Jack Dorsey, cofundador de Twitter, dona un billón de dólares para luchar contra el Covid
  1. Celebrities
Una acción muy solidaria

Jack Dorsey, cofundador de Twitter, dona un billón de dólares para luchar contra el Covid

El billonario ha revelado sorprendentes detalles de su rutina que incluyen comer una vez al día, ayunar los fines de semana e ir andando al trabajo... después de tres baños en hielo

placeholder Foto: @jack. (Getty)
@jack. (Getty)

El CEO y cofundador de Twitter, Jack Dorsey, ha sorprendido (de nuevo) pero esta vez no por sus diferentes hábitos, sino por su acción solidaria. Ha anunciado vía Twitter (como no podía ser de otra manera) que donará aproximadamente un 28% de su fortuna o, lo que es lo mismo, 1.000 millones de dólares para un fondo global para luchar contra el coronavirus.

Esta donación sale de sus participaciones de la red social Square, que también fundó. El estado de las donaciones se irá publicando según se efectúen a través de una hoja de cálculo disponible en la web y a la que enlaza en su mismo tuit. Además, en sus propias palabras, cuando esta pandemia se solucione ese dinero se enfocará en la salud y educación de las niñas y en una renta básica universal (UBI, Universal Basic Income).

A través de otro tuit explica por qué a estos dos focos tras finalizar con la pandemia: "Creo que representan las mejores soluciones a largo plazo para los problemas existenciales que enfrenta el mundo. La renta básica universal (UBI) es una gran idea que necesita experimentación. La salud y la educación de las niñas son fundamentales para el equilibrio."

¿Y por qué ahora? Como él mismo relata en el anterior tuit: porque quiere ver el impacto de esta donación en su vida. "Las necesidades son cada vez más urgentes, y quiero ver el impacto en mi vida. Espero que esto inspire a otros a hacer algo similar. La vida es demasiado corta, así que hagamos todo lo que podamos hoy para ayudar a las personas ahora."

Esta es la última y maravillosa excentricidad de un ser humano que sorprende a propios y extraños no solo con sus acciones solidarias, sino también por su dieta estricta, el ejercicio que realiza y una serie de hábitos -digamos- peculiares.

Este billonario de 43 años asegura que su única comida del día es la cena, pero que no come nada en absoluto durante los fines de semana. Soltero y con una fortuna valorada en casi 5.000 millones de euros, ha declarado que quiere formar una familia en algún momento, pero de momento está experimentando para sacar el máximo partido a su mente y a su cuerpo.

placeholder Jack Dorsey, en una imagen de archivo. (Getty)
Jack Dorsey, en una imagen de archivo. (Getty)

Parte de esa experimentación son los ayunos desde la noche del viernes a la del domingo en los que solo toma agua. “La primera vez que lo hice sufrí alucinaciones”, ha declarado. Asegura además que esta rutina le hace concentrarse mejor y dormirse más fácilmente. Para volver a prepararse para ingerir calorías, se toma un caldito de carne.

Aunque por sus ingresos podría permitirse los mejores expertos en fitness, Dorsey solo hace siete minutos de ejercicio al día con la app Seven. “No tengo entrenador personal. No voy al gimnasio”, asegura.

placeholder

placeholder

Eso sí, consigue quemar calorías extra yendo al trabajo andando cada día. Un trayecto de una hora y quince minutos nada menos. Una hora y cuarto de caminata el lunes con solo un caldito de carne en el cuerpo. Ay. Al menos, los martes y los jueves trabaja desde casa y se ahorra el paseo.

[LEER MÁS. Zuckerberg, Bezos o Cook: esto es lo que gastan en proteger a sus familias]

Dorsey, que fue vegano durante dos años, se ha cambiado a la dieta paleo –que se basa en consumir alimentos similares a los que se habrían comido en el Paleolítico–, después de que su madre le comentara que se estaba volviendo naranja por tomar demasiado betacaroteno.

“Nada me proporciona tanta seguridad en mí mismo como poder pasar directamente de la temperatura ambiente al frío”, asegura sobre su costumbre de darse hasta tres baños en hielo cada día. “Consigue abrir mi mente y siento que soy capaz de cualquier cosa”. El empresario ha 'mejorado' incluso el proceso alternando la piscina helada con 15 minutos de sauna.

placeholder Jack, con Obama en la Casa Blanca. (Getty)
Jack, con Obama en la Casa Blanca. (Getty)

Fanático -era de esperar- también de la meditación, asegura que en su día a día en Silicon Valley apenas consigue encontrar 10 minutos para practicarla, pero este año estuvo en un retiro en Birmania donde se levantaba a las 4 de la mañana y meditaba hasta las nueve de la noche.

Por último, asegura que para organizar su siguiente jornada de trabajo, cada noche actualiza su diario en la app de notas de su iPhone. “Trato de hacerlo cada día”, confiesa. “Está accesible todo el tiempo, está en la nube para que pueda consultarlo aunque no tenga mi teléfono y es seguro”.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Twitter Redes Sociales
El redactor recomienda