Logo El Confidencial
se publica 'titanic. historia de un fenómeno'

20 años de 'Titanic': la dura tragedia que hizo que Kate Winslet no fuese al estreno

Mientras Rose perdía a Jack en la gran pantalla, la actriz perdía a Stephen en la poca intimidad que le iría quedando. Esta y otras anécdotas forman parte del libro de Jose Madrid

Foto: Fotograma de 'Titanic'.
Fotograma de 'Titanic'.

Han tenido que pasar 20 años para que Kate Winslet confiese. Por una parte, que sufrió hipotermia durante el rodaje de 'Titanic'. Por otra que, efectivamente, Jack cabía en el tablón de madera gracias al cual se salvó su personaje, Rose DeWitt Bukater. Lo ha hecho esta misma semana en el programa 'The Late Show' de Stephen Colbert. Y no deja de tener gracia que sea ella, y no Leonardo DiCaprio, la que no deja de ser preguntada por la película de James Cameron ahora que se cumplen veinte años desde su estreno. Sobre todo porque, tal y como refleja 'Titanic. Historia de un fenómeno' (T&B Editores), el primer libro en castellano sobre la cinta, su rodaje y el impacto cultural que supuso, ni siquiera pudo ir al estreno.

“En aquellos momentos ella entendió más que nunca al personaje de Rose, porque también sufrió la muerte de un amor, Stephen Tredre. Esa fue la razón de que no pudiese ir a ninguno de los estrenos en diciembre del 97 o enero del 98”, asegura Jose Madrid, autor de un libro que repasa, por primera vez, los avatares de una filmación difícil y el impacto global que supuso a lo largo y ancho del planeta. El 'Lo que el viento se llevó' de la generación millennial, nada menos. Pero Kate vivió ese impacto entre incertidumbres y lloros por la muerte de su gran amor.

Kate Winslet y Stephen Tredre.
Kate Winslet y Stephen Tredre.

Para entender lo importante que Dredre significó para la actriz habría que retroceder hasta mediados de los 90. Winslet comenzaba a despuntar gracias al retorcido personaje que había realizado para Peter Jackson en 'Criaturas celestiales'. Sin embargo, todavía quedaban en ella los traumas del 'bullying', los resquicios de las burlas que había sufrido en el colegio por sus kilos de más, además de la desconfianza de uno de sus primeros agentes. “Ese hombre le dijo que siempre se tendría que conformar con hacer personajes de gorda”, afirma el autor. Tal y como narra 'Titanic. Historia de un fenómeno', en aquellos momentos fue Tredre, actor y autor teatral, su gran consuelo y su gran amor. “Ella no confiaba en sí misma. Es comprensible que Tredre se convirtiese en la primera persona que le hizo creer que podría llegar lejos en el mundo del cine. De hecho, él y Emma Thompson fueron las dos personas que más la animaron a luchar por el personaje de Rose en 'Titanic”, añade Madrid.

Portada de 'Titanic. Historia de un fenómeno'.
Ampliar
Portada de 'Titanic. Historia de un fenómeno'.

Este libro, que conmemora el vigésimo aniversario de 'Titanic', también narra las calamidades que sufrió Winslet durante el rodaje, una vez que consiguió convencer a James Cameron de que ella era su Rose y también convenció a un reticente Leonardo DiCaprio para que encarnase al bohemio Jack. Madrid incluye parte de los diarios que la actriz escribió mientras pasaba siete meses en un plató enorme construido en México para albergar una réplica, casi a tamaño real, del transatlántico hundido.

“Cada día tenía que luchar contra el agua fría, con el peso de una producción gigantesca y con leer en la prensa que la película iba a ser un desastre. Parecía que 'Titanic' iba a ser tan sinónimo de fracaso como el propio barco, que se hundió durante su viaje inaugural en 1912. A eso se sumó la larga agonía de Tredre, que ya no era su novio y en aquellos momentos se estaba muriendo de cáncer”. Efectivamente, Winslet y Tredre ya no eran pareja, pero ella estuvo pendiente de él durante toda la filmación de una película que la acabaría convirtiendo en una estrella.

Cualquier actriz de 22 años habría sido feliz con semejante éxito. Pero para Kate, el desembarco de la cinta en las salas de todo el mundo fue bastante amargo. El 14 de diciembre, mientras Hollywood Boulevard se engalanaba para el estreno de 'Titanic', la película más cara de la historia del cine, Kate Winslet lloraba en el funeral de su exnovio al otro lado del océano Atlántico. Tredre había muerto y con él se iba una parte de su vida. Mientras Rose perdía a Jack en la gran pantalla, ante millones de espectadores, Kate perdía a Stephen en la poca intimidad que le iría quedando en esos meses.

No era para menos. La película aguantó 16 semanas en el número uno de la taquilla norteamericana, ganó 11 Oscar (empatando con 'Ben-Hur'), se convirtió en la cinta más taquillera de la historia y pasó a ser el mayor fenómeno global salido del cine de los últimos treinta años. “Hasta en Afganistán, país en el que por supuesto estaba prohibida, hubo peinados de chico con el nombre del personaje de Leonardo DiCaprio. Eso da una idea del acontecimiento mundial que fue, traspasando todo tipo de fronteras de edad, raza, sexo o país. Es algo que solo había ocurrido décadas antes con 'Lo que el viento se llevó' y es muy difícil que se vuelva a repetir”, relata Jose Madrid.

Leonardo DiCaprio y Kate Winslet en 'Titanic'. (Fox)
Leonardo DiCaprio y Kate Winslet en 'Titanic'. (Fox)

Como DiCaprio, Kate Winslet recordaría estar, durante la mayor parte de 1998, “en la cresta de la ola”, según sus propias palabras. De repente, ya no podía ni ir a comprar el pan. Los medios se interesaron por sus kilos de más, por su amistad con Leo (para muchos un romance que había tenido lugar durante el rodaje) y por las mil historias que llegaron a agobiar a aquella joven de apenas 22 años que, casi por casualidad, era la protagonista femenina del mayor éxito de la historia del cine. Pasadas dos décadas, Kate ya es capaz de bromear sobre el célebre tablón de madera en el que cabía Jack, sobre el frío que pasó en el agua helada, sobre lo poco que le gusta 'My heart will go on' o sobre lo dictatorial que era un James Cameron agobiado ante un rodaje infernal. Pese a su demostrado sentido del humor, aquellos días de 'Titanic' fueron muy amargos. Al agobio del estrellato, la actriz sumó la pérdida de su primer amor y esa tragedia le haría entender a la Rose que se despedía de Jack para el resto de su vida.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios