Logo El Confidencial
más de dos décadas después del escándalo clinton

Mónica Lewinsky cumple 45 años reconvertida en un icono feminista

Nacida un 23 de julio de 1973, la exbecaria fue motivo de burla hasta que el movimiento #MeToo la ha reconvertido en uno de sus baluartes

Foto: Lewinsky en una fiesta de 'Vanity Fair' celebrada en 2016. (Reuters)
Lewinsky en una fiesta de 'Vanity Fair' celebrada en 2016. (Reuters)

Nació un 23 de julio de 1973 y nunca imaginó que su etapa de becaria en la Casa Blanca sería la que le haría pasar a la historia (o a la historia B) de la política estadounidense. Mónica Lewinsky ejerció como tal para el Gobierno de Bill Clinton tras completar sus estudios de psicología. Su affaire con el entonces ocupante de la Casa Blanca removió los cimientos del país. Aunque en principio tanto ella como el propio Clinton lo negaron, finalmente tuvieron que reconocer que ella le practicó sexo oral en el despacho oval de la Casa Blanca tras destaparse las grabaciones de unas conversaciones por parte de la secretaria Linda Tripp.

Clinton fue acusado de perjurio y ella se convirtió en un símbolo sexual, objeto de mil parodias televisivas y no pocas situaciones embarazosas. Hubo perdón público por parte del presidente a su mujer, Hillary. También a la propia Mónica, aunque este tardó más en llegar.

[Leer más: ¿Qué opina Clinton de Mónica Lewinsky y el movimiento #MeToo?]

“No fue mi mejor momento, pero lo importante es que fue algo muy doloroso que sucedió hace 20 años y ya me disculpé con mi familia, con Mónica Lewinsky y su familia, y con el pueblo estadounidense. Lo dije y lo digo en serio. He tenido que vivir con las consecuencias de aquello todos los días desde entonces. Sigo creyendo que este movimiento #MeToo es necesario y debe ser respaldado”, dijo Clinton hace apenas unos meses. Pero hoy por hoy es evidente que la más perjudicada del asunto fue la propia Mónica.

Lewinsky en una imagen de la fiesta de 'Vanity Fair'.
Lewinsky en una imagen de la fiesta de 'Vanity Fair'.

A finales de los 90, hasta llegó a publicarse una biografía autorizada (y escrita por Andrew Morton, también retratista literario de Lady Di) que narraba los pormenores del caso. Beyoncé y hasta Nacho Cano le dedicaron estrofas en sus canciones. Hubo hasta grupos que titularon sus canciones con su nombre, coronándola definitivamente como una 'reina' de la cultura pop. Pero ¿que ocurrió con ella una vez pasada la fiebre desatada por aquel caso?

Clinton en una imagen de archivo. (EFE)
Clinton en una imagen de archivo. (EFE)

A Lewinsky le diagnosticaron estrés postraumático, una enfermedad que hizo que se le cerrasen muchas puertas. Algunos acusaron a la sociedad puritana de cargar toda la culpa sobre ella, la amante, y no sobre el presidente. No hubo ni novios ni trabajo después de aquello. Pese a su fama de aprovechada, Lewinsky tampoco aceptó ofertas de hasta 10 millones de dólares para contar los pormenores de su caso.

Portada del libro de Andrew Morton.
Portada del libro de Andrew Morton.

Dedicada a la venta de su propia firma de bolsos y anfitriona de un reality llamado 'Mr. Personality', se mantuvo callada y en un discreto segundo plano hasta que el veinte aniversario de su affaire la trajo de vuelta a la actualidad, a algunas alfombras rojas (estuvo presente en varias fiestas post-Oscar de 'Vanity Fair') y a las revistas.

“Ahora, a los 44 años, empiezo a entender la gran diferencia de poder entre un presidente y una becaria en la Casa Blanca. Existen los desequilibrios de poder y el abuso, incluso cuando el sexo es de mutuo acuerdo”, declaró a 'Vanity Fair' coincidiendo con el aniversario. Lo curioso es que la exbecaria ya no es motivo de burla ni de parodia, ahora se ha reinventado como un icono feminista. Hasta las líderes del movimiento #MeToo tuvieron unas palabras para ella. “Siento mucho que estuvieras tan sola”, manifestaron.

En su momento, a Clinton le salvó del 'impeachment' la propia definición de relación sexual, diferente a lo que había ocurrido en su despacho. Por eso se libró. Mónica, sin embargo, fue criticada y defenestrada hasta la saciedad. En una especie de justicia poética, esa que solo llega con el tiempo, ahora se dedica a dar charlas sobre feminismo y sus declaraciones han hecho que muchas mujeres la vean como una víctima de abuso de poder. La nueva Lewinsky, desde luego, habrá agradecido el cambio de imagen.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios