Logo El Confidencial
sorprendentes declaraciones

'Sexo en Nueva York': resucita la guerra entre Carrie y Samantha

El equipo de la serie ha participado en un podcast en el que se ha refererido a las dificultades de hablar con Kim Cattrall

Foto: Las protagonistas de 'Sexo en Nueva York' en una imagen de archivo. (Getty)
Las protagonistas de 'Sexo en Nueva York' en una imagen de archivo. (Getty)

Un podcast ha servido para reabrir una herida que ya parecía cerrada (u olvidada, mejor dicho). El reparto de 'Sexo en Nueva York' ha participado en el podcast 'Origins' y, como ya es habitual, la gran ausente ha sido Kim Cattrall (Samantha). Y nuevamente el gran motivo de conversación ha sido la enemistad de esta con el resto del equipo que hizo la serie. Sarah Jessica Parker ha explicado cómo intentó que Cattrall olvidase sus rencillas y participase en la posible tercera película. “Tuve muchas muchas muchas muchas conversaciones con su agente y me dijeron: 'A ella le encantaría saber de ti'. Le envié un correo electrónico, intenté acercarme a ella y decirle: "Queremos que seas parte de esto. Eres una parte integral. Por supuesto que lo eres. Espero que cuando leas este guion, veas la belleza, la alegría, el corazón roto que yo vi, que vimos todas”, aseguraba la actriz.

Lo cierto es que 'Sexo en Nueva York 3' iba a estar centrada en el personaje de Carrie por una razón importante: Mr. Big fallecía nada más comenzar la película y ella se quedaba viuda. Y esa fue una de las razones de que Cattrall no viese demasiados incentivos para que su Samantha estuviese en la cinta.

Sarah Jessica Parker en una imagen de archivo. (EFE)
Sarah Jessica Parker en una imagen de archivo. (EFE)

Pero estas no han sido las únicas declaraciones respecto a la enemistad que Catrall mantiene contra el resto del equipo de la serie. La cuestión, al parecer, siempre fue el dinero, según explicó el director, Michael Patrick King. “Kristin, Cynthia y Sarah Jessica se convirtieron en un solo grupo, y Kim nunca se unió a ellas mentalmente. Kristin y Cynthia (Charlotte y Miranda) fueron dos damas, entendieron que el gran nombre era el de Sarah Jessica”.

[LEER MÁS: ¿Por qué se odian Sarah Jessica Parker y Kim Catrall? Este fue el origen de todo?]

Eso es lo que también ocurrió a la hora de planificar una tercera entrega de 'Sexo en Nueva York', cuando la inolvidable Samantha solicitó más dinero. “El estudio le dijo: 'No podemos satisfacer sus demandas salariales. No podemos hacerlo; esa cantidad no tiene sentido para nosotros”, ha dicho Parker. Hay que recordar que la inolvidable Samantha escribió un desgarrador tuit en el que cargaba contra ella tras darle el pésame por la muerte de su hermano. “Déjame que deje esto muy claro (si no lo he hecho ya). No eres mi familia. No eres mi amiga. Así que te escribo para decirte por última vez que dejes de explotar nuestra tragedia para hacer ver que eres una chica adorable”

Kim Cattrall en una imagen de archivo. (EFE)
Kim Cattrall en una imagen de archivo. (EFE)

En el último podcast, Sarah Jessica aclaró que, pese a las duras declaraciones de Kim Cattrall contra ella, nunca ha estado “en una pelea de gatas con nadie. Nunca, públicamente, he dicho nada desagradable sobre Kim porque no es así como lo siento”. Sarah Jessica también negó que hubiese peleas entre ella y Cattrall durante el rodaje. “Nunca habría funcionado si fuese así”.

Estas declaraciones del equipo vendrían a confirmar los rumores que han existido durante años. La buena de Samantha nunca pudo entender por qué su compañera aumentaba de sueldo cada cierto tiempo. Tampoco alcanzaba a comprender por qué logró convertirse en productora ejecutiva e incluso pudo meter mano en la forma de promocionar la ficción o qué nivel de desnudez debían tener los personajes. Ella, que conseguía las risas del público, se mostraba indignada e irascible. Cattrall siempre ponía el mismo ejemplo a los jefes: si los protagonistas de 'Friends' cobraban exactamente lo mismo: ¿por qué ella y sus compañeras no?, ¿por qué Sarah Jessica tenía que ganar tres veces más que ella? Los productores de la serie se amparaban en la imparable fama de Sarah Jessica, que protagonizaba campañas por doquier y, con su Mac, sus rizos y sus Manolo Blahnik, era el emblema indiscutible de la serie. Las otras dos implicadas en el asunto, Cynthia Nixon (Miranda) y Kristin Davis (Charlotte), tampoco es que hiciesen muy buenas migas con Kattrall, que solía comer sola en los descansos de rodaje.

También fue la inolvidable Samantha la que pronunció la frase más demoledora de esa guerra cuando el entrevistador le preguntó si echaba de menos a sus compañeras. “Si las echo de menos, siempre puedo ponerme el DVD, como hará todo el mundo”. A eso se le llama ser más clara que el agua y dejar claro que, en esta guerra, ya no hay paz posible.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios