la calle en la que viven y sus vecinos no aguantan más el calvario

Foto: Ivanka Trump en una imagen de archivo. (Gtres)
Ivanka Trump en una imagen de archivo. (Gtres)

Ser propietario de una mansión en uno de los enclaves más exclusivos y elitistas del mundo no te exime de tener problemas con tus vecinos, como así acaba de comprobar Ivanka Trump y su marido, Jared Kushner, quienes parecen no haber caído demasiado bien a sus nuevos convecinos, entre los que se encuentran los Obama y otras familias influyentes, ya sea por sus cargos profesionales o por su inestimable poderío económico. Su mudanza a Kalorama, privilegiada colonia de Washington, no está siendo el cuento de hadas que la pareja esperaba, aunque quizá también podríamos decir que sus vecinos no pensaban que esta nueva incorporación a su exclusivo club iba a suponer un problema para una convivencia sana y estable.

El problema en sí no es la hija de Trump, ni su marido, ni tampoco sus tres hijos, sino el hecho de que la familia se haya trasladado a Kalorama y que en ese preciso instante una horda de vehículos de los servicios secretos de inteligencia de Estados Unidos se haya puesto manos a la obra para conocer mejor a sus vecinos. Al menos eso es lo que dice Rhona Friedman, una de sus vecinas, que asegura que la colonia se ha llenado de vehículos y ruido. “Al ver que dos letreros de 'No estacionar' se instalaron no enfrente de la casa de los Trump, sino a las puertas de la residencia de Friedman, los vecinos perdieron la cordura”, describe esta vecina al diario 'The Washington Post', que reconoce que “empecé a gritar” y después fue a presentar una queja formal al alcalde del distrito de Columbia, Muriel E. Bowser.

Para evitar caer en la creencia de que esta vecina le ha declarado la guerra a los Trump y por eso se queja de su presencia, recordamos que fue la misma que se encargó de orquestar su bienvenida a la colonia. Quiso demostrar la hospitalidad de la zona enviándole una carta a Ivanka en el que escribió: “Bienvenidos a Kalorama. Al igual que nosotros, sabemos que les va a encantar”. Un bonito gesto que no recibió respuesta, aunque Rhona no se molestó por ello: “Seguramente están muy ocupados”, les excusó poco después cuando filtró este hecho a la prensa.

No es la única vecina descontenta. “A veces hay hasta diez automóviles fuera de su casa. ¿Acaso es una broma?”, se pregunta otra persona que comparte zona residencial con ellos y que está acostumbrado a ver este tipo de vehículos al tener a representantes políticos y otros famosos viviendo en la zona. “Hay grupos de agentes hablando por todas partes en voz alta y hasta se cambian de camisa en plena calle. Se han apoderado de toda la calle ¡y no tienen esa autoridad!”, denuncia esta misma fuente consultada por el citado medio, que está harto de ver que los excesos de los Trump están trastocando la tranquilidad de su colonia.

El redactor recomienda