Logo El Confidencial
GRAN INCERTIDUMBRE

Angélica Rivera, cambio radical de imagen y un nuevo escándalo por una mansión secreta

La exmujer del expresidente de México Enrique Peña Nieto está apartada de las redes sociales, aunque se ha publicado una fotografía en Los Ángeles

Foto: Angélica Rivera, en una imagen de archivo. (Reuters)
Angélica Rivera, en una imagen de archivo. (Reuters)

La vida de Angélica Rivera ha tomado unos derroteros que podrían dar para el argumento de cualquiera de las tenelovelas que protagonizó y que tal vez protagonice en un futuro. La exmujer del expresidente de México Enrique Peña Nieto lleva unos meses apartada de todo bajo lo que podría interpretarse como una reinvención del síndrome de Greta Garbo, que debe su nombre a la decisión de la mítica actriz sueca de retirarse del cine y de la vida pública cuando estaba en el esplendor de su carrera. Claro que este silencio podría tener una explicación muy sencilla a tenor de los acontecimientos de los últimos días...

Que Angélica está en el esplendor de su carrera no es algo que podamos afirmar en la actualidad porque ella misma decidió retirarse para, como primera dama, contribuir al éxito político de su marido, de quien nada más abandonar su cargo, que dejó en manos de López Obrador, trascendió que mantenía una relación sentimental con la modelo Tania Ruiz Eichelmann, con quien hace unos días fue fotografiado cenando en Nueva York, ambos con unas llamativas pelucas que despertaron todo tipo de comentarios en las redes sociales.

[LEE MÁS: Beatriz Gutiérrez, la nueva primera dama mexicana, una mujer que va a dejar huella]

Angélica Rivera, cuyas declaraciones hicieron pensar que podría escribir un libro contándolo todo sobre su papel como primera dama y por ende desvelar algunos de los trapos sucios del matrimonio, parece haberse cansado de la vida pública, y la primera y drástica medida que ha tomado es cerrar su perfil de Instagram, red social que atendía de manera puntual y precisa contando los pormenores de su devenir en Los Pinos, la residencia de los presidentes mexicanos, que ahora el actual mandatario ha decidido convertir en un centro cultural. Una decisión que está sirviendo para que emerjan datos que ponen en cuestión, como poco, la austeridad del anterior sexenio protagonizado por Peña Nieto y su ahora exmujer.

Peña Nieto y Angélica Rivera, en una imagen de archivo. (EFE)
Peña Nieto y Angélica Rivera, en una imagen de archivo. (EFE)

La que sigue siendo conocida con el sobrenombre de la Gaviota, el personaje que mayor gloria le dio en la telenovela 'Destilando amor', su último trabajo interpretativo hasta la fecha, que se remonta a 2007, vive apartada de todo y de todos entre Miami, donde, al parecer, se la ha visto de compras en algunas de las tiendas más chic de la ciudad de Florida, y Los Ángeles. Pero en un mundo en el que no se le pueden poner puertas al campo (las redes sociales), resultaba inevitable que acabara trascendiendo alguna imagen suya.

Así, hemos descubierto gracias a la actriz Bárbara de Regil que Angélica está más rubia que nunca, en unos stories que ha compartido, en los que también aparece la hija de la ex primera dama y sobrina de Verónica Castro, Sofía, que igualmente es actriz. Con una imagen mucho menos encorsetada y más juvenil que la que le permitían los protocolos de su rol anterior, podría estar preparando su vuelta a la televisión, medio con el que dijo haber ganado el fortunón (7 millones de dólares) que costaba su mansión situada en Las Lomas De Chapultepec y que en 2014 la obligó a salir a dar explicaciones a la nación para alejar la sombra de una duda...

La mansión secreta

En estos días también vuelve al foco de la polémica precisamente cuando se está haciendo inventario de Los Pinos para convertirlo en centro cultural, pues se ha descubierto lo que se ha denominado ya como la nueva Casa Blanca (ya se le había dado el sobrenombre de Casa Blanca a su controvertida mansión). Se trata de una construcción situada en el extremo norte del complejo, sobre la que se ignora cuánto costó ni qué mobiliarios y enseres tenía. Eso sí, contaba con mil doscientos metros cuadrados, distribuidos en dos plantas, cuatro habitaciones de servicio y suelos de marmol en todas las estancias, según desvela 'Proceso'.

El presidente López Obrador. (EFE)
El presidente López Obrador. (EFE)

Fue precisamente esta mansión, que Angélica Rivera utilizaba como oficina, el escenario de su mencionada alocución televisiva para justificar su origen y el lugar donde realizó una producción para la revista 'Marie Claire' en 2014 con su hija Sofía. De momento, no se han encontrado ni planos ni ningún justificante de cómo ni cuándo se construyó... Una historia, en definitiva, a la que los medios de comunicación mexicanos ya le han hincado el diente y de la que a buen seguro seguiremos teniendo novedades próximamente.

Otra cuestión que ha quedado sin aclarar es el percance doméstico que ha sufrido recientemente y, como anécdota, el robo frustrado en su mansión de Las Lomas, que acabó con la detención de dos individuos.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios