Cinco clásicos para recordar a Elizabeth Taylor en el aniversario de su muerte
  1. Celebrities
HOLLYWOOD

Cinco clásicos para recordar a Elizabeth Taylor en el aniversario de su muerte

Hace nueve años que despedimos a 'la gata de ojos violeta', pero a través de sus mejores películas su recuerdo permanecerá imborrable en el tiempo

Foto:  Elizabeth Taylor. (Getty)
Elizabeth Taylor. (Getty)

Fue la quintaesencia de una estrella y el último –con permiso de Sophia Loren– de los mitos de Hollywood, con una vida tan turbulenta como grandiosa fue su belleza y salvaje su talento. Elizabeth Taylor, que no Liz (“La gente que me conoce bien sabe que me llamo Elizabeth”, le dijo a Andy Warhol en una ocasión), se erigió desde finales de los años 40 como uno de los mayores mitos del séptimo arte.

“Mi madre dijo que estuve ocho días sin abrir los ojos después de nacer. Cuando los abrí, lo primero que vi fue su anillo de casada y mi suerte estaba echada”, dijo la actriz ganadora de tres Oscar, ​que se casó hasta en ocho ocasiones con siete maridos distintos.

Aprovechemos pues estos días de confinamiento para recordar a la que fuera megaestrella rutilante de extraordinaria belleza a través de cinco de sus mejores películas.

La gata sobre el tejado de zinc (1958)

Esta adaptación de la famosa obra de teatro de Tennessee Williams se iba a rodar en blanco y negro, pero Richard Brooks hizo una arriesgada apuesta para la época: rodarla en color. ¿La razón? Sus protagonistas. Quiso que el público pudiera ver la espectacular mirada azul de Paul Newman y los peculiares ojos violetas de Elizabeth Taylor. Durante el rodaje, la actriz recibió la noticia de la muerte en un accidente aéreo de su entonces esposo, el productor Mike Todd, lo que hizo que se entregara aún más a su personaje.

Cleopatra (1963)

En uno de los proyectos más legendarios de la historia del cine clásico, con permiso de 'Lo que el viento se llevó', Taylor firmó por un millón de dólares, la primera actriz en hacerlo, y como marca de la casa, comenzó el romance adúltero del siglo, con el amor de su vida y entonces hombre casado Richard Burton. La película obtuvo cuatro Oscar y aunque recaudó 24 millones de dólares –un éxito de taquilla para la época–, su elevadísimo coste de producción la convirtió en uno de los fracasos cinematográficos más sonados de la historia del cine.

¿Quién teme a Virginia Woolf? (1966)

Basada en una obra de teatro del dramaturgo Edward Albee y protagonizada por Taylor y Richard Burton, esta cinta nos presenta a un matrimonio que vive constantemente al borde del odio. Las interpretaciones son magistrales, especialmente la de la actriz, que ganó un Oscar por este título. Como curiosidad, esta es una de las dos únicas películas que han sido nominadas en todas las categorías elegibles, la otra es 'Cimarrón'.

De repente, el último verano (1959)

En la Nueva Orleans de 1937, una rica viuda, la señora Venable, ofrece al doctor Cukrowicz los fondos para crear un hospital a condición de que practique una lobotomía a su sobrina Catherine. Ese es el planteamiento de toda una obra maestra en la que se vuelven a unir los caminos de Elizabeth Taylor y Tennessee Williams. Este psicodrama sureño es un título duro, casi brutal, con un inesperado y surrealista desenlace.

Mujercitas (1949)

Antes de Timothée Chalamet y Emma Watson, Taylor también participó en una versión de la novela homónima de Louise May, que es una de las adaptaciones que respeta de mejor forma la obra original. La actriz –que entonces contaba con tan solo 17 años– interpretaba a Amy March, la menor de las cuatro hermanas que en plena guerra civil norteamericana han de sobrellevar el paso de la adolescencia a la madurez. El reparto estelar que encabezaba Taylor lo completaron June Allyson, Janet Leigh y Margaret O’Brien.

Elizabeth Taylor Hollywood
El redactor recomienda