Logo El Confidencial
POLÍtICA BRITÁNICA

El culebrón de Boris Johnson: muchas mujeres y algún hijo ilegítimo

El líder conservador ha tenido dos divorcios, cuatro hijos de sus esposas, otro al menos de una amante, ha coqueteado con marihuana y cocaína, y ha sido denunciado por agresión

Foto: Boris Johnson, líder conservador británico. (Reuters)
Boris Johnson, líder conservador británico. (Reuters)

Dos divorcios a cuestas, infidelidades, amantes por doquier, hijos ‘oficiales’ y ‘extraoficiales’, litigios con la prensa, peleas, borracheras, drogas… Cuando en 2007 Boris Johnson apareció en la escena pública como alcaldable de Londres los periodistas de internacional se frotaban las manos: había historias por doquier. El líder conservador ha llegado mucho más lejos de lo que se vaticinó entonces porque su vida privada es un auténtico culebrón, lo que en Reino Unido puede ir en contra de una carrera política.

LEA MÁS: Boris Johnson y la foto de la que todo el mundo habla

La historia de este niño bien rebelde y provocador podría servir para un biopic. Ni siquiera en Wikipedia pueden definir a Johnson: en el apartado de hijos escriben que tiene cinco o seis. Incluso su nacimiento confunde: nació en Nueva York y hasta 2016 tenía la doble nacionalidad británica y estadounidense, a la que renunció para demostrar su lealtad a Reino Unido. Una lealtad que no ha podido demostrar en su vida privada.

Boris Johnson y su exmujer, Marina Wheeler. (EFE)
Boris Johnson y su exmujer, Marina Wheeler. (EFE)

Como miembro de una familia de la alta burguesía británica, Johnson estudió en Oxford, donde conoció a su primera mujer, Allegra Mostyn-Owen. Hija de la escritora italiana Gaia Servadio y del historiador William Mostyn-Owen, era una socialite portada de revistas de moda. Se casaron en 1983 y la ruptura fue traumática para ella. Su madre ha dicho en alguna ocasión que “con su belleza y su fortuna, Allegra podría haber tenido el mundo a sus pies”.

Amante, esposa, madre

Nada de eso: la joven abandonó su vida pública al separarse de Johnson. El político fue primero periodista y como tal trabajó de corresponsal en Bruselas, a donde le acompañó Allegra. Sus continuas infidelidades acabaron pasando factura y ella volvió a Londres. Se divorciaban en 1993 y ella es ahora una pintora y ceramista que lleva una vida discreta y apartada de los focos.

A las pocas semanas de su primer divorcio, Johnson se casaba de nuevo con quien había sido su amante, Marina Wheeler, y en unos meses nacía su primer hijo. Johanson ha tenido cuatro hijos, sus cuatro vástagos ‘oficiales’. Así lo decimos porque el líder tory mantuvo sus costumbres de tener amantes y con alguna de ellas tuvo hijos.

Hija reconocida

Se sabe con certeza de uno de ellos porque su paternidad llegó incluso a juicio en 2013: él no quería que se hablara de la niña, algo a lo que el juez no accedió al entender que al ser figura pública, su vida estaba expuesta, así como la de sus hijos. La pequeña (hay medios que han informado de otros hijos) fue fruto de su relación con la consultora de arte Helen Mcintyre, algo que su mujer aguantó. Como aguantó verle en la portada de 'News of the World' (de Rupert Murdoch) saliendo del apartamento de otra mujer.

Una de las pocas imágenes de Boris Johnson y Carrie Symonds juntos. (Getty)
Una de las pocas imágenes de Boris Johnson y Carrie Symonds juntos. (Getty)

Han sido decenas las veces que han salido a la luz sus desmanes. Con una reputación muy tocada, su matrimonio ha durado 25 años, hasta que Wheeler dijo basta. Abogada especializada en derechos humanos y miembro del Consejo de la Reina, pocos entendían que aguantara tanto. A finales de 2008 todo terminó.

Asesora de su partido

Johnson ya mantenía una nueva relación, esta vez con Carrie Symonds, asesora de su partido y una de las responsables de la ideología que hay tras el Brexit. Hija de Matthew Symonds, fundador del prestigioso 'The Independent', y Josephine McAfee, abogada del mismo periódico, Symonds es una 'spin doctor' que forma parte de la elite social británica, como todas las mujeres que han pasado por la vida de Johnson.

Su fogosa relación ha llenado páginas y páginas, sobre todo hace pocas semanas, cuando se supo que ella le había denunciado por intento de agresión y la polícía acudió a su apartamento. Todo quedó en nada y entonces aparecieron novios de ella y de él contando lo apasionados que son en pareja, lo mucho que disfrutan ambos con el sexo salvaje y lo difíciles que son cuando se enfadan.

Boris Johnson. (Reuters)
Boris Johnson. (Reuters)

No será este el último episodio noticiable en la vida de la pareja. Parece que Boris y Carrie protagonizaran otro momento insólito en la política británica si se casan, algo que está en sus planes. Johnson era el primer primer ministro en más de 200 años en casarse mientras dura su mandato.

Ya ven, eso de ser el primero no sonroja al líder conservador británico. Juerguista reconocido, Johnson ha sido de los primeros en admitir que fumó marihuana y probó la cocaína (antes de entrar en política). Y nada puede con su carrera. No por el momento. Ni su reputación, siempre por los suelos, ha frenado su ascenso a lo más alto de la política británica.

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios