Logo El Confidencial
CORONAVIRUS

Jennifer Gates combate el estrés de la boda con un capricho 'olímpico' y millonario

La hija del magnate tecnológico ha adelantado la compra de un caballo de varios millones de euros que iba a competir en las Olimpiadas de Tokio 2020

Foto: Jennifer Gates, compitiendo en Suecia. (EFE)
Jennifer Gates, compitiendo en Suecia. (EFE)

Jennifer Gates, la hija de Bill Gates, será posiblemente una de las novias cuya boda será aplazada o modificada por culpa de las restricciones del coronavirus. Prometida desde el pasado mes de enero con el jinete egipcio Nayel Nassar, tantos sus planes nupciales como los hípicos se han detenido bruscamente.

No obstante, Jennifer tiene la vista puesta en el futuro y ni la cuarentena le ha impedido cumplir su sueño más olímpico. La hija del magnate tecnológico ha aprovechado la tesitura para invertir varios millones de euros en un imponente caballo en el que tenía puestos los ojos desde hacía tiempo. Gracias al Covid, cosas de la vida, ahora es suyo.

“Estoy muy agradecida y emocionada de que Darry Lou se una al equipo de Evergate Stables. He admirado a este maravilloso caballo y al equipo que hace con Beezie (jinete olímpica norteamericana con varias medallas a sus espaldas), uno de mis mayores ídolos en el deporte ecuestre, durante mucho tiempo," comentó Jennifer Gates, presidenta de Evergate Stables, hace unos días a través de sus redes sociales.

La clave: el aplazamiento de Tokio’20

Con las olimpiadas pospuestas hasta 2021 y sin nada que hacer a la vista, la hija de Bill Gates, dedicada en cuerpo y alma a las competiciones hípicas como otras grandes herederas del panorama internacional (Marta Ortega, Athina Onassis, Carlota Casiraghi…), ha aprovechado la parálisis del mercado ecuestre para darse este caprichazo.

Un caballo de varios millones de euros, inalcanzable para la mayor parte de los bolsillos de los competidores, y que ya está en sus establos gracias precisamente al aplazamiento de los juegos. Y es que, tal y como ella misma ha confesado, su venta estaba apalabrada para después de la cita olímpica en Tokio, no obstante, el coronavirus lo ha acelerado todo.

Elizabeth (Bezzie) Madden compite sobre Darry Lou en 2018. (EFE)
Elizabeth (Bezzie) Madden compite sobre Darry Lou en 2018. (EFE)

Es importante que el caballo no pierda la fuerza física y en las instalaciones domésticas de Jennifer, no le va a faltar de nada.

"Aunque nos entristece no ver a Darry y Beezie en los Juegos Olímpicos este año, estamos deseando conocerlo en casa mientras las restricciones para competir sigan vigentes, y seguir dándole el amor y cuidado que merece”, continuaba en su comunicado.

El caballo de Les Wexner

El caballo, aunque lo montaba profesionalmente Beezie Madden, pertenecía a Abigail Wexner, esposa del magnate millonario estadounidense, Les Wexner, fundador y propietario del imperio textil L Brands, que incluye marcas como Victoria’s Secret (hace unos meses vendió el 55%) o Abercrombie & Fitch.

Escaparate de Victoria's Secret en Boston.   (EFE)
Escaparate de Victoria's Secret en Boston. (EFE)

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios