Logo El Confidencial
la novia de américa cumple medio siglo

Hermana suicida, boda truncada y una sonrisa perfecta: los 50 años de Julia Roberts

La protagonista de 'Pretty Woman' no ha tenido una vida fácil. Repasamos sus éxitos y fracasos a través de su vida personal

Foto: Julia Roberts en una imagen reciente. (Gtres)
Julia Roberts en una imagen reciente. (Gtres)

Cuentan que cuando una anciana Katharine Hepburn vio 'Magnolias de acero', allá por finales de los 80, predijo inmediatamente que Julia Roberts sería una estrella. Pocos meses después, la Academia la nominaba a un Oscar como secundaria y, al poco tiempo, se convertía en la prostituta-Cenicienta de 'Pretty Woman'. También en una actriz de la que siempre se ha discutido si lo suyo es carisma o talento.

Este fin de semana, la 'novia de América' cumple medio siglo de vida. Sin embargo, su existencia no ha sido tan impoluta ni tan perfecta como esa sonrisa que se ha convertido en marca de la casa. A principios de los 90, cuando Roberts era uno de los personajes más llamativos de Hollywood gracias a su juventud y su frescura, personas como Steven Spielberg juraban y perjuraban que jamás volverían a trabajar con ella (él lo hizo en 'Hook'). Por si fuera poco, su inestabilidad amorosa era vox populi.

Kiefer Sutherland puede certificarlo, ya que a él lo dejó plantado frente al altar el 8 de junio de 1991. Aseguran que ella se había gastado la friolera de 7.000 euros en su vestido de novia y que, tres días antes de la boda, se fugó a Irlanda con un amigo del novio, el también actor Jason Patric. Antes de esa anécdota truculenta, la prensa documentó cada uno de los pasos de la pareja en los diarios sensacionalistas.

Entre novio y novio, Julia Roberts iría dando tumbos hasta que en el 93 se casó con el cantante Lyle Lovett. La leyenda volvió a cumplirse: el matrimonio apenas duró dos años. En el 98 comenzó salir con Benjamin Bratt, que incluso la llevó del brazo cuando ganó el Oscar por 'Erin Brokovich' en 2001. Sin embargo, el que parece haber llegado a su vida para quedarse ha sido el cámara Danny Moder, al que conoció durante el rodaje de 'The Mexican' (2001). Con él se casaría en julio de 2002 y tendría tres hijos.

Julia Roberts y Kiefer Sutherland. (Gtres)
Julia Roberts y Kiefer Sutherland. (Gtres)

Pese a apaciguar la sensación de cabeza loca que acompañó sus primeros años en Hollywood, cuando tenía poco más de 20 años, la protagonista de 'Pretty Woman' no se ha librado de que compañeros como Nick Nolte (que aseguró sufrirla en el rodaje de 'Me gustan los líos', 1994), la criticasen. “No es buena y todo el mundo lo sabe”, aseguró. Tampoco se ha librado de las malas palabras por parte de su familia. Su hermano más célebre, Eric Roberts, la odió desde el día en el que colaboró judicialmente con su exmujer para que esta se quedase con la custodia de su hija Emma, ahora famosa por ser la protagonista de 'Scream Queens'. La muerte de su hermana Nancy, que falleció tras un truculento suicidio, significó su reconciliación definitiva. Sin embargo, la muerte de su hermana la sigue persiguiendo como una sombra. Nancy comenzó a tener problemas con las drogas a finales de los 90 y esa adicción la acabó alejando de Julia para siempre.

Julia y Emma Roberts en una imagen de archivo. (Gtres)
Julia y Emma Roberts en una imagen de archivo. (Gtres)

En cierta ocasión incluso llegó a tuitear un contundente “Julia Roberts es una zorra”, con el que mostró públicamente lo que pensaba de su famosa hermana. Cuando decidió poner fin a su vida, en el verano de 2014, tampoco se olvidó de mencionarla en su nota de suicidio. “Mi madre y mis supuestos hermanos no merecen obtener nada de mí, excepto la certeza de que fueron ellos quienes propiciaron la depresión más profunda que he tenido que afrontar en mi vida”, decía en la nota. El sentimiento de culpabilidad de Julia, dicen, fue palpable durante el funeral.

Más allá de la leyenda negra sobre la actriz, la prensa también destaca su naturalidad en las entrevistas y el enorme carisma que se ha convertido en una de las grandes razones de su éxito. 'Agosto' o 'Come, reza, ama' han demostrado su madurez como intérprete y, frente a aquellos que aseguran que odia envejecer, ella se muestra bastante natural ante las cuestiones sobre su edad. En cierta ocasión, un periodista le preguntó acerca de la posibilidad de protagonizar una secuela de 'Pretty Woman'. “Nadie quiere a una prostituta vieja”, dijo ella a mediados de los años 2000, cuando solo tenía 37 años. Heredera de las 'vecinitas de al lado', de las June Allyson o las Doris Day del cine clásico, la novia de América pertenece a esa última generación de verdaderas estrellas de Hollywood en una época en la que los grandes nombres ya no son suficientes para vender una película.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios