Logo El Confidencial
un enlace casi real

Los secretos de John y Jacqueline Kennedy 65 años después de su boda

La saga más 'royal' de la escena norteamericana sigue más presente que nunca con un aniversario y un estreno de cine: 'El escándalo de Ted Kennedy'

Foto:  Boda de Jackie y John Kennedy. (Getty)
Boda de Jackie y John Kennedy. (Getty)

Pocos nombres de la historia reciente norteamericana han trascendido tanto como el apellido Kennedy, que ya se escribía con letras mayúsculas en el imaginario estadounidense antes del asesinato de John, pero que después de aquel atentado televisado y vivido en directo se magnificó de manera exponencial y el hombre se convirtió en leyenda. Desde entonces todo lo que ha trascendido en torno a ese apellido se ha convertido en noticia: la carrera política de su hermano, su muerte, la boda de la viuda con el armador griego, el malogrado John John… Cada nuevo capítulo no ha hecho más que incrementar más aún el mito.

[LEE MÁS: "Te quiero, ya lo sabes", últimas palabras del matrimonio Keneddy Jr. antes del accidente]

En breve se estrenará entre nosotros la película 'El escándalo Ted Kennedy', que retrata otro oscuro capítulo en la historia del clan, y se celebra en estos días el 65 aniversario de la boda de John y Jackie, un enlace que se vivió en Estados Unidos y en el mundo como una boda real. Aprovechamos el aniversario para contar 10 cosas que tal vez no sabías de su relación.

Los secretos de John y Jacqueline Kennedy 65 años después de su boda


1. Como Letizia y Felipe

John y Jackie se conocieron en mayo de 1952 en una cena organizada por el periodista Charles Bartlett y su esposa, Martha. Solo ocho personas asistieron a la reunión. "Nunca he conocido a alguien como ella", le contó JFK a un amigo tras la cena. En ese momento, ella trabajaba en el 'Washington Times-Herald' y él era un congresista de Massachusetts.

2. La vida pre-John

Antes de conocer a JFK, Jacqueline Bouvier se había comprometido con John Husted Jr., un corredor de bolsa de Nueva York. Su compromiso fue anunciado en las páginas de la sociedad del 'Washington Times-Herald' después de un mes de relación, pero tres meses depués canceló la boda. Poco después comenzó a salir con el político.

3. La gran boda (casi) royal

Se casaron el 12 de septiembre de 1953 en Rhode Island ante 800 invitados. La novia fue llevada al altar por su padrastro con un vestido de seda de color marfil, con un escote barco, corpiño ajustado y una falda cardada embellecida con bandas de más de cincuenta yardas de volantes. Su velo de encaje de punto rosa, usado primero por su abuela Lee, estaba cubierto por una tiara de encaje y flores de azahar. Jacqueline llevaba una gargantilla de perlas y un brazalete de diamantes que fue un regalo del novio. El ramo de la novia era de orquídeas en aerosol rosadas y blancas y gardenias.

 Ante 800 invitados se dieron el 'sí, quiero'. (Cordon)
Ante 800 invitados se dieron el 'sí, quiero'. (Cordon)


4. Sus años más felices

Los años más felices de Jackie fueron los de la pareja en la Casa Blanca. Fue entonces cuando se sintieron más cercanos, más cómplices y cuando trabajaron juntos para alcanzar objetivos comunes. Él confió en ella para aconsejarle y ella fue pieza fundamental para ayudarlo a afianzar relaciones con otros líderes mundiales, incluidos Nawaharlal Nehru, Charles de Gaulle y Nikita Khrushchev.

5. Insatisfacción sexual

Jackie le contó a su amigo Frank Finnerty que su vida sexual con JFK fue insatisfactoria porque "simplemente va demasiado rápido y se duerme". Su amigo la ayudó a idear un enfoque que podría usar para hablar de su vida sexual con su marido que evitaría dañar su masculinidad y, como resultado, mejoró su vida sexual. Todavía continuaba teniendo aventuras, pero al menos Jackie no sentía que sus problemas de intimidad sexual fueran culpa suya.

 Infidelidades, insatisfacción... La pareja no fue completamente feliz. (Getty)
Infidelidades, insatisfacción... La pareja no fue completamente feliz. (Getty)


6. Jackie la Manirrota

Durante el segundo año de John F. Kennedy en el cargo, el gasto de Jackie se disparó llegando a derrochar 62.000 dólares (de la época) al mes (unos 495.000 euros al cambio actual), lo que representa un aumento del 15% con respecto al año anterior. A diferencia de su esposa, John fue muy cuidadoso con el dinero, a pesar de que podía permitirse no serlo. Cuando Jackie aceptó economizar, retrocedió.

7. Un aborto y dos niños nacidos muertos

John y Jackie solo tuvieron dos hijos, Caroline y John Jr. Antes de que naciera Caroline, Jackie sufrió un aborto involuntario en 1955, dio a luz a una hija muerta, Arabella, en 1956, y en 1963, dio a luz a un niño muerto, Patrick. Después de su muerte, Jackie se deprimió; sin embargo este fatídico suceso la acercó más a su marido.

 La pareja, con su hijo John. (Getty)
La pareja, con su hijo John. (Getty)


8. El affair de Jackie y su cuñado

Según los archivos del FBI, tras la muerte de John, Jackie y Bobby tuvieron una aventura. Esta relación se desarrolló entre 1964 a 1968 y fue recogida por el escritor Larry Tye en su libro 'Bobby Kennedy: The Making of a Liberal Icon'. La esposa de Bobby, Ethel, se enfrentó a David Ormsby-Gore, el embajador británico en los Estados Unidos durante la administración Kennedy, exigiendo saber lo que sabía del tema. Incluso antes de la muerte de JFK, Bobby estuvo muy unido a su cuñada. Cuando Jackie dio a luz a su hija muerta, Arabella, Bobby, y no John, estaba a su lado.

[LEE MÁS: La verdad (con datos) tras el romance entre Marilyn Monroe y Kennedy]

9. Habitaciones separadas

Como muchas otras parejas de clase alta, los Kennedy tenían sus propias suites separadas. En la Casa Blanca, sus habitaciones estaban conectadas por un vestidor que estaba amueblado con un sistema estéreo para que JFK pudiera escuchar música por la noche.

10. Líos de falda

Se ve que el tema de las infidelidades en la casa de los Kennedy venía en los genes: igual que su padre, Joe Sr., no fue fiel a su madre, Rose, John no tampoco fue fiel a Jackie. La lista de amantes del presidente era larga y fluctuaba de nombres rimbombantes como Marilyn Monroe o Marlene Dietrich hasta strippers y prostitutas. Se dice que Jackie le dijo a su cuñada Joan Kennedy (la esposa de Ted) que los hombres de Kennedy no pueden evitar engañar a sus esposas. "Todos los hombres de Kennedy son así", dijo. "No puedes dejar que te afecte, porque no debes tomártelo como algo personal".

 La pareja, en una imagen de 1961. (Getty)
La pareja, en una imagen de 1961. (Getty)

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios