Logo El Confidencial
TRES VÍCTIMAS VUELVEN A QUEJARSE

¿Por qué Donald Trump no responde a las demandas de acoso sexual como Weinstein?

El presidente de los Estados Unidos no ha hecho alusión a las demandas por acoso que pesaron sobre él hace un año. Ahora sus supuestas víctimas vuelven a la carga y piden justicia

Foto: El presidente estadounidense Donald Trump en una imagen de archivo. (Gtres)
El presidente estadounidense Donald Trump en una imagen de archivo. (Gtres)

Donald Trump parece muy tranquilo, aunque su mundo siempre amenaza con venirse abajo. A él no le asustan las amenazas de guerra, las críticas y tampoco las acusaciones de acoso sexual que pesan sobre él desde que comenzase su carrera política. Tres de las mujeres que durante la campaña electoral le acusaron de haberlas acosado criticaron este lunes que, a diferencia de lo que ocurre en otros ámbitos como en Hollywood, al mandatario no se le han exigido responsabilidades. Sí que ha sucedido con el productor Harvey Weinstein o al actor Kevin Spacey, pero no al actual presidente de los Estados Unidos. ¿Por qué?

"En otras parcelas de la sociedad se está haciendo responsable a la gente por conductas inapropiadas, pero no al presidente", declaró Jessica Leeds en Nueva York en una rueda de prensa organizada por Brave New Films, una productora que ha realizado un largometraje sobre las mujeres que acusaron a Trump por conducta sexual inapropiada.

Esta afirmación se produce al amparo de la ola de acusaciones de acoso sexual en el mundo de la política y del espectáculo que ha llevado al despido de actores y productores, así como al anuncio de dimisión de políticos de primera línea, como el senador demócrata Al Franken y el congresista del mismo partido John Conyers.

Leeds, que ahora tiene 75 años, recordó cómo hace tres décadas el magnate se abalanzó sobre ella en los asientos de primera clase de un avión y le tocó los pechos e intentó meterle la mano por debajo de la falda, motivo por el que, según explicó este lunes, no ha vuelto a vestir esta prenda durante sus vuelos. Junto a Leeds se encontraba Rachel Crooks, quien el año pasado relató que en 2005, cuando trabajaba en la Trump Tower de Nueva York, coincidió con el multimillonario en un ascensor y este la besó en la boca. También compareció Temple Taggart, quien aseguró que Trump se propasó con ella de esa misma manera cuando ostentaba el galardón de Miss Utah, en 1997.

Jessica Leeds (centro) en una imagen de su entrevista.
Jessica Leeds (centro) en una imagen de su entrevista.

Pero además de su testimonio, también existe una grabación en la que Trump reconoce haber sido autor de este tipo de acciones sexistas, pero no ha tenido que responder ante las acusaciones. De nuevo, ¿por qué? "Lo correcto sería que renunciase, pero no creo que lo vaya a hacer. Solo podemos pedirle al Congreso que se encargue", afirmó Crooks. "Desafortunadamente, tengo la sensación de que su conducta sexual inapropiada está bastante abajo en la lista de cosas que Trump ha hecho mal", sentenció Leeds.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios