Logo El Confidencial
TRIBUNALES

Se reanuda el proceso sobre las fiestas eróticas de Silvio Berlusconi

Pintan bastos para Il Cavaliere: a su reciente fracaso en la política se une la reapertura de la investigación por presunta corrupción en procedimientos judiciales

Foto:  Silvio Berlusconi. (Getty)
Silvio Berlusconi. (Getty)

Cantante de cabaret, potentado inmobiliario, magnate de los medios, titán futbolístico, ex primer ministro italiano... La vida de Silvio Berlusconi ha dado muchas vueltas y se han podido escribir varios libros o rodar unas cuantas películas sobre sus siempre polémicas andanzas a lo largo de sus 83 años.

Pero el momento en el que se encuentra ahora mismo, seguramente, es uno de los peores que le ha tocado vivir. A su reciente fracaso en las urnas –su partido Forza Italia solo obtuvo el 5,55% de los votos en las recientes elecciones– se suma, según informa 'Abc', la reapertura el proceso Ruby 3, en el que se acusa al ex-Cavaliere de presunta corrupción en los procesos judiciales.

Karima El Mahroug, más conocida como Ruby. (Getty)
Karima El Mahroug, más conocida como Ruby. (Getty)

El caso Ruby –como se conoce a la marroquí Karima El Mahroug que entonces tenía 17 años– se inició con la acusación de prostitución de menores contra Berlusconi, de la que fue absuelto en 2015. Pero el proceso aún no se ha cerrado y ayer le tocaba testificar a Chiara Danese, una participante en aquellas fiestas llamadas Bunga Bunga.

[LEER MÁS. Su infancia, sus amores y las fiestas 'bunga bunga': el Berlusconi más íntimo]

La joven relató con crudeza y lujo de detalles –bailes eróticos, tocamientos– ante el tribunal y denunció haber recibido amenazas de muerte, además de asegurar que “esto me ha arruinado la vida, porque he sido víctima de intimidación y acoso psicológico. Sufrí depresión y anorexia. Cuando mi nombre apareció en los periódicos, ni siquiera podía salir de casa”.

Silvio Berlusconi, llegando al juzgado en una imagen de archivo. (Getty)
Silvio Berlusconi, llegando al juzgado en una imagen de archivo. (Getty)

Interrogado hace pocos años a este respecto por el escritor Alan Friedman, Berlusconi defendía su inocencia. “Aunque hubiese habido sexo aquí, en un domicilio privado, no habría sido un delito. ¿Dónde está el delito?”, replicaba con esa gran sonrisa hollywoodiense suya.

Berlusconi siempre dijo que pensaba que la edad real de Ruby eran 24 años. “Siempre he dicho que no la había tocado, ni siquiera con un dedo, y Ruby dijo lo mismo. Nadie vio nada, así que para demostrar que hubo sexo necesitaría un fotógrafo, o un vídeo o un testigo fiable. Es pura invención”.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios